El especialista Alexandre Brunatto habló sobre la neuroarquitectura en Acher

En 1998, y por la curiosidad de los neurocientíficos Fred Gage y Peter Eriksson, se descubrió que el cerebro humano puede generar nuevas neuronas a edad adulta, cuando se enfrenta a entornos estimulantes. Desde ese momento, comenzó a cobrar importancia la neuroarquitectura, una disciplina que estudia cómo los espacios construidos modifican las emociones y capacidades de los individuos.

Actualmente se utiliza para diseñar espacios que de forma inconsciente puedan influir en las emociones y la memoria, entre otras dimensiones. En esto trabaja, desde su estudio en San Pablo, Alexandre Brunatto, un arquitecto y diseñador industrial brasileño, que posee un posgrado en neuroarquitectura.

Invitado por Acher y la marca brasileña de cerámicas Eliane, Brunatto ofreció una conferencia en la sede central de Acher para más de 40 profesionales de la arquitectura y el diseño.

En el encuentro, que llevó el nombre La inmaterialidad en la arquitectura, sensaciones y miradas, Brunatto contó detalles del trabajo que realiza en Brasil y profundizó en las últimas novedades de la neuroarquitectura.

Además, se ofreció un desayuno, que permitió el intercambio entre los presentes y la posibilidad de dialogar y despejar dudas directamente con el experto. 

Fotos: Sofía Torres