Julio María Sanguinetti y José Mujica participaron en Desayunos Búsqueda

Julio María Sanguinetti y José Mujica participaron en Desayunos Búsqueda, el ciclo que celebra los 50 años del semanario. Los dos expresidentes llegaron sobre las 9 de la mañana y aprovecharon la oportunidad para saludar y tomarse fotos antes de iniciar el conversatorio.

Esta vez, el director periodístico de Búsqueda, Andrés Danza, y el editor de Política, Guillermo Draper, fueron los encargados de entrevistarlos. En la recta final de sus vidas políticas esta charla los volvió a cruzar como aquel 20 de octubre de 2020, cuando ambos dejaron sus bancas en el Senado. En la charla, Sanguinetti recordó que la idea surgió en una Comisión de la Cámara Alta cuando él comentó que iba a dejar su escaño y Lucía Topolansky le dijo que Mujica haría lo mismo; entonces fue la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, la que organizó una sesión especial para despedir a los exmandatarios.

A continuación, Draper continuó la entrevista preguntando si todavía se puede hablar de un bloque de derecha y otro de izquierda, y Danza insistió en consultarles sobre si hay alguna posibilidad de que la política actual se haya bipolarizado y que exista un nuevo bipartidismo.

“Siempre ha habido una cara de cambio y una cara conservadora, las dos son partes de nuestra humanidad, las dos tienen peligros de deformaciones. La izquierda, caer en el infantilismo de confundir sentimientos con realidades, y la derecha dejar de ser conservadora y caer en ser reaccionaria”, contestó Mujica. Por su parte, Sanguinetti dijo que “se supone que el pensamiento conservador apuesta más a la libertad (…) y la izquierda se supone que es la aspiración de igualdad, pero en definitiva la tríada de la Revolución francesa lo resolvió: es la fraternidad la que tiene que equilibrar las cosas”.

Haciendo referencias a posibles precandidatos y precandidatas a la presidencia, sentados en la primera fila del auditorio, el editor de Política del semanario les consultó sobre los consejos que les darían. El expresidente frenteamplista les recomendó que “no se ofendan y que discrepen todo lo que tengan que discrepar”. “En los últimos tiempos falta relación humana, sobra crítica y declaraciones de prensa, falta boliche, hablar, que eso ha sido una tradición en este país”. Por su parte, su par colorado dijo que Uruguay en los momentos difíciles siempre ha sabido acordar, pero advirtió sobre las pasiones refundacionales “que tantas veces ocurren” y que, a su entender, es “uno de los mayores pecados que ha tenido nuestra América Latina y por eso vive la inestabilidad política que vive”. Además, subrayó la importancia de no perder el objetivo final: “La mirada en el largo plazo, porque las políticas sociales han demostrado que sirven en la medida que persisten en el tiempo. (…) El horizonte fundamental hoy, con nuestro país con sus características tradicionales, (…) es entender el mundo en el que estamos y no tener resistencias”.

Sobre el futuro del Uruguay, Mujica afirmó que en un campo de crecientes desafíos la inteligencia es relevante, sin perder la cultura y los valores. “En el mundo que viene cada vez se van a multiplicar más las diferencias, hay que cuidar a la democracia y entender los defectos que tiene; (...) estamos en la civilización digital (…) en un tiempo en que las cosas pueden adquirir una dimensión que no está en relación con los hechos debido las formas de comunicación, entonces se desvirtúa toda la comunicación. Por eso los que tienen representación política tienen que tener mucho cuidado”.

Sanguinetti resaltó la necesidad de administrar la ciencia, que por sí misma es amoral y genera instrumentos poderosos. “Somos los humanos los que tenemos que administrar ese poder”, agregó.

Los dos expresidentes de 87 años bromearon sobre su jubilación activa, reflexionaron en relación con su actividad política y comentaron cómo les gustaría que los recordaran.

“Hay una reflexión vital, una mirada sobre el tiempo que nos ha tocado vivir y una mirada histórica. Todos somos hijos de la historia, un producto histórico, en esta pequeña comarca en la que vivimos somos todo lo que ha ocurrido detrás nuestro. Lo importante es que cada organización pueda entender su tiempo para poder conquistar el futuro”, reflexionó Sanguinetti. Por su parte, Mujica acotó: “Lo que estamos haciendo es historieta, en la inmensidad del universo no existimos. Estaré vivo si hay muchachos y muchachas que sean capaces de luchar por un mundo un poquito mejor, y que no piensen solo en su vida sino en la vida de los demás, ese es el suficiente homenaje”.

Al finalizar la charla se les obsequió una placa con el sello conmemorativo por los 50 años de Búsqueda.

Fotos: Adrián Echeverriaga, Lucía Durán y Sofía Torres