Damiani pidió a Mossack & Fonseca crear documentos de una empresa con fecha “retroactiva” después de que se la vinculó con la “ruta K”

REDACCIÓN  

La presunta vinculación del estudio JP Damiani & Asociados en la “ruta del dinero K” había cobrado fuerza a mediados del 2014 a partir de artículos periodísticos difundidos en Argentina y Uruguay. Al bufete encabezado por Juan Pedro Damiani lo complicaba su relación con Helvetic Services Group (HSG) y su titular, el ítalo-argentino Marcelo Ramos. La reacción del presidente de Peñarol en ese momento siguió dos caminos: rechazar en público cualquier tipo de participación en el esquema de corrupción y, a nivel interno, gestionar documentos con fecha retroactiva —de 2012— relacionados con esa empresa sospechosa.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.