• Cotizaciones
    lunes 17 de junio de 2024

    Innovación en primera infancia

    Nº 2276 - 16 al 22 de Mayo de 2024

    El lunes 13 y en el marco del Mes de la Infancia, Uruguay Crece Contigo (UCC) organizó, junto con la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional, un seminario sobre Innovación en primera infancia. El objetivo fue presentar modalidades innovadoras de trabajo con familias que promuevan el bienestar y el desarrollo infantil e intercambiar experiencias uruguayas con otras implementadas en Brasil, Ecuador y Portugal.

    La experiencia que se presentó para Uruguay fue la del Programa de Teleasistencia a Familias, una intervención que diseñamos en conjunto entre la Universidad de Montevideo y Uruguay Crece Contigo y que se implementó a través de un piloto en 2021 y 2022. Juanita Bloomfield, investigadora principal del proyecto, presentó los resultados de la evaluación durante el seminario.

    La idea del programa nació en la pandemia como consecuencia de la creciente lista de espera de familias derivadas a Uruguay Crece Contigo para el Programa de Acompañamiento Familiar (PAF) y de las obvias dificultades para poder realizar visitas domiciliarias, que era la modalidad principal de acompañamiento hasta ese momento. Desde la Universidad de Montevideo veníamos trabajando en Crianza Positiva, un programa que combinaba talleres para padres en CAIF con mensajes de texto sobre crianza. Surgió entonces la iniciativa de armar un programa de acompañamiento telefónico a las familias de Uruguay Crece Contigo complementado con mensajes sobre crianza. La altísima conectividad y la disponibilidad casi universal de celulares inteligentes en Uruguay constituían un escenario ideal para incorporar el uso de tecnología móvil a la política pública de primera infancia.

    El programa dura ocho meses. En los primeros cuatro meses se trabajan temas vinculados a la sensibilidad parental, el afecto y los buenos tratos, las rutinas, la alimentación, el sueño seguro, el juego, la estimulación a través de lectura, cuentos y canciones y el autocuidado de los padres. En los siguientes cuatro meses se trabaja sobre todo el área del lenguaje. En el diseño de los contenidos participaron psicólogas, trabajadores sociales, licenciados en nutrición, fonoaudiólogas, lingüistas y economistas comportamentales y se combinaron saberes académicos con experiencia de profesionales y de los propios operadores de Uruguay Crece Contigo.

    La principal innovación del programa es que combina el envío automático de información a través de mensajes cortos y frecuentes por WhatsApp, con un contacto personal telefónico que opera como ancla y le da la cara visible al programa. En los últimos tiempos, los mensajes a celulares vienen siendo crecientemente utilizados en políticas públicas a escala internacional, pero son pocos los programas que los combinan con un contacto personal. Nuestra experiencia en investigaciones previas, sumada a la evidencia de otros estudios, indica que el aspecto vincular es muy importante para la eficacia de la intervención. Los mensajes llegan, además, a través de un chatbot de WhatsApp que permite un acceso inmediato y personalizado al participante y da la posibilidad de incluir información adicional a través de un menú. En el menú se accede a información clara y simple sobre cómo tramitar prestaciones sociales, cómo acceder a ayuda ante situaciones de violencia doméstica o de calle, cómo tramitar la cédula o contactar con un centro CAIF, por nombrar solo algunas.

    En segundo lugar, la estructura de los mensajes utiliza herramientas de economía comportamental. Los mensajes están pensados de forma tal de no requerir una capacidad de atención demasiado exigente de parte de los padres: la información va llegando al usuario por goteo, en mensajes breves que semanalmente refuerzan el mismo concepto. El primer día de la semana se resalta la importancia de cierto comportamiento promotor de la crianza, en el siguiente se sugieren acciones concretas y simples para llevarlo a la práctica, y en el tercero se invita a los padres a reflexionar sobre la competencia de la semana y se los motiva a continuar practicándola. Esta estructura busca mitigar sesgos comportamentales como darle demasiada importancia al presente en relación con el futuro, no poder enfocar la atención en la crianza debido a la necesidad de atender otros temas urgentes (en particular, en hogares en situación de alta vulnerabilidad), o la falta de confianza de los padres en sus propias competencias parentales.

    El tercer aspecto innovador es la inclusión en el programa de un componente de inteligencia artificial que permite ofrecer una retroalimentación a los padres. En el módulo de lenguaje solicitamos a las familias que nos envíen por WhatsApp un audio donde se pueda escuchar al cuidador conversando con el niño. Este audio pasa por un software de lenguaje que decodifica las interacciones y extrae métricas tales como el número de vocalizaciones de la madre o el padre y el niño, los turnos conversacionales y la frecuencia y el rango de voz del adulto, entre otras. Estas métricas se comparan con la medición anterior para la misma familia y, con base en el resultado, se genera un mensaje de respuesta que se envía al referente. En este mensaje se lo felicita por las métricas en las que hubo una mejora y se le propone una actividad para practicar aquel aspecto en el que no hubo progreso.

    ¿Qué resultados tuvo el programa? Evaluamos el piloto a través de un ensayo de control aleatorio en una muestra de 1.000 hogares con niños de entre 0 y 3 años que estaban en lista de espera para el Programa de Acompañamiento Familiar de Uruguay Crece Contigo. Consideramos el impacto del programa en tres áreas: 1) acceso a transferencias y programas del Estado, 2) involucramiento parental en actividades de crianza positiva y 3) bienestar de los cuidadores.

    En lo que tiene que ver con las prestaciones sociales, el programa logró aumentar el acceso de las familias a transferencias monetarias (como la Tarjeta Uruguay Social y el Bono Crianza), a canastas de alimentación, a las Becas de Inclusión Socioeducativas (que subsidian la asistencia a jardines privados para niños sin acceso a centros CAIF) y a programas de capacitación laboral.

    La intervención también aumentó la frecuencia con la que las madres se involucraron en actividades de estimulación y juego con los niños. En particular, aumentaron las actividades de juego y las vinculadas a la estimulación del lenguaje, que fue lo que se trabajó con más intensidad en el segundo módulo: la lectura, los cantos, los cuentos, poner en palabras las cosas del entorno y actividades de todos los días o buscar el diálogo con el niño más allá de su nivel de desarrollo del lenguaje.

    Por último, encontramos que el programa redujo el estrés parental y mejoró la satisfacción de las madres con su vida. Este efecto muestra que la intervención, además de fortalecer a las familias a través del trabajo en red con otras instituciones y de la estructuración de recomendaciones de crianza de una forma sencilla y práctica, logró hacer sentir acompañadas a las madres a través de la escucha atenta y cercana. El 98% de las familias tratadas expresaron una percepción positiva del programa.

    El piloto demostró que se puede trabajar con familias en forma eficaz aun cuando no sea a través de una modalidad presencial. La introducción de tecnología promete ser un gran aliado en el escalamiento de los programas de acompañamiento familiar al permitir alcanzar a más familias a un menor costo, además de llegar a zonas de difícil acceso presencial. El teleoperador y los mensajes se potencian mutuamente: los mensajes aceitan y estructuran las conversaciones del teleoperador con las familias y sus contenidos adquieren una dimensión más cercana luego del diálogo con el teleoperador. Debido al éxito, Uruguay Crece Contigo ha decidido dejar instalado el Programa de Teleasistencia como política pública permanente. La experiencia con UCC demuestra las enormes sinergias que puede tener la colaboración entre la academia y la política pública.