En el teatro Solís se presentó la marca Altus, una herramienta para reconocer el impacto positivo de las organizaciones

En el Teatro Solís, el miércoles 26 se presentó´ Altus, una potente herramienta desarrollada por LSQA para reconocer organizaciones, iniciativas, sistemas de gestión o prácticas que contribuyen al desarrollo sostenible, avanzando en negocios más sanos y acciones más responsables. “No es una era de cambios, sino un verdadero cambio de era”, dijo el director de LSQA Ignacio Guarnieri antes de dar paso a un video explicativo.

Durante la presentación se reconocieron instrumentos de gestión calificados por Altus: el Programa ideaR Sostenibilidad de Deres, el sello de Gestión Sostenible de la Unión de exportadores del Uruguay y el Latu, la Certificación de Empresas B, el Programa de Viticultura Sostenible de INAVI, la Marca País Uruguay de Uruguay XXI y el reporte de sostenibilidad de Pacto Global. Mientras que Gemma, 3vectores, Julián Ruiz, Sellin Uruguay, 4d Lab y Techo Uruguay fueron reconocidas como proveedoras de servicios de impacto. Se realizó un reconocimiento público a las primeras 5 empresas registradas en Altus: Obratel y Frigoyi (nivel registro) y Frigorífico Las Piedras, Álvaro Paleo y Gramón Bagó (nivel compromiso).

El Desarrollo Sostenible es aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las de futuras generaciones. Será exitosa la organización que no centre su estrategia solo en la búsqueda de rentabilidad y resultados económico-financieros, sino también en un desarrollo donde no se comprometan los recursos de todos. Ya no es suficiente demostrar que se cuida el entorno y se mitigan los impactos negativos; hay que dar un paso más y generar impactos positivos a través de la innovación y la sostenibilidad. Una organización contribuye al desarrollo sostenible cuando genera valor compartido con los actores con los que se vincula considerando los ejes ambientales, sociales y de buena gobernanza corporativa. Altus es una herramienta que protege a las organizaciones de los riesgos de green-washing y de impact-washing, sustentada en la evaluación de la doble materialidad y la aplicación de instrumentos reconocidos y evaluados por terceras partes independientes, lo que da garantías adicionales respecto a evaluaciones de primera o segunda parte o auto-declaraciones, que pueden ser puestas en tela de juicio por competidores, clientes u otras partes interesadas.

Al terminar la presentación, los invitados disfrutaron de una sorpresa: un concierto de la Orquesta Filarmónica de Montevideo.

Fotos: Lucía Durán