BMW presentó dos nuevos modelos que permiten elegir la forma de propulsión

Con la finalidad de presentar por anticipado los nuevos modelos BMW i4 100% eléctrico y el nuevo BMW X1, Magna Motors invitó a periodistas y medios de comunicación a una exclusiva cena en la bodega Bouza. El encuentro fue una excelente oportunidad para que los representantes de los medios apreciaran en detalle las características de estos dos nuevos modelos, que se integran a la completa propuesta que la casa alemana presenta en nuestro país. 

El gerente general de Magna Motors, Federico Bangerter, señaló que el nuevo BMW X1 es una versión completamente renovada, que hoy se presenta en su versión a combustión, pero que fue desarrollada bajo el concepto The Power of Choice, para que los clientes de la marca puedan elegir la forma de propulsión: a combustión, híbrido enchufable PHEV y 100% eléctrico. Dentro de las novedades que presenta el nuevo vehículo se destaca un mayor espacio interior y la nueva pantalla curved display, con todas las funcionalidades para una experiencia de conducción única tanto en la ciudad como en la ruta. 

Asimismo, Bangerter se refirió al nuevo BMW i4 indicando que “es el primer coupé 100% eléctrico que BMW lanza en el mundo, resaltando el placer de conducir, ahora integrado a la tendencia hacia la movilidad sustentable, con cero emisiones”. 

El i4 eDrive 40 combina su perfil deportivo y sostenible con el diseño elegante, la amplitud y la practicidad de un gran coupé de cuatro puertas. Su autonomía es de 590 kilómetros (WLTP) y su capacidad de carga de hasta 200 kW permite aumentar su autonomía en 164 km en solamente 10 minutos en los puntos más potentes de la red de carga del país. La carga completa en un Wallbox de uso doméstico requiere 8,5 horas.

Luego de apreciar los nuevos modelos, los invitados disfrutaron de una exquisita cena que comenzó con bocaditos de bienvenida y siguió con una entrada que consistió en ensalada de verdes con salmón ahumado y queso crema, y después con baby beef asado con gratin dauphinois y reducción de salsa tannat de plato principal. La velada terminó con un postre infalible: tarta de manzana con helado de crema.

Fotos: Sofía Torres