• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    “La innovación, el espíritu emprendedor y la tecnología son parte de nuestra identidad”

    En 1942 la Universidad ORT Uruguay comenzó sus actividades en Uruguay como una escuela técnica miembro de la red educativa internacional, World ORT, fundada en 1880 por la comunidad judía de San Petersburgo (Rusia). En 1996 obtuvo el reconocimiento como universidad por el Ministerio de Educación y Cultura. Desde sus inicios sus pilares fundamentales fueron la innovación, el espíritu emprendedor y la tecnología, tres columnas vertebrales sobre las que la institución sigue construyendo su presente y proyectando su futuro. Con este enfoque, “durante años (la universidad) innovó en carreras que no se conocían en Uruguay y que han tenido gran impacto en la creación de mercados, inclusive de mercados de exportación”, como son las licenciaturas en Diseño Gráfico y en Videojuegos, señala a Trayectorias, Gaston Labadie, decano de la Facultad de Administración y Ciencias Sociales. Con el mismo espíritu, en los últimos años ha lanzado las licenciaturas en Negocios Digitales y en Comunicación Global. Hoy ORT tiene más de 13.000 estudiantes y cerca de 21.000 graduados, de los cuales el 97% se encuentra activo en el mercado laboral. Además, cuenta con 1.500 docentes e investigadores en su plantel académico. El modelo educativo conjuga perfectamente la teoría con la práctica, de modo que el estudiante pueda aplicar los conceptos en la vida real y, a la vez, desarrollar un enfoque más reflexivo de su trabajo, explica Gastón Boero, decano de la Facultad de Arquitectura.

    El espíritu emprendedor y la innovación forman parte de la identidad de la universidad. De allí la relevancia que ORT otorga no solo a formar estas habilidades en sus estudiantes, sino también a impulsar mecanismos que promuevan el emprendedurismo. “Podemos formar gente que luego tiene la capacidad de investigar o hacer cosas nuevas, pero eso muchas veces no es suficiente. Es necesario reducir las barreras para que esas ideas luego puedan ser llevadas a la práctica”, afirma el vicerrector, Julio Fernández. De esto y más conversaron con Trayectorias Fernández, Boero y Labadie, junto con Eduardo Hipogrosso, decano de la Facultad de Comunicación y Diseño, Eduardo Mangarelli, decano de la Facultad de Ingeniería, Denise Vaillant, decana del Instituto de Educación, Fernando Paganini, vicedecano de Investigación, y Nora Szasz, vicedecana académica de la Facultad de Ingeniería.

    Dr. Gaston J. Labadie, Arq. Gastón Boero, Dr. Fernando Paganini, Ing. Eduardo Mangarelli, Dra. Denise Vaillant, Ing. Julio Fernández, Dra. Nora Szasz e Ing. Eduardo Hipogrosso

    ¿Cuáles fueron los pilares fundamentales en los que se basó la creación de la Universidad ORT Uruguay y cómo han evolucionado a lo largo del tiempo?

    Fernández: La innovación, el espíritu emprendedor y la tecnología son parte de nuestra identidad. Surgió naturalmente hace mucho tiempo, al intentar atender las necesidades insatisfechas de la sociedad a nivel de formación terciaria. Para nosotros, la forma de abordar esta situación siempre fue adaptando las tendencias internacionales a la realidad uruguaya y generando nuevas propuestas.

    ORT se destaca por poner la agenda del futuro en el presente del Uruguay. Esto se traduce en una especial agilidad para impulsar escenarios productivos en el país, a partir de una actitud de investigación constante, la propuesta de perfiles disciplinares innovadores y la formación continua de generaciones de profesionales actualizados. La universidad busca formar agentes de cambio y líderes en acción. Para que esta misión se cumpla y logre un verdadero impacto es esencial alcanzar la mayor pluralidad posible desde la perspectiva de la inclusión, que exige un verdadero compromiso social, ético e ideológico para gestionar esa apertura.

    Según un reciente informe de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) y de Microsoft, hoy ORT registra casi la mitad de los ingresos nacionales a carreras técnicas en TIC (tecnologías de la información y la comunicación). ¿Qué impacto ha tenido ORT en el desarrollo de la tecnología y la industria del software en Uruguay?

    Mangarelli: La cantidad y la calidad de profesionales y técnicos formados en ORT, que conforman el ecosistema de empresas tecnológicas, tanto locales como internacionales, nos llena de orgullo. La Facultad de Ingeniería se destaca por la formación de profesionales y técnicos que, además de tener los conocimientos y fundamentos esenciales para su disciplina, adquieren el dominio de las herramientas tecnológicas de aplicación práctica en el mercado laboral, con líneas de especialización como la inteligencia artificial o la arquitectura de software. Adicionalmente, entendemos como fundamental la actitud emprendedora.

    Un rasgo distintivo de los egresados de ORT es su marcada actitud y habilidad emprendedora. Estas competencias son esenciales no solo para aquellos que optan por lanzar su propia startup, sino también para quienes aspiran a crecer profesionalmente dentro de una empresa. Por esta razón el espíritu emprendedor forma parte integral del núcleo de todas las carreras y disciplinas en ORT, abarcando desde las tecnologías de la información y el desarrollo de software hasta la biotecnología.

    Estudiantes haciendo una pausa en el patio de la Facultad de Arquitectura

    ¿Qué rol juega la universidad en el fomento de la innovación y el emprendedurismo en Uruguay?

    Fernández: La universidad fue parte de la fundación de Ingenio y también hoy está en funcionamiento CBI+I. Es parte de una visión de cómo pensamos nosotros que debe ser el desarrollo del país. En Uruguay no tenemos otra opción. Tenemos que concentrarnos en la innovación, porque no vamos a poder desarrollarnos de ninguna otra manera. Es un imperativo nacional que tenemos que meternos en la cabeza.

    Podemos formar gente que luego tiene la capacidad de investigar o hacer cosas nuevas, pero eso muchas veces no es suficiente. Es necesario reducir las barreras para que esas ideas luego puedan ser llevadas a la práctica. Si vos ayudás a crear empresas en esos sectores de innovación, estás generando distintas cosas: apoyás el desarrollo nacional y creás un canal de empleo que le permite a la gente desarrollar sus proyectos de vida. Creemos que eso también es parte de la misión que tenemos. Por eso, la universidad desarrolló el Centro de Innovación y Emprendimientos (CIE).

    ¿Cómo define la contribución de ORT Uruguay al desarrollo social y económico del país?

    Labadie: La contribución que quizás haya tenido un mayor impacto social y económico en la sociedad uruguaya es la innovación en carreras a todo nivel. Durante años se innovó en carreras que no se conocían en Uruguay y que han tenido un gran impacto en la creación de mercados e inclusive de mercados de exportación. Es el caso, por ejemplo, de las licenciaturas en Diseño Gráfico y de Animación y Videojuegos o de la enseñanza del marketing transversalmente y del enfoque internacional. Ejemplos recientes son la licenciatura en Negocios Digitales y la de Comunicación Global. También desarrollamos posgrados. En 1990 la Escuela de Negocios en Postgrados ofreció el primer Máster en Administración de Empresas (MBA) del Uruguay, y hoy como universidad mantenemos la innovación y el liderazgo lanzando recientemente posgrados en Big Data, Inteligencia Artificial y también en Creatividad e Innovación.

    Estudiantes de Comunicación en el estudio de televisión

    Varios estudios a escala mundial señalan que poco más del 20% de los ingresos a carreras STEM (por sus siglas en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) es representado por mujeres, ¿cuál es la realidad uruguaya y qué impacto ha tenido la Universidad ORT Uruguay en el desarrollo de las mujeres en estas áreas?

    Szaz: Como institución comprometida con la equidad de género, reconocemos las vastas oportunidades que existen para que las mujeres contribuyan al avance de la ciencia y la tecnología y hemos asumido la responsabilidad de estimular y promover su participación en estos campos. En el amplio espectro de oportunidades que van desde el diseño y la programación hasta la gestión de negocios y proyectos con base científica o tecnológica, así como en áreas de investigación, las mujeres aportan una capacidad natural para abordar problemas cotidianos y complejos. Por ejemplo, nuestra carrera de Ingeniería en Biotecnología ejemplifica cómo las graduadas de nuestra universidad están dejando una marca significativa en esta disciplina, ocupando roles destacados en Uruguay y dejando una huella duradera a nivel internacional. Seguiremos trabajando incansablemente para inspirar y respaldar a más mujeres a que se sumen a este emocionante mundo.

    ¿Qué impacto tiene la universidad en el desarrollo del sistema educativo uruguayo?

    Vaillant: Desde la universidad, creemos en la importancia que tiene la formación continua, empezando por el propio sistema educativo. Hoy es muy importante que los maestros, los profesores y los equipos técnicos que trabajan en los distintos niveles del sistema educativo realicen posgrados. El Instituto de Educación de nuestra universidad fue creado con el objetivo de brindar estas oportunidades.

    La evidencia indica que la formación a nivel de posgrados es uno de los factores que contribuye a la mejora de la enseñanza, dado que implica reflexionar sobre la práctica, investigar sobre una temática, a la vez que brinda la posibilidad de familiarizarse con las tendencias y la literatura relativa a un problema. Además, es una oportunidad de hacer recomendaciones para la política educativa.

    ¿Qué rol juega la investigación en ORT? ¿Qué actividades se realizan?

    Paganini: La investigación es la búsqueda de conocimiento nuevo que, acumulado en el tiempo, modifica la ciencia y la tecnología. Aunque el involucramiento más significativo en proyectos de investigación se da en los posgrados, los estudiantes de grado también pueden involucrarse tomando créditos por investigación durante la carrera, integrándose a algún grupo de investigación. Existen colaboraciones con distintas instituciones académicas del país, como la Universidad de la República o el Institut Pasteur, y también con universidades de la región o del mundo, como Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido y España. Además, tenemos proyectos en el área de energía con UTE y en inteligencia artificial con la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic).

    Estudiantes en uno de los laboratorios de Biotecnología

    ¿Qué características distinguen al modelo educativo de ORT?

    Boero: En un mundo en constante evolución, es necesario que los profesionales combinen la teoría con la práctica. Esta vinculación resulta crucial para que un estudiante adquiera una formación efectiva que le permita no solo una inserción laboral rápida y eficiente, sino, además, tener los fundamentos para asumir roles de liderazgo. Este modelo permite al estudiante ver cómo los conceptos básicos se aplican en el mundo real, lo que ayuda a valorar su relevancia y aplicabilidad, lo ayuda a desarrollar habilidades prácticas que serán valiosas en el ejercicio de su carrera profesional y, a su vez, lo impulsa a desarrollar un enfoque más crítico y reflexivo hacia su trabajo.

    ¿Qué características distinguen a los graduados de Universidad ORT Uruguay?

    Hipogrosso: Más allá de su calidad profesional y la actualización de sus conocimientos, los graduados de ORT son reconocidos por su actitud para crear en equipo, innovar y emprender. La metodología educativa de ORT, con énfasis en el aprendizaje colaborativo y centrada en la investigación aplicada, los impulsa a liderar transformaciones relevantes, con una alta capacidad de adaptación, comprometidos con el entorno, orientados a la acción y con apertura al trabajo multidisciplinario. Nuestros graduados se destacan también por un muy alto desarrollo de las habilidades blandas, actualmente muy valoradas en el mundo laboral.

    Trayectorias
    2023-12-05T15:39:00