• Cotizaciones
    miércoles 17 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Defensa de militares procesados por crímenes cometidos en dictadura estudia si puede usar a su favor fallo italiano sobre el Plan Cóndor

    La decisión absolutoria demuestra que en Uruguay hay presos “políticos”, opina el Centro Militar

    El fallo de la Justicia italiana sobre la responsabilidad de militares uruguayos —y de varios países de América del Sur— en el secuestro y asesinato de opositores políticos durante lo que se conoció como el Plan Cóndor había generado una gran expectativa entre los familiares de las víctimas y las organizaciones que luchan por el esclarecimiento de los crímenes cometidos durante la dictadura (1973-1985).

    Sin embargo, el fallo del Tribunal de Roma del martes 17 terminó siendo una gran decepción para los denunciantes, porque absolvió a 13 de los 14 uruguayos imputados en el juicio, y solo condenó a Juan Carlos Blanco, canciller durante los primeros años de la dictadura. El caso que más defraudó a los uruguayos fue la absolución del capitán de Navío retirado Jorge Tróccoli, ya que fue el único que no pudo ser juzgado por los tribunales locales.

    En el entorno de los militares, en cambio, el fallo fue recibido como una buena noticia. Si bien casi todos los uruguayos que fueron absueltos en Italia están presos en Uruguay, por lo que la sentencia no tuvo consecuencias prácticas para ellos, el hecho de que un tribunal extranjero considerara que no había pruebas suficientes para condenarlos fue visto como una prueba de la motivación política de los juzgados locales.

    De hecho, la defensa de varios de los militares absueltos está estudiando la posibilidad de utilizar el fallo en su favor en los juicios en Uruguay.

    El presidente del Centro Militar, el coronel retirado Carlos Silva, dijo a Búsqueda que el fallo es “muy positivo” porque “se hizo justicia”. El centro tiene un departamento jurídico que se encarga de representar o asesorar a los militares en los juicios sobre los hechos ocurridos en la dictadura. Silva dijo que “obviamente” aprovecharán la sentencia para objetar las condenas en Uruguay. “Es lo primero que vamos a estudiar” cuando el equipo legal retome las actividades, afirmó. Ayer miércoles culminó el receso de verano de la Justicia y los juzgados reiniciaron su trabajo.

    “Es una Justicia extranjera, que no está implicada con rencores ni nada, que determina que los militares uruguayos no tienen responsabilidad. Eso es relevante y lo vamos a explotar, obviamente”, dijo.

    La abogada Rosana Gavazzo, hija del militar retirado y procesado por crímenes cometidos en la dictadura José “Nino” Gavazzo, y patrocinante de varios militares juzgados por los tribunales uruguayos, dijo a Búsqueda que la defensa “está analizando” cómo proceder a partir de la sentencia italiana, aunque señaló que aún falta conocer los argumentos del Tribunal. Luego de pronunciarse, el Tribunal tiene un plazo de 90 días para publicar los fundamentos de la decisión.

    “Es importante el tema de la valoración de la prueba, que acá no se hizo. Evidentemente allá la valoraron como corresponde”, dijo Gavazzo, ya que el Tribunal entendió que los hechos no estaban probados. La abogada sostiene que los tribunales uruguayos no tuvieron en cuenta las pruebas, porque “no cabe la menor duda que son juicios políticos”.

    En ese sentido afirmó que la importancia de la sentencia italiana radica en que se trató de un tribunal lejano a los hechos y por tanto “imparcial”. A su juicio, el fallo “sin ninguna duda reivindica” la posición de la defensa de los militares sobre la falta de imparcialidad en los juicios locales. “Creo que eso quedó bien claro”, afirmó.

    “La derecha”.

    El secretario de Relaciones Internacionales del PIT-CNT, Fernando Gambera, que viajó a Roma a presenciar el fallo, enseguida manifestó su preocupación sobre cómo la decisión de absolver a casi todos los imputados sería recibida por “la derecha”.

    Durante una reunión realizada después del dictado de la sentencia entre los fiscales italianos, los denunciantes y representantes de las delegaciones de los países sudamericanos que viajaron a Roma, Gambera dijo que habría que dar “una lucha muy fuerte” para contrarrestar el argumento de que los militares absueltos en Italia son “presos políticos” en Uruguay.

    “Todos esos militares que fueron absueltos acá, salvo Tróccoli, están presos allá (en Uruguay). Y mañana la derecha, que los ha defendido siempre, va a decir que son presos políticos porque fueron absueltos”, afirmó el dirigente, según el audio de la reunión al que accedió Búsqueda.

    “Vamos a tener que dar una lucha muy fuerte para decir que en realidad eran responsables, que eran asesinos. Porque muchos de la derecha de Uruguay van a decir: ‘¿Pero cómo? ¿Allá son culpables pero acá son absueltos?’. Entonces van a decir que allá fue un montaje político para acusarlos y tener presos políticos. Esa es la lucha que empieza mañana, que ya empezó”, afirmó.

    Al ser consultado por Búsqueda, el abogado penalista Miguel Langón, que ha defendido a militares acusados por los crímenes en la dictadura, destacó que la Justicia italiana entendiera que no había pruebas suficientes contra los imputados. “Es importante que dijeran que los hechos no están probados, desde una mirada si se quiere más objetiva de la situación, menos comprometida, por un tribunal extranjero que resuelve sobre hechos que ocurrieron a miles de kilómetros y hace decenas de años”, opinó.

    No obstante, dijo que hay que analizar con detalle la imputación para definir si los delitos por los que fueron juzgados en Uruguay tienen coincidencias con los hechos que se les imputaron en el Tribunal de Roma (que versaban sobre crímenes cometidos contra ciudadanos ítalo-uruguayos), y así evaluar si puede tener alguna repercusión en las causas locales.

    Además de Blanco y Tróccoli, los uruguayos acusados en la Justicia italiana fueron Gregorio Álvarez (fallecido en diciembre de 2016), José Arab, José Gavazzo, Juan Carlos Larcebeu, Pedro Mato, Luis Alfredo Maurente, Ricardo Medina, Ernesto Ramas, Jorge Alberto Silveira, Ernesto Soca, Gilberto Vázquez y José Sande. Todos menos Mato, que está prófugo, y Tróccoli, están procesados en Uruguay.

    Información Nacional
    2017-02-02T00:00:00