• Cotizaciones
    miércoles 17 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Luces y sombras para la carne vacuna en 2017

    N° 1907 - 23 de Febrero al 01 de Marzo de 2017

    Este año comenzó con buen ritmo tanto del lado de la oferta —impulsada por una excelente condición forrajera de nuestro país— así como del punto de vista de la demanda con una dinámica importante del mercado internacional. En lo que va del año la faena y las exportaciones se ubican 12% y 10% por encima del mismo período de 2016, respectivamente. Si bien el ingreso promedio de exportación es 5% inferior al de igual período de 2016, el mismo es 3% superior al promedio de todo el 2016.

    China continúa siendo la vedette del mercado, concentrando casi la mitad de la oferta exportable de Uruguay (47%). La demanda del gigante asiático (a diferencia de lo ocurrido a comienzos de 2016) es importante, a pesar de la dificultad de colocar algunos productos puntuales como el garrón-brazuelo (shin - shank). Esa avidez comercial se explica en parte por la menor oferta de carne australiana (último año que nos dará esa ventaja ya que a partir de 2018 su producción comenzará a aumentar) y una oferta brasilera más controlada, en gran medida por la fortaleza del real frente al dólar, así como un mercado interno muy activo.

    Sumado a ello, de la mano de una leve mejora en el precio del petróleo, la recuperación de su economía y una valorización del rublo, Rusia comienza a mostrar algunas tímidas señales positivas, con un aumento en las operaciones (especialmente de trimmings) luego de varios años con una actividad mínima desde Uruguay. Lo mismo ha sucedido con Estados Unidos, donde por momentos se torna una alternativa interesante para bloques con destino a la industria manufacturera de ese país. Israel también mejoró respecto al año previo con valores algo superiores, siendo la Unión Europea la que marca la nota más conservadora y donde aún se evidencian algunas dificultades para la venta de carne enfriada, bajas en los precios del Rump and Loin así como en los valores de la cuota 481. Respecto a este contingente, si bien los valores promedios pueden ser similares a meses anteriores, hay muchos exportadores que están incluyendo dentro del set una menor proporción de cortes del delantero, lo que dificulta una lectura real de la evolución del valor de la misma ya que la canasta de productos está variando.

    En este contexto, todo indica que 2017 será un año donde el ingreso promedio de exportación frenará la caída abrupta observada en los últimos dos años.

    Ingresos promedio de 4.000 dólares por tonelada quedarán en el recuerdo de un período que difícilmente vuelva a repetirse. De todas maneras viéndolo en el largo plazo, puede esperarse que los valores promedio de exportación logren un nuevo equilibrio entre los U$S 3.000 (del período 2008-2010) y U$S 4.000 por tonelada (del período 2011-2014). Una mayor estabilidad del mercado además será importante a la hora de formar expectativas de los actores, asumiendo finalmente una nueva realidad del mercado internacional.

    Dentro de los factores positivos hacia adelante, el pronto ingreso de carne vacuna de Uruguay a Japón abre una nueva oportunidad comercial para seguir ampliando el porfolio de mercados y buscar alternativas para valorizar mejor algunos cortes en el segundo importador mundial de carne vacuna, especialmente para cortes del delantero como pecho, aguja y paleta.

    La gran amenaza para este año es el futuro de la cuota 481, si bien hasta setiembre no se generará ningún cambio, la incertidumbre de todos los actores de la cadena es importante. Muchos productores dudan sobre la conveniencia de seguir encerrando animales, el negocio comienza a perder predictibilidad (una de sus principales fortalezas) e interés de muchos actores del mercado. Sumado a ello, un enlentecimiento en los negocios de exportación en pie puede ser una combinación complicada para la formación de precios, especialmente en el ganado de reposición.

    Otra gran interrogante es el efecto de las políticas proteccionistas que Estados Unidos pretende imponer ante el reciente cambio de gobierno. La salida del TPP y las renegociaciones del NAFTA pueden cambiar significativamente los flujos comerciales de la carne vacuna, considerando que Estados Unidos es el principal productor del mundo.

    Más allá de este punto, para 2017 se prevé estabilidad en el mercado internacional, con valores promedio de exportación encima de los U$S 3.000 / ton PC, pero lejos de lo que supo ser pocos años atrás. Ello obligará a industriales y productores a seguir focalizando esfuerzos en bajar costos y mejorar la productividad, tarea que muchas veces se ve desestimulada por el excesivo costo país, con tarifas y servicios que dejan a Uruguay en gran desventaja con la competencia regional. Esfuerzos para mitigar ese flagelo que tanto daño está generando a la industria nacional así como buscar bajar el costo del ingreso de nuestros productos al mundo (a través de nuevos acuerdos comerciales) deberían ser los objetivos para los años venideros.

    (*) El autor es ingeniero agrónomo, especialista en el mercado cárnico y docente de la Universidad ORT