Tendencias en interiorismo según la edición 2023 de Casa FOA

En Buenos Aires, Casa FOA reunió a más de 70 decoradores, arquitectos y paisajistas que intervinieron 4.500 m2 con lo que se viene en interiorismo, logrando que la arquitectura y el diseño se convirtieran en arte

El circuito cultural de Buenos Aires acerca a locales y turistas una variedad de propuestas casi infinita: desde galerías de arte contemporáneo hasta grandes museos, ferias de diseño, murales callejeros y exhibiciones teatrales. La ciudad resulta un escenario vibrante para disfrutar de experiencias artísticas para todos los gustos. 

Pero hay una parada prácticamente ineludible­, que desde 1985 se consolida como una referencia con prestigio en toda la región: Casa FOA, la exposición que cada año reúne a profesionales y aficionados de la arquitectura, el interiorismo y el paisajismo. 

Concebida como un espacio para el libre desarrollo de la creatividad, que promueve el diseño argentino y su valor como agente de transformación social y económica, la exhibición de tendencias se complementa con una agenda itinerante de actividades. Todo esto resulta en un programa privado de apoyo público, basado en la innovación, la inclusión, la sostenibilidad y la solidaridad. 

Desde sus inicios Casa FOA ha cosechado reconocimiento y alcance, impulsada como una iniciativa solidaria por Mercedes Malbran de Campos con el fin de recaudar fondos para la Fundación Oftalmológica Argentina Jorge Malbran (de ahí la sigla FOA). A su vez, uno de los pilares más importantes de esta idea tiene que ver con descentralizar la oferta cultural en la capital porteña. 

Siguiendo esta línea, cada año la sede cambia de ubicación para dar a conocer al público edificios patrimoniales, áreas urbanas en proceso de transformación e iniciativas inmobiliarias con valor agregado. El hecho de apostar a estas arquitecturas históricas significa reforzar el vínculo entre lo patrimonial y lo urbanístico. Es una demostración de que el pasado puede convivir con las necesidades del presente, innovando pero sin perder las huellas que hacen al acervo cultural.

A lo largo del tiempo Casa FOA ha pasado por construcciones históricas y emblemáticas como el exconvento Nuestra Señora de la Misericordia, una joya arquitectónica de más de 130 años; Casa Campos, un edificio de estilo inglés que data de mediados del siglo pasado; el ex asilo de ancianos de estilo neocolonial Palacio Cabrera, y el exbanco Tornquist, construido por Alejandro Bustillo en 1928.

Recientemente, en su última edición llevada a cabo del 15 de setiembre al 16 de octubre, la exposición se instaló en el exedificio del Tiro Federal Argentino, ubicado en el barrio de Núñez, dentro del proyecto urbanístico Parque de Innovación de la Ciudad de Buenos Aires. Esta obra icónica de la arquitectura racionalista fue construida por la Dirección General de Ingenieros en 1937 y supo ser una de las más modernas de Sudamérica por su tecnología de avanzada. 

Además de una oportunidad para recorrer una obra declarada Monumento Histórico Nacional, la 39a edición de Casa FOA reunió más de 70 expositores entre decoradores, arquitectos y paisajistas, que intervinieron un área de 4.500 metros cuadrados para mostrar nuevas tendencias de interiorismo. 

Bajo el lema “El diseño comunica”, se invitó a los visitantes a reflexionar sobre las múltiples formas en que el diseño trasciende su función de proyectar objetos y ambientes. A través de 46 espacios, profesionales del sector inspiraron con su capacidad para resolver los desafíos del habitar contemporáneo mediante la creatividad y la experimentación.

Dentro de este contexto y tras ver pasar la exposición, la exsede del Tiro Federal –bautizada ahora con el nombre de Casa Histórica– será reutilizada incorporando nuevas funciones con propuestas gastronómicas, centro de salud, consultorios externos, oficinas comerciales, salones de usos múltiples y la construcción de más de 1.000 cocheras cubiertas en dos subsuelos. 

Espacios que inspiran creatividad. Cada nueva edición de Casa FOA finaliza con la entrega de premios a los espacios más destacados de la muestra. Este año los galardonados fueron seleccionados por un jurado integrado por los arquitectos Martín Zanotti, Jorge Muradas, María Zunino, Paula Delia y Mónica Melhem. Entre todos los ganadores se distinguen:

Espacio Cafetería, medalla de oro. La dupla de arquitectos Fernando Russi y Nicolás Mogetta recibieron la medalla de oro Mercedes Malbrán de Campos a la Arquitectura y Diseño 2023 por su Espacio Cafetería. La intención de los profesionales es destacar cada uno de los elementos del espacio original, tanto la caja racionalista de la arquitectura del edificio como el imponente mural El desembarco de los cañones, de Benito Quinquela Martín. La función del espacio se plantea bajo el concepto de simpleza. El proyecto cubre las superficies en una madera negra con veta a la vista buscando prolongación entre los planos y sugiriendo una reminiscencia a la continuidad material en la arquitectura racionalista.

Hall central,  medalla de plata. El reino fungi­ de Julio Oropel y José Luis Zacarías Otiñano, ubicado en el hall central del edificio, es una propuesta conceptual que gira en torno al pensamiento ecológico y evolutivo sobre la interconexión de todos los seres vivos. Los materiales nobles, los pisos graníticos, los mármoles y las geometrías circulares son elementos protagónicos en este imponente vestíbulo que se reconvirtió alternando ciencia, naturaleza, tecnología y creatividad. Mención aparte para las esculturas orgánicas de la artista Florencia Echevarría. 

<em> Reino fungi, de Julio Oropel y José Luis Zacarías Otiñano.</em>

Reino fungi, de Julio Oropel y José Luis Zacarías Otiñano.

Cocina de encuentro, primera mención a la arquitectura y diseño. Con una propuesta escenográfica, María Delia Zacagnini se lució diseñando una cocina abierta con una gran isla que oficia a la vez de mesa de centro. Conviven diversas texturas y equipamiento de vanguardia, destacándose especialmente una zona de fuegos circular. 

Modulus, premio al Nuevo Talento.  Los diseñadores emergentes Adrián Moyano y Carolina Scolni diseñaron un espacio de cocina y home office que mereció el premio a Nuevo Talento. Pensado para transmitir calma, orden y simplicidad, se buscó crear un entorno propicio para la inspiración y la creación. Así, el diseño general se caracteriza por líneas limpias y una estética minimalista sin mucho ornamento visual. 

LAS TENDENCIAS QUE DEJÓ CASA FOA 2023

El regreso de lo curvy. Una de las grandes tendencias en interiorismo son las líneas curvas que emergen en cada detalle de los espacios, desde mobiliario hasta luminarias, objetos decorativos y estructuras constructivas. Este estilo desarrolla espacios acogedores, dinámicos y fluidos. 

Full monocromo. Los diseñadores apuestan a la monotonía a través de una paleta de colores monocromática. El concepto color drenching o bañado de color inspira espacios de un único color presente en diferentes materiales y texturas. 

Materiales texturados. Contrarrestando la monocromía, aparecen diferentes texturas que aportan impronta a los espacios. Vuelven las piedras, los velvet, el cemento alisado y el mármol. 

Iluminación con carácter. El uso de la iluminación se torna cada vez más creativo. Los juegos de luces se apropian de los espacios con luces LED, tiras, lámparas colgantes y luminarias de autor con efectos atractivos que favorecen una atmósfera especial. 

TE PUEDE INTERESAR