• Cotizaciones
    miércoles 17 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Un embajador exitoso

    Sr. Director:

    El embajador de Turquía en Uruguay está a punto de terminar su misión diplomática en el país después de casi tres años. Un embajador que debió trabajar para crear la sede física de la embajada de su país, un embajador que trabajó exitosamente para que el canciller de su país, Mevlut Cavusoglu, viniera a realizar la apertura de la embajada en Uruguay justo el día previo a la conmemoración del Genocidio Armenio a manos del Estado turco, donde fueron asesinados más de un millon y medio de armenios. Según palabras del mismísimo canciller del Uruguay, las intenciones turcas eran que ello ocurriera el mismo día 24 y que el gobierno operó para que no coincidiera, adelantando tan solo un día.

    El embajador turco también fue exitoso en lograr exponer una gigantografía con la imagen del dictador y genocida Mustafa Kemal, autoproclamado Ataturk, en la fachada de su embajada, un logro tan significativo como si el embajador de Alemania expusiera una gigantografía del Führer Adolfo Hitler en la fachada de su embajada.

    Evidentemente, estos éxitos son compartidos con la contraparte uruguaya que le permitió operar con casi total impunidad, a tal grado que en su breve estadía en Uruguay, el Sr. Canciller de Turquía se tomara la libertad de ofender a los integrantes de la Colectividad Armenia del Uruguay que se hicieron presentes para repudiar su visita al primer país del mundo en reconocer el Genocidio de 1915 con la realización del gesto de la organización ultranacionalista y fascista de extrema derecha Lobos Grises. Un gesto que le reportó el repudio unánime de todo el sistema político uruguayo y buena parte de la sociedad civil.

    Mientras todo esto ocurría, desde el gobierno uruguayo se expresaba con gran satisfacción que la política de apertura comercial a nuevos mercados vendría de la mano de los tratados de libre comercio (TLC) con China y con, justamente, Turquía. Cabe recordar que la propia Turquía había comenzado negociaciones con el Mercosur desde el año 2008.

    Ahora, al final de su misión, el propio embajador turco es quien blanquea la real situación del TLC, expresando en nota con este semanario en su edición del día jueves dos de noviembre que las negociaciones están suspendidas, ya que Turquía tiene prioridades con la Unión Europea que hacen incompatible el TLC con Uruguay.

    A esta altura resulta más que evidente que por un lado el gobierno turco, que había iniciado negociaciones con el Mercosur y no bilateralmente con Uruguay y que simultáneamente mantiene negociaciones con la Unión Europea, hacía todo esto sabiendo que sería una negociación imposible. Lo mismo se puede decir de parte del gobierno uruguayo, ya que resulta improbable que no supiera que este objetivo no se podía concretar, tanto por las restricciones propias del Mercosur, como por la situación de Turquía frente a la Unión Europea. Resulta muy imposible que los negociadores pudieran ignorarlo.

    Desde la Colectividad Armenia del Uruguay se advirtió a la Cancillería uruguaya sobre las verdaderas intenciones de Turquía respecto a la apertura de su embajada. Se explicó que desde que el gobierno de los Estados Unidos había decidido reconocer los eventos de 1915 como un genocidio, el gobierno turco ordenó a todos su embajadores trabajar para difundir aún más la postura oficial turca sobre estos acontecimientos, empezando por la negación sistemática, y recurrir a todas forma de interferencia respecto a toda la diáspora armenia, a la que considera como principal enemigo de Turquía.

    Las advertencias fueron absolutamente corroboradas por la realidad. Ante la presentación hace casi un año atrás en el Parlamento de un proyecto sobre la penalización de la negación del Holocausto judío y del Genocidio Armenio, por parte del diputado del Partido Colorado, Dr. Conrado Rodríguez. “La Embajada de Turquía transmitió al gobierno su preocupación por el proyecto de ley a estudio en el Parlamento”, como lo consigna el diario El País en su edición del día 16 de junio de este año. El chantaje turco se hizo evidente, planteando que este proyecto haría frenar el posible TLC, del cual ya sabíamos que resultaría imposible.

    El plan del gobierno turco funcionó a la perfección con la anuencia conciente de la Cancillería uruguaya, aparte de todo lo anterior, logró que la Cancillería dirigida por el ahora excanciller Francisco Bustillo guardara silencio por casi 10 meses frente al genocidio en curso respecto de los armenios de la República de facto de Artsaj, Nagorno Karabagh, que finalmente fueron forzados a refugierse en la República Armenia, luego de vivir por más de tres mil años en sus tierras ancestrales. Solo emite un muy triste comunicado una vez consumada la limpieza étnica por parte de Azerbaiyán, avalada por Turquía.

    Lamentamos profundamente el alejamiento del actual gobierno de la mejor tradición humanista y de defensa de los derechos humanos que ha caracterizado a nuestro país a lo largo de muchos años y que lo ubicaba en un sitial de prestigio en la comunidad internacional.

    Daniel Bedouny Mekhjian

    Cartas al director
    2023-11-08T21:27:03