Planes para Nueva York: cine al aire libre, jazz en comunidad y comida de todo el mundo

Cine al aire libre 

Todos los lunes, de junio a agosto, se proyectan en el Bryant Park, de la mano de Paramount +, películas de todas las épocas y géneros. En sillas o lonas, o simplemente sobre el césped, miles de personas disfrutan de una actividad que se ha convertido en un clásico de Manhattan y que este año cumplió 30 años. El festival finaliza el 21 de agosto con la proyección de Good Burger (1997), película protagonizada por Kel Mitchell y dirigida por Brian Robbins. Además de noches de cine, el Bryant Park alberga en verano clases gratuitas de yoga, boxeo, pintura y tejido, así como diferentes espectáculos en vivo. Toda la programación está disponible en la cuenta de Instagram del parque. 

Tip: Los espectadores pueden abastecerse de comida y bebidas en food trucks dispuestos para el festival o llevar sus propios alimentos. Las películas comienzan a las 20 h y se puede ingresar al predio tres horas antes. Una vez que está colmada la capacidad del parque, no dejan ingresar a más personas.  

Teatro en un entorno único 

El Central Park es el escenario ideal para hacer deporte, organizar un pícnic o disfrutar de un romántico paseo en bote. Pero también lo es para ver el mejor teatro. Cada año, el Teatro Público de Nueva York presenta en la sala Delacorte —en el corazón del parque— sus versiones de clásicos de William Shakespeare, en el marco del ciclo Shakespeare in the Park. Al festival, que en anteriores ediciones contó con la participación de actores como Al Pacino, James Earl Jones y Meryl Streep, se accede con entrada gratuita, aunque se sugiere obtenerla con anticipación para no quedar afuera. Las funciones comienzan en la tarde y terminan en plena noche, por lo que al tratarse de un anfiteatro abierto es posible ver la caída del sol por detrás del escenario. Este 2023 se pusieron en escena Hamlet y La tempestad, que se podrá disfrutar del 27 de agosto al 3 de setiembre. Tras la última función, el teatro, que alberga a 1.800 espectadores y fue inaugurado en 1962, iniciará una remodelación. 

Tip: Hay tres métodos para adquirir los tickets: haciendo fila cada mañana frente al teatro, a través de la lotería digital TodayTix o en distintas locaciones de Brooklyn, Bronx, Manhattan, Staten Island y Queens. De cualquiera de estas formas, cada persona puede hacerse con un máximo de dos boletos. 

El Woodstock de la comida

Los más diversos olores y sabores se entremezclan cada verano en Smorgasburg, la feria gastronómica más grande de toda América, que también se organiza en Toronto, Los Ángeles y Miami. En Nueva York se desarrolla los jueves en Midtown, los viernes en la explanada de The Oculus, los sábados en Williamsburg y los domingos en Prospect Park. Allí se puede comer en cerca de 75 food trucks con diferentes opciones para el almuerzo y la merienda, que van desde el choripán argentino a ensaladas picantes de Indonesia, pasando por los tacos mexicanos, los macarons franceses, las clásicas smash burgers estadounidenses y los kebabs, tan populares en Oriente. Hay propuestas para celíacos, vegetarianos, veganos e intolerantes a la lactosa. Además, Smorgasburg cuenta con un patio cervecero exclusivo para mayores de 21 años. La feria, fundada en 2011, ha atraído con los años a millones de visitantes, lo que le valió que The New York Times la apode “el Woodstock de la comida”. 

Tip: La vasta oferta hace que cueste elegir qué comer. En la web smorgasburg.com hay información sobre todos los vendedores, lo que permite ya llegar a la feria con antojos previos. 

Jazz con sentido de comunidad 

Tras la muerte de uno de sus hijos y la desaparición de otro, la destacada pianista de jazz y emblema de Harlem Marjorie Eliot fundó el grupo Parlor Jazz como forma de homenajearlos y mantener viva su memoria. Parlor Jazz consiste en conciertos gratuitos que se organizan cada domingo en su apartamento de Washington Heights, donde recibe a los invitados con bebidas y snacks. La suelen acompañar diferentes músicos de la escena, como Cedric Show Croon, Bob Cunningham, Sedric Choukroun, Gaku Takanashi y Koichi Yoshihara, además de su hijo Rudel Drears. Se accede sin reserva y cada quien elige cuánto pagar por el espectáculo. Sin importar cuánta gente se acerque a su apartamento, Eliot recibe personalmente a cada uno de los espectadores y les improvisa un asiento con tal de que nadie se pierda el show

Tip: Se sugiere llegar con anticipación, ya que los asientos se asignan por orden de llegada y los últimos en entrar al apartamento ven el concierto de pie. 

FUENTE: nota.texto7