Lilo, Lilo, cocodrilo: el primer musical protagonizado por Javier Bardem

Shawn Mendes le presta su voz al cocodrilo cantante que protagoniza la película infantil que se estrena este jueves 27

Directo de las páginas de la colección de libros que es best seller entre los lectores más pequeños, Lilo el cocodrilo cobra vida en esta película musical. La sensación juvenil Shawn Mendes —conocido por éxitos como There’s Nothing Holdin’ Me Back, Señorita y Stitches— le presta su voz a Lilo en este filme en el que Javier Bardem se anima por primera vez a cantar y bailar.

Todo empieza cuando la familia Primm se muda a Nueva York y su hijo Josh no logra adaptarse a la ciudad: extraña su vieja escuela y a sus amigos. Pero su vida se llena de alegría cuando descubre que en el ático de su nueva casa vive Lilo, un cocodrilo que tiene bastante de humano: le gusta tomar largos baños, el caviar, y sobre todo, cantar. Pronto Lilo y Josh se vuelven inseparables. La dupla, junto con los padres del niño y el impredecible y carismático dueño de Lilo, Hector P. Valenti (Bardem), formará un equipo lo suficientemente unido e incondicional como para hacer frente a Mr. Grumps (Brett Gelman), el malvado vecino que amenaza la existencia de Lilo.

La música acompaña, de principio a fin, esta historia, con una banda sonora creada por los célebres compositores detrás de The Greatest Showman y La La Land, Benj Pasek y Justin Paul. El canante canadiense Shawn Mendes asegura haberse sentido conectado con Lilo el cocodrilo por sus tiernas aspiraciones: “Lyle solo quiere tener una familia, sentirse como en casa y sentirse conectado con las personas, lo cual es un concepto muy hermoso para mí. Creo que eso es lo que lo hace tan adorable y hace que sea tan fácil identificarse con él. Lilo dice algo así como que ser el centro de atención es hermoso y genial, pero realmente es el amor la razón por la que canta. Cuando se siente cómodo, cuando se siente aceptado, es cuando quiere cantar, y creo que es un sentimiento genial y universal. Me relaciono mucho con él”.

Bardem, por su parte, cuenta que de este proyecto, que lo sacó por completo de su zona de confort, lo atrajo la oportunidad de actuar en una película que pudieran ver sus hijos y otros niños. Según el actor, el filme es conmovedor porque “habla de la importancia de permitir realmente que alguien entre en tu vida sin sentir miedo o tener prejuicios sobre cómo será, y simplemente estar abierto a lo que esa persona tiene para ofrecer”.