• Cotizaciones
    jueves 06 de junio de 2024

    Del director de Carrera de Letras de la Facultad de Humanidades

    Sr. Director:

    Sr. Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación

    Dr. Pablo Martinis

    Estimado Pablo:

    Me he dado tiempo para no reaccionar sobre caliente a los acontecimientos relativos al suspendido curso en que habría actuado el Sr. Alberto Spectorowsky, pero lo hago ahora teniendo en cuenta el anunciado carácter provisorio de la suspensión y de que sus organizadores declaran a la prensa que piensan incluir a Spectorowsky en el futuro.

    En primer lugar, aprovecho a remarcar que fueron los propios docentes organizadores del curso quienes lo suspendieron y no las autoridades de la facultad como cierta prensa ha mal informado y hay quienes erróneamente han salido a hablar de una “cultura de la cancelación en la Udelar”.

    En lo que a mí respecta, no objeto a la persona por ser judío ni por definirse como sionista. Es más, recuerdo que hace pocos días en una conferencia en la que tú estuviste dio libremente su opinión sobre lo que sucede en Palestina el Dr. Gerardo Leibner. También judío uruguayo e israelí, también docente de la Universidad de Tel Aviv. Lo que me parece inaceptable es que Spectorowsky defienda sin ambages la práctica del genocidio: “Podemos hacer un genocidio mañana en dos minutos, el hecho de que no hay genocidio es lo que está pasando. 20.000 muertos es mucho, pero eso no es genocidio” (El Confidencial, 16/12/2023). “Si (los palestinos) quieren transformar Gaza en Valparaíso o Punta del Este, bienvenidos, con la colaboración de todos, si quieren volver a lo de antes, no van a haber 30.000 muertos, van a haber 50, 100.000, lo que sea” (en un video).

    El Sr. Spectorowsky es libre de pensar lo que quiera, pero, a mi juicio, el tenor de sus opiniones, justificando la descomunal matanza que realiza el Estado de Israel en estos momentos, lo descalifica claramente para ser docente de la Universidad de la República. Esta, en su Estatuto del Personal Docente, establece: “Para desempeñar funciones docentes se requiere capacidad probada e idoneidad moral” (art. 7).

    Pienso que la libertad de cátedra y de libre pensamiento tienen un límite cuando se involucra la apología de hechos aberrantes. No se puede ser, como dice Karl Popper, tolerantes con los intolerantes. No se puede condonar los crímenes contra la humanidad.

    Resumiendo, no se lo cuestiona por judío ni por israelí ni está en entredicho su conocimiento del área de saber a la que se dedica; Spectorowsky carece de idoneidad moral por defender el genocidio. Igualmente me opondría si se quisiera contratar como docente a alguien que justificara los crímenes de guerra cometidos por Hamás el 7/10/23 o el genocidio de la nación charrúa, el genocidio del pueblo armenio, el de los tutsis en Ruanda, el de los rohinyás, etc. ¡Lamentablemente, son muchos los holocaustos!

    Quiero expresar respetuosamente a las autoridades universitarias que actuaré en solidaridad con el pueblo exterminado. Varias veces comienzo mi clase de Literatura Latinoamericana recordando lo que un amigo, ya fallecido, el cura jesuita Luis Pérez Aguirre, me decía respecto a un profesor suyo de Teología; este sostenía que un cristiano debía leer la Biblia con el periódico al lado porque no se puede ignorar la realidad. Les digo a los estudiantes que no podemos leer un texto literario cerrando los ojos al mundo y paso a leer las cifras de muertos en Gaza y Cisjordania y también los 134 rehenes israelíes y los miles de presos palestinos en Israel (rehenes también, ya que muchos son niños y nunca vieron un juez).

    Asimismo, me opondré de una forma firme, tenaz y por supuesto pacífica a la contratación del Sr. Spectorowsky y cualquier otra medida que esté a mi alcance para parar ese genocidio. No represento a nadie ni, obviamente, no soy capaz ni deseo amedrentar a nadie.

    Humildemente lo hago como un deber moral y espiritual y de la ética de docente universitario de no colaborar con el mal y de movilizarme contra el genocidio. Cuando era niño miraba series televisivas de guerra en que los nazis eran los verdugos y me preguntaba qué hubiera hecho si yo hubiera estado allí. Hoy todos estamos allí, y desentenderse de quienes matan civiles inocentes, sean judíos o palestinos, no es mi opción.

    Te saluda cordialmente,

    Dr. Francisco Bustamante

    Prof. Adj. de Literatura Latinoamericana

    Director de Carrera de Letras

    Cartas al director
    2024-05-22T22:12:24