En un stand sostenible, Estela Jinchuk y Altavista le dan una segunda vida a los lentes

Por los desperdicios que produce, la industria de la moda es una de las más contaminantes. Aunque lejos está de la llamada moda rápida, el mundo óptico también contamina a gran escala, con armazones que no se pueden reciclar o que muchas veces los usuarios no saben dónde descartar. 

Para visibilizarlo y hacer frente a este problema se instaló en planta baja de Punta Carretas Shopping BioOptical, un pop up que estará abierto hasta el jueves 24 de setiembre. 

El stand, que es utilizado para la exhibición y venta de productos ópticos, fue fabricado con materiales sostenibles y ecosostenibles. Además, está diseñado de tal manera que puede volver a utilizarse en otros espacios, incluso cambiando su tamaño o su formato.

La propuesta involucra una experiencia de impacto circular, ya que promueve el reciclado de armazones, otorgándole al cliente la posibilidad de entregar como parte de pago sus lentes usados. Estos se restauran para ser donados a la organización sin fines de lucro El Abrojo. Si alguna pieza no está en condiciones de reutilizarse, la empresa Altavista se hace cargo de su correcta disposición final.

Las marcas exhibidas son Mytho Eyewear y Áureo Frames, de Uruguay, y Karün, una marca chilena pionera en sostenibilidad. Los productos son comercializados por la Óptica Estela Jinchuk, que además ofrece asesoramiento personalizado. 

El proyecto, además, cuenta con el auspicio de la iniciativa Pacto Global, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y de Sistema B, quienes promueven un cambio hacia economías sustentables donde el éxito y los beneficios financieros incorporen el bienestar social y ambiental.

Fotos: Adrián Echeverriaga