El gobierno apuesta a un TLC con China aun sin aval del Mercosur

4 minutos Comentar

Nº 2130 - 7 al 13 de Julio de 2021

escribe Guillermo Draper

Con la mirada puesta en firmar un tratado de libre comercio con China y sin haber logrado la flexibilización de la agenda exterior del Mercosur, Uruguay informó a los socios del bloque regional que prevé comenzar a negociar acuerdos con terceros países. El anuncio despertó malestar en Argentina y Paraguay, que consideran que esa conducta viola los textos fundacionales del Mercosur.

Durante la cumbre de ministros de Economía y Relaciones Exteriores que se desarrolló el miércoles 7, el canciller Francisco Bustillo defendió el objetivo del gobierno de Luis Lacalle Pou de lograr que Uruguay pueda negociar acuerdos comerciales con otros países, con o sin el Mercosur, como lo había propuesto meses atrás.

En acuerdo con Brasil, el gobierno presentó una propuesta de flexibilización de la agenda exterior del bloque y una rebaja del Arancel Externo Común (AEC). Paraguay y Argentina cuestionaron el planteo sobre las negociaciones casi desde el comienzo.

A la reunión del miércoles 7 los países llegaron sin consenso sobre ninguno de los dos temas.

Durante el encuentro de la mañana cada país planteó su postura sobre esos asuntos. En esa oportunidad, Bustillo informó que Uruguay consideraba que la decisión 32/00, que obliga a los socios a pedir autorización para negociar acuerdos comerciales con terceros, no estaba vigente porque “no está incorporada” por todos los países. Anunció además que comenzará a negociar fuera del bloque sin solicitar aval previo. Sobre el final, aclaró que el gobierno de Lacalle Pou reivindicaba su permanencia en el Mercosur.

Los ministros acordaron seguir discutiendo los dos temas en la tarde.

Sin embargo, a las 13.48 la Cancillería emitió un comunicado en el que detalló la posición uruguaya, lo que generó malestar en los gobiernos de la región. En la reunión de la tarde, los cancilleres de Argentina, Brasil y Paraguay le dijeron a Bustillo que la comunicación a la prensa en la mitad de la cumbre había sido “inoportuna” e “intempestiva”, relataron fuentes diplomáticas. El ministro respondió que el gobierno tuvo que dar su versión de los hechos porque en los medios argentinos circulaba la información de que Uruguay quería “romper” el Mercosur.

Argentina y Paraguay habían rechazado la propuesta de flexibilización desde el día en que la presentó Uruguay porque consideraba que rompía el bloque (Búsqueda Nº 2.120).

Tratado de Asunción

Más allá del enojo que provocó el comunicado, entre los socios hay malestar con la postura de fondo adoptada por Uruguay. Desde la Cancillería argentina dijeron a Búsqueda que consideran que con su decisión el gobierno de Lacalle Pou “está incumpliendo el Tratado de Asunción”.

El miércoles 7 por la tarde el gobierno paraguayo evaluaba qué posición adoptar ante la “sorprendente e inoportuna determinación” de Uruguay, dijeron fuentes diplomáticas.

El vicecanciller paraguayo, Raúl Cano Ricciardi, declaró a Búsqueda que el bloque quedó en una situación “delicada”. El diplomático recordó que el artículo 37 del Protocolo de Ouro Preto establece que las resoluciones se adopten por consenso y señaló que la decisión 32/00 no necesita ser internalizada por los socios para estar vigente, “porque reivindica lo que establecen los textos fundacionales del Mercosur”.

En la Cancillería uruguaya dijeron a Búsqueda que Brasil estaba al tanto del planteo que haría Bustillo. Relataron también que tienen informes jurídicos que avalan su opinión de que la decisión 32/00 no está vigente, pese a la posición contraria de otros países.

“Señal favorable”

En la reunión de la mañana y en el comunicado posterior el gobierno aseguró que “comenzará a conversar con terceros para negociar acuerdos comerciales extrazona”.

El principal objetivo de Uruguay es alcanzar un tratado de libre comercio (TLC) con China, dijeron a Búsqueda fuentes del Poder Ejecutivo. El gobierno de Xi Jinping transmitió en varias ocasiones que está dispuesto a negociar de manera bilateral o con todo el Mercosur. La administración de Tabaré Vázquez intentó avanzar por esa línea, pero se chocó con la postura contraria de los socios.

El 10 de junio el tema estuvo sobre la mesa cuando Bustillo y la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, visitaron Brasilia para coordinar acciones con el gobierno de Jair Bolsonaro. En esa oportunidad, transmitieron el interés uruguayo de negociar un TLC con China de manera bilateral y obtuvieron una “señal favorable” del ministro de Economía, Paulo Guedes, detallaron fuentes diplomáticas y políticas.

Los informantes añadieron que no está claro si Itamaraty comparte la posición de Guedes.

La cumbre del Mercosur se cerraró este jueves 8 con una reunión entre los mandatarios.

Información Nacional
2021-07-08T00:03:00