Sobre el DV Catena cabernet malbec

Aficionado: sust. Quien tiene gusto por una actividad y la practica por placer sin recibir algo a cambio

DV Catena cabernet malbec. 2020. 13.5 grados alcohol. 1.495 pesos.

La cata como debe hacer un catador

Color rojo rubí medio, con reflejos rosa. Claro, limpio, da sensaciones claras de pureza. La nariz es dulce, con recuerdos a marrones rojos y un poquito verde, pero muy agradables. Impresiones de frutas rojas pasas que combinan muy bien. En boca es complejo, se nota bien integrada la madera. Un final largo, armonioso y redondo.

La cata de un cualunque como yo

Lindo vino, para todos los días, si el bolsillo se lo permite, pero si no, para alguna ocasión especial, no lo deja nunca mal parado. Redondito, fácil, no aburre como algún malbec; el cabernet le da ese “hip hop”, o vaya a saber bien qué, que lo hace picantón. Con un poco de imaginación, si no llegamos a un Angélica, este sobrino lo sacará de algún apuro con un regalito, o para llegar a la casa de los amigos sin defraudar. Y si le preguntan, explique que el cabernet le da ese “qué sé yo, ¿viste?” —como dice el tango—. “Salís de tu casa por Arenales, lo de siempre, en la calle y en vos. Cuando, de repente, de atrás de un árbol me aparezco yo”, un DV Catena.

Mi puntaje: ¡Dame otra!