¡Hola !

En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
$ Al año*
En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
* Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

¡Hola !

En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
$ por 3 meses*
En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
* A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

Claudia Varela: “La inteligencia emocional es muy importante para el éxito profesional”

• Nombre: Claudia Iris Varela • Edad: 53 • Ocupación: Periodista • Señas particulares: Tiene casi 30 años en los medios; creció en Flor de Maroñas; a los 16 ganó una beca y terminó el liceo en Panamá

¿Qué la atrapa tanto del carnaval al punto de pedirse licencia cada febrero para verlo? Soy supercarnavalera y me gusta verlo sin la presión del trabajo, es mi pausa del año. Pienso que es la expresión popular más genuina que tiene Uruguay: una mezcla de teatro, danza, música, candombe, murga… Y valoro muchísimo la cantidad de enormes artistas, hoy internacionales, que salieron de ahí. Mi hija, que empezó a ir conmigo desde muy chiquita, terminó enganchada y ahora hace murga en el Carnaval de las Promesas.

¿Cómo fue que empezó la carrera en Chile y la terminó acá? Tenía 19, me fui detrás de un amor adolescente y empecé la universidad gracias a que conseguí una beca en una privada. Al principio era parcial, pero después de dos años viviendo en el país me la ofrecieron completa. A las universidades les sirve tener estudiantes extranjeros. Igual me volví a Montevideo, se me hacía muy difícil la vida económicamente hablando y lejos de mi familia. La Universidad de la República no me reconocía los años que había estudiado allá, entonces cursé algunas materias específicas en la Católica y pude engancharme a partir de tercero.

Siempre fue buena estudiante. Por eso quedó seleccionada en uno de los grupos especiales del liceo 34, en dictadura. ¿Qué significó esa experiencia? Nadie conoce mucho de esto porque no quedó registrado en actas y los involucrados que están vivos no quieren hablar. Fue un experimento académico de los militares que partía de la base de que las personas con alto coeficiente intelectual no podían “mezclarse” con quienes tuvieran un rendimiento más bajo. Pero ni siquiera te ponían un programa de estudio diferente. Cuando vos llegabas a sexto de escuela, en la pública, si tenías todo sobresaliente nada más te mandaban a hacer una serie de pruebas de razonamiento y lógica evaluatorias. No me acuerdo si podías decir que no, igual era una época complicada para decir no. Éramos 800 y terminamos siendo 40. Yo estuve dos años, después me cambiaron al Zorrilla porque emocionalmente me estaba afectando mucho. Era muy duro para la socialización porque en el 34 había otros grupos que no eran los especiales, entonces ibas por el pasillo y te decían: “Miren, ahí van los marcianitos”. Hace poco nos volvimos a juntar, el 90% son profesionales muy exitosos aunque no creo que ese éxito tenga que ver con el experimento. Así como a un niño de buen desarrollo intelectual le va bien si se le dan las herramientas adecuadas, si se hiciera igual con el resto de la población podría pasar lo mismo. El éxito profesional también tiene que ver con otras cosas, la inteligencia emocional es muy importante, y tiene que ver con una actitud frente a la vida.

Sus compañeros de trabajo la consideran una “referente moral” del canal… Soy referente por la cantidad de años que hace que estoy en el 10 (Saeta) y por mi forma de ser, que hablo con todo el mundo y conozco todos los rinconcitos, pero con lo de moral no me identifico. Me gusta la gente, por algo estudié comunicaciones. Se me da naturalmente el don de la palabra, hablo desde las emociones, termino conmoviendo y las personas se sienten escuchadas conmigo. Soy eso, una buena escuchadora. Me encanta la psicología. Es una segunda carrera que pienso estudiar en breve como un disfrute personal, porque de verdad siento que me podría aportar cosas.

¿Qué la hace enojar más que nada en el mundo? En definitiva, las injusticias, pero tengo que contenerme para no convertirme en una justiciera porque no está bien. No está bien cuando te hace interferir en procesos que no son personales ni cuando te hace creer que sos superior. Pero me cuesta mucho quedarme callada, yo creo que hay que saber confrontar pero no de forma violenta.

¿Y quién está ahí para escucharla a usted? Tengo una red de contención fantástica de familia y amigos. Y tengo amigos para funciones distintas; la que me abraza y me dice que va a estar todo bien, la que te sopapea y te hace reaccionar… También tengo a mis papás todavía, con 85 años, a mis hermanos y a mis hijos, que hoy juegan un rol fundamental en mi vida. Crecieron, y ahora son capaces de escuchar, decirte algo, y los dos son de abrazar mucho. Y como a mí me cuesta pedir, esa red siempre se da cuenta.

¿Cuál es la vida paralela de Claudia Varela? Soy masajista titulada. Siempre me gustó mucho el tema de las energías, entonces empecé diferentes cursos que tenían que ver con eso y el autoconocimiento, y entre ellos, llegué a aprender reiki hasta el segundo nivel. Pero cuando empecé a hacerles a otros me dio la sensación de que más allá de colocar las manos y el calorcito, la gente necesitaba del contacto físico. Siempre tuve una habilidad natural para los masajes, entonces dije: voy a hacer un curso de masajes. Ahora los hago mezcla con reiki a conocidos y amigos.

¿Y es exigente a la hora de recibir uno? Tremendamente exigente. Lo que pasa es que yo sé cuándo lo están haciendo bien y cuándo no. A mi hijo, que mide 1,96 m y tiene unas manos grandotas, a veces le pido que me haga en la cabeza (yo sufro de migraña) pero siempre le indico en qué puntos tiene que presionar.

¿Cuál es su fe? Creo en la multidimensionalidad del ser humano. No somos solamente un cuerpo físico, sino que tenemos un cuerpo físico que experimenta cosas a través del alma. Todos tenemos una y venimos a aprender vida tras vida.