El Mundial 2023 tiene que ser un proyecto país, dijeron autoridades del deporte en el sexto Desayuno de Búsqueda

El ciclo de Desayunos Búsqueda, que celebra los 50 años del semanario, se tiñó de celeste rumbo al Mundial 2030. El sexto encuentro reunió en Magnolio Sala al secretario nacional del Deporte, Sebastián Bauzá; al presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso, y al presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Alejandro Domínguez; el director periodístico de Búsqueda, Andrés Danza, y el periodista Juan Pittaluga fueron los encargados de entrevistarlos.

En una charla marcada por el optimismo y con una platea repleta de futbolistas, autoridades de clubes deportivos, diplomáticos, ministros y legisladores, los invitados anunciaron una serie de novedades. Domínguez anticipó que mantendrá reuniones con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, para avanzar en la posibilidad de que Uruguay reciba el Mundial 2030 en conjunto con Argentina, Paraguay y Chile. En setiembre y noviembre de este año se llevarán adelante reuniones en las que se interiorizará sobre algunos requisitos para que el Mundial sea en esta región. 

“Nos parece y sentimos esa responsabilidad porque nos toca en este momento representar al fútbol sudamericano y honrar la memoria de aquellas personas que tuvieron el coraje, la valentía y la visión de organizar el primer Mundial”, expresó Domínguez. “La FIFA tiene que entender que es un hecho histórico el que va a acontecer, e Infantino tiene que comprenderlo, y lo está haciendo. Tengo que admitir que está muy abierto. También nuestros pares en Europa entienden que no es un Mundial más, es el centenario y hay que honrar la memoria”. Además, el presidente de la Conmebol contó que mantiene un buen diálogo con su par de la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol (UEFA), Alexander Ceferin, con quien intenta alcanzar un acuerdo para que el torneo se realice en Sudamérica y no en la sede que propone Europa (España, Portugal y Marruecos). 

“El fútbol está en nuestro ADN, es parte del día a día y tiene esa magia que nos une, ese es un potencial. Si FIFA entiende que lo que hace el balón es unirnos, no es necesario ir a una contienda, lo podemos hacer acordando y encontrar una solución en la que el fútbol gane y no haya consecuencias negativas”, argumentó, y subrayó que Ceferin ve con buenos ojos la posibilidad de que el Mundial sea en Sudamérica.

Ante la consulta de Pittaluga, Domínguez explicó que para la Conmebol la prioridad absoluta es el Mundial, aunque también trabajan en otras opciones para celebrar el centenario de lo sucedido en 1930. Una de estas, independientemente de la realización del Mundial, es la posibilidad de organizar un torneo de campeones, con características similares al Mundialito de 1980, pero de carácter oficial. 

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, en tanto, se refirió a la infraestructura que el país necesita para albergar un acontecimiento de este tipo. Además del Estadio Centenario, que aumentaría su capacidad a 80.000 espectadores, es posible que otro escenario uruguayo afronte remodelaciones. Podría tratarse del Gran Parque Central o del Campeón del Siglo, en Montevideo, aunque también mencionó los estadios Alberto Supicci, en Colonia; Atilio Paiva Olivera, en Rivera, y el Domingo Burgueño Miguel, en Maldonado.

En pantalla se mostró uno de los proyectos de remodelación del Centenario, presentado por el Estudio Gómez Platero. Esta iniciativa pretende mantener gran parte de la fachada original y la Torre de los Homenajes (con el Museo del Fútbol), aunque bajando el nivel del terreno de juego para agregar unas 12.000 butacas y agrandando la tribuna América. De concretarse, el estadio estaría habilitado para cumplir el sueño sudamericano: albergar la final del mundo. 

“Esta es una tarea que la Asociación toma como uno de los principales objetivos (…). Se fueron dando instancias de mejora de los torneos sudamericanos que nos han posicionado en el ojo del mundo como un continente creíble y hoy no tenemos nada que envidiar a cualquier candidatura que está frente a nosotros. Uruguay internamente tiene esa unidad basada en una realidad material que nos permite ser muy optimistas y ya no ver como una quimera lo que al inicio parecía una idea lejana”, opinó Alonso.

Por su parte, el secretario nacional del Deporte, quien además dirige la Corporación 2030, hizo hincapié en la importancia de modernizar el país en su conjunto. Para ello sería necesario que por cada dólar que invierta el Estado cuatro provengan de inversores privados, y que los futuros gobiernos nacionales y departamentales asuman este proyecto como un compromiso país. “Pasaron 100 años, tenemos que venir a festejar acá. Ojalá que este Mundial nos sirva para proyectar los próximos 100 años. Estoy muy contento de que estén presentes autoridades de distintos gobiernos departamentales y ministros, porque esto lo tenemos que hacer juntos. Es algo que tiene que unir a los uruguayos”, sentenció Bauzá.

Fotos: Adrián Echeverriaga y Mauricio Rodríguez