La reforma jubilatoria tiene “contenido social” como nunca antes; si el Frente Amplio no la vota, “va a tener su costo”

entrevista de Ismael Grau y Pedro Tristant 

Rodolfo Saldain empieza a leer uno de los primeros mensajes que recibió en la mañana, pero la emoción lo detiene. “Llegó el día. Hoy culmina una etapa y comienza otra. Estoy convencida de que el producto final es bueno y que procura cambios necesarios en la seguridad social”. El texto es de una de las técnicas de un grupo que trabajó hasta entrada la noche del martes 26 en la redacción del anteproyecto de reforma jubilatoria. El cambio de etapa al que alude está marcado por la entrega, el miércoles 27, de ese documento a los socios de la coalición multicolor —y el viernes al Frente Amplio—; ahora se inician las discusiones políticas.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.