Vázquez, Temer y Macri en la cumbre presidencial del Mercosur en Mendoza. Foto: AFP

El deterioro en la relación con Brasil genera complicaciones a Uruguay en varios frentes

3min 4 1
Nº1939 - al de Octubre de 2017

El gobierno del presidente Tabaré Vázquez entiende que una “seguidilla de desencuentros” vienen complicando la relación con Brasil y observa con “preocupación” los posibles impactos que esa situación puede aparejar para la economía uruguaya, aseguraron a Búsqueda fuentes oficiales.

El más reciente foco de conflicto estalló esta semana con el anuncio de la suspensión de las licencias para la entrada al mercado brasileño de lácteos procedentes de Uruguay.

Pero ya desde antes había una “pésima” relación entre las Cancillerías de los dos países y un mal vínculo entre los presidentes, como consecuencia de una sucesión de desencuentros, afirmó una fuente del Poder Ejecutivo. La resistencia brasileña para que Uruguay y el Mercosur avancen en la negociación de un tratado de libre comercio con China, el aumento de la tasa consular que el gobierno de Vázquez pondrá en vigor desde 2018 y las críticas uruguayas a la flexibilización laboral aprobada este año en Brasil, tensionaron la relación bilateral, agregó el informante.

Otro punto de disenso refiere a las negociaciones con la Unión Europea. Tras la ronda de la semana pasada, entre los socios del Mercosur hay discrepancias en cuanto a los pasos a seguir, según consultas realizadas por Búsqueda. El gobierno de Vázquez quiere cerrar esta etapa antes de fin de año, como había quedado planteado en una reunión de los dos bloques en julio. Pero una fuente de Itamaraty —la Cancillería brasileña— dijo que “quien puso el plazo de diciembre fue Europa; es un plazo de los europeos y no del Mercosur”.

Leche.

Ya en setiembre de 2016 el ministro de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil, Blairo Maggi, había transmitido la idea de limitar la entrada de lácteos uruguayos a ese país.

El jerarca cumplió con su amenaza y el martes 10 anunció en una comisión legislativa que se suspenderán las licencias de importación de leche y derivados de Uruguay hasta que se demuestre que el 100% del volumen exportado a Brasil es producido en territorio uruguayo. Maggi se basó en denuncias de gremiales lecheras brasileñas de una supuesta triangulación comercial.

La restricción administrativa será adoptada “inmediatamente”, se indicó en una nota de prensa del Ministerio brasileño. Y anunció que una misión técnica llegará a Uruguay próximamente.

“Es la primera medida práctica que estamos tomando. Ya había defendido públicamente que tendremos que negociar con Uruguay cuotas como hay con Argentina. Uruguay no se siente cómodo con hacer eso, pero es necesario para el mercado brasileño”, agregó Maggi.

Una medida más drástica está en el horizonte, participando a Itamaraty, así como a otras instituciones y países, que es retirar la leche del Mercosur como sector desgravado, declaró Maggi. Alegó: “Trabajamos en esa dirección, ya que la situación se está transformando en casi insoportable para el productor brasileño, en función de costos locales que hacen inviable competir con ellos”.

El gobierno uruguayo recibió con “sorpresa y estupor” la suspensión de las licencias. Entre las autoridades económicas la situación generó “preocupación”, dijeron las fuentes de Búsqueda.

El canciller Rodolfo Nin Novoa consideró que es “absolutamente insostenible que se diga que Uruguay triangula leche” para vender al mercado brasileño.

Nin y el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, explicaron el miércoles 11 en una conferencia de prensa que en 2016 la industria láctea uruguaya exportó a Brasil volúmenes de leche en polvo que quedaron en stock de 2015, luego de la caída de los negocios con Venezuela.  

El canciller llamó a su par brasileño, Aloysio Nunes, quien le transmitió que “velará por una buena relación” bilateral, relató.

En paralelo a esas gestiones, el Poder Ejecutivo considera como una posibilidad reclamar ante organismos del Mercosur y la Organización Mundial del Comercio.



El miércoles 11, tras una consulta con el presidente Vázquez y una llamada a la Embajada brasileña, Aguerre ordenó demorar el ingreso de mercaderías provenientes de ese país, como una suerte de “medida espejo”, dijeron las fuentes de Búsqueda. Cuando se tuvo la confirmación del ingreso de camiones que transportaban lácteos uruguayos hacia ese país, entonces Ganadería liberó el acceso de la mercadería brasileña.

Para el jueves 12 fue convocado el Gabinete de Competitividad con el propósito de “revisar” la agenda comercial con Brasil.

Nin Novoa criticó la decisión del gobierno brasileño por su “hostilidad” y lo “inoportuna”, en momentos en que el Mercosur negocia un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

Brasil fue el principal mercado para los lácteos uruguayos en 2016 (US$ 347 millones) y acaparó algo más de 60% de las exportaciones del rubro, según datos del Instituto Uruguay XXI. Este año sigue siendo el mayor destino, aunque los negocios vienen cayendo.

El cierre de ese mercado llega en un momento complejo para los tamberos y la industria láctea local.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.