Ergonomía, eclecticismo y responsabilidad ambiental en la Semana del Diseño de Milán

Hasta hace unas semanas las calles de la icónica ciudad italiana recibieron visitantes de todas partes del mundo para celebrar su tan aclamada Semana del Diseño, el evento que congrega a los principales referentes de la industria. Durante seis días, del 18 al 23 de abril, Milán resultó el punto de encuentro para disfrutar de la tradicional feria Salone del Mobile, así como de las actividades enmarcadas en el Fuorisalone que se reparten por todo el casco urbano. 

En este mix perfecto entre academia, institución y comunidad, se lucieron las últimas tendencias en diseño y decoración para el hogar. De este formato resulta particularmente interesante la sinergia que se sucede a lo largo y ancho de la ciudad, evocando entre locales y turistas un clima festivo auténtico. Si bien como telón de fondo el propósito de esos días tiene que ver con promover la industria local y posicionar a Milán como capital de diseño, el medio para lograrlo es provocar una movida que integra de forma transversal no solo a instituciones y profesionales, sino también a barrios y vecinos. 

<em>Los materiales nobles y simples, los decorados envolventes y los diseños sustentables marcan definitivamente los interiores del mañana.</em>Los materiales nobles y simples, los decorados envolventes y los diseños sustentables marcan definitivamente los interiores del mañana.
<em>Lo curvy, un estilo que enaltece las formas redondeadas y suaves para aportar sofisticación y elegancia, es la tendencia de esta temporada, con aires sesentosos y maximalistas.</em>Lo curvy, un estilo que enaltece las formas redondeadas y suaves para aportar sofisticación y elegancia, es la tendencia de esta temporada, con aires sesentosos y maximalistas.

Todos esos eventos que complementan la exposición de marcas en la gran feria internacional no tienen una organización central ni cuentan con gestión privada. Esta idea —que­ se materializa hoy en el Fuorisalone— nació espontáneamente en la década de 1980 a partir de la voluntad de un grupo de empresas que visualizaron una plataforma satélite capaz de acercar contenido, establecer relaciones y promover la cultura con el diseño como protagonista. 

<em> La Semana de Diseño deja en claro que la comodidad de los muebles parece ser el principal factor diferencial a la hora de escoger un diseño u otro de muebles. </em>La Semana de Diseño deja en claro que la comodidad de los muebles parece ser el principal factor diferencial a la hora de escoger un diseño u otro de muebles. 

Para poner en marcha este escenario se requiere de identidad, flexibilidad, multicanalidad y trabajo en red entre todos los integrantes que conforman el Fuorisalone y su atractivo calendario de actividades. Se trata de una oportunidad indiscutida para descubrir una ciudad en constante evolución, conocer la belleza de edificios históricos y explorar lugares que habitualmente son inaccesibles. 

Golpe de inspiración para el hogar. El Salone del Mobile hizo su primera aparición en 1961 con el objetivo de promover el diseño italiano. Anualmente, el encuentro ofrece una visión 360° del mundo de los muebles para el hogar, desde piezas de autor únicas hasta sets que reflejan distintos estilos y nuevas tendencias. Los más de 2.000 stands que participan en cada edición funcionan como elementos arquitectónicos y comunicativos al mismo tiempo, donde se presentan las nuevas colecciones y los conceptos de vida que propone cada marca. 

<em> En colores, el verde destaca por sobre todos, aunque también los tonos tierra como el nude y el ladrillo.</em>En colores, el verde destaca por sobre todos, aunque también los tonos tierra como el nude y el ladrillo.
<em>Esta edición presentó novedades que transmiten una narrativa basada en recuerdos y hábitos familiares, evocando ambientes donde reina la armonía y el confort aunque sin perder la elegancia.</em>Esta edición presentó novedades que transmiten una narrativa basada en recuerdos y hábitos familiares, evocando ambientes donde reina la armonía y el confort aunque sin perder la elegancia.

El evento es un catalizador innovador de proyectos e ideas, además de un polo de atracción internacional, ya que un tercio de los expositores provienen de otros países de Europa, Estados Unidos y China, entre otros. Esta convivencia hace que la feria resulte un puente cultural con propuestas de primerísima calidad en un recorrido disfrutable, fresco y dinámico. En esos pabellones se luce la creatividad de las mejores empresas de diseño, capaces de desarrollar un catálogo innovador de productos y soluciones habitacionales que muestran de primera mano las grandes tendencias de cada año.

Este 2023 las novedades transmiten una narrativa basada en recuerdos y hábitos familiares, evocando ambientes donde reina la armonía y el confort aunque sin perder la elegancia. Se ha recuperado el valor de los objetos y su capacidad para contar historias. El fin parece ser alejar el interior del hogar de la preocupación, la ansiedad y la vorágine de la vida exterior. 

<em> El nuevo leitmotiv es más es más, por eso la presencia de grandes muebles en tamaño XL y líneas de fuerte carácter.</em>El nuevo leitmotiv es más es más, por eso la presencia de grandes muebles en tamaño XL y líneas de fuerte carácter.

Hay una búsqueda hacia la ergonomía y lo ecléctico, lo que hace que la comodidad de los muebles sea el principal factor diferencial a la hora de escoger un modelo u otro. Los materiales nobles y simples, los decorados envolventes y los diseños sustentables marcan definitivamente los interiores del mañana.

A su vez, la responsabilidad medioambiental también se postula como uno de los ejes más importantes de lo que vendrá y estuvo presente en la última edición de la feria con temas como la reutilización, la circularidad y la eficiencia energética. De hecho, se instó a los organizadores a dejar atrás aquellos stands monumentales con un ciclo corto de vida, para dar lugar a nuevas instalaciones más ligeras y modulares realizadas en cartón y madera reciclados. 

<em> Lo que realmente importa es cómo se combinan los colores para generar emociones y sensaciones, algo que se conoce como neuroarquitectura.</em>Lo que realmente importa es cómo se combinan los colores para generar emociones y sensaciones, algo que se conoce como neuroarquitectura.

El mensaje que acompaña los diseños de hoy contempla el origen de los materiales, su vida útil y los métodos de producción. Así, las materias primas como el algodón, la lana, el yute y el papel se combinan con técnicas artesanales y tecnologías avanzadas, obteniendo diseños sublimes en clave contemporánea. La madera local, al igual que en temporadas anteriores, vuelve al protagonismo de la escena para ser utilizada en su forma más natural posible, de modo que pueda lucirse la sinuosidad de sus vetas. 

Esta tendencia va acompañada del regreso de lo curvy, un estilo que enaltece las formas redondeadas y suaves para aportar sofisticación y elegancia, en esta temporada en especial, con aires sesentosos y maximalistas. El nuevo leitmotiv es más es más, por eso la presencia de grandes muebles en tamaño XL y líneas de fuerte carácter. 

<em> El mensaje que acompaña los diseños de hoy contempla el origen de los materiales, su vida útil y los métodos de producción.</em>El mensaje que acompaña los diseños de hoy contempla el origen de los materiales, su vida útil y los métodos de producción.

En colores, el verde destaca por sobre todos, aunque también los tonos tierra como el nude y el ladrillo. Lo que realmente importa es cómo se combinan los colores para generar emociones y sensaciones únicas en cada ambiente. Esta concepción sigue la línea de lo que se conoce como neuroarquitectura, una ciencia dedicada a cómo el espacio puede influir en nuestro cerebro y estado de ánimo. 

<em> La madera, al igual que en temporadas anteriores, vuelve al protagonismo de la escena para ser utilizada en su forma más natural posible.</em>La madera, al igual que en temporadas anteriores, vuelve al protagonismo de la escena para ser utilizada en su forma más natural posible.

-

Modo sustentable 

Los biomateriales elaborados a partir de elementos del universo marino (como escamas de pescado o conchas de ostras) fueron de las mayores innovaciones que presentó el Salone del Mobile en su 61a edición. Considerando su impacto ambiental positivo y su potencial para revitalizar economías locales, estas creaciones reivindican la premisa de que nada es desperdicio. Así los recursos del mar pasan a ser una alternativa —en abundancia—para realizar productos sorprendentes, biodegradables y reciclables. 

Desde el País Vasco, la novedad que se llevó todas las miradas fue Scalite, un material compuesto por escamas de pescado, firmado por el diseñador Erik de Laurens, que tiene en apariencia la misma compacidad que cualquier cerámica, pero 100% sustentable. Su aspecto áspero es similar al de la piedra y puede utilizarse tanto en revestimientos como en muebles, vajilla y objetos decorativos.

En esta misma línea también deslumbró una superficie de resina compuesta en un 60% por conchas de mar y un revestimiento para edificios elaborado con esa misma materia prima. En ambos casos, se trata de productos de bajos requerimientos energéticos en su etapa de producción y prácticamente nula huella de carbono. 

El potencial de estas innovaciones comienza a recorrer cada rincón del mundo, de manera que las nuevas prestaciones puedan elevarse a una escala de producción en serie para expandirse sin límite por todo el mercado. Lo cierto es que a partir de estas primeras hazañas se abre un abanico a explorar de las múltiples aplicaciones que los elementos de la naturaleza poseen para contribuir a una producción más amigable y a un diseño más consciente.