• Cotizaciones
    jueves 18 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    IMM exige a cocheras particulares que instalen espacios para bicicletas; edificios denuncian invasión a la propiedad privada

    En el último año la comuna intimó a 178 parkings comerciales para que cumplan con la norma

    En uno de los tantos edificios de cocheras privadas que funcionan en Montevideo, los vecinos están desconcertados. La Intendencia de Montevideo (IMM) aplicó a la administración una intimación para que coloque un espacio de estacionamiento para bicicletas, en un plazo de 24 horas. En caso de no cumplir, se les aplicará una multa de 8 Unidades Reajustables (unos $ 8.500).

    La medida responde a un decreto reglamentado en 2017 que establece la obligación de acondicionar lugares de estacionamiento para bicicletas en edificios públicos y privados. El 29 de mayo se cumplirá un año desde que se reglamentó.

    Se debía aplicar en todos los edificios con oficinas de organismos públicos, así como en estacionamientos para vehículos particulares ubicados en espacios privados, que prestaran “servicio de estacionamiento como actividad económica principal, a cambio de una contraprestación en dinero” o brindaran el servicio, gratuito o pago, para clientes, usuarios o empleados, “en forma accesoria a la actividad principal del establecimiento”.

    Sin embargo, las administraciones de este tipo de edificios, que funcionan como cocheras privadas y que se rigen por la ley de propiedad horizontal —donde cada garaje tiene un dueño particular—, sostienen que “no tiene sentido” que se les aplique la normativa y que incluso “existe un vacío legal en el decreto que no reconoce esta distinción”, según afirmaron a Búsqueda fuentes del sector.

    “Es como un edificio residencial, que en vez de tener apartamentos tiene estacionamientos. Es una copropiedad sin fines de lucro, donde se pagan gastos comunes y hay asambleas”, explicó uno de los administradores de un edificio del Centro.

    Hace unas semanas, una funcionaria del área de Inspección General de la IMM se presentó en el lugar y los intimó a colocar en un día un bicicletario (estructura fija para el amarre de bicicletas). Los tiempos no alcanzaron y cuando la inspectora regresó al día siguiente, les dijo que serían multados.

    Según la reglamentación, los estacionamientos para vehículos particulares ubicados en lugares privados deben contar con al menos un espacio para bicicletas por cada cinco para automóviles, algo que responde sobre todo a parkings comerciales.

    “¿Quién va a guardar la bicicleta ahí? Porque acá no puede ingresar nadie que no sea un copropietario o inquilino. Es un bien propio, me están invadiendo mi propiedad”, expresó un responsable. Y añadió: “Si soy dueño puedo disponer del espacio como yo quiera, ¿por qué tengo que alquilarle a un tercero el espacio para la bici?”.

    A la administración de otro edificio de similares características se la intimó, de acuerdo con la normativa, a colocar un cartel visible con los precios por hora y día, a pesar de los intentos del establecimiento de explicar que no tenía esa modalidad de pago, dado que no es un parking. “No tenemos un pull de cocheras que se van llenando, no alquilamos por hora ni por día. La comuna no entiende qué son estos edificios”, explicó uno de los administradores de un establecimiento ubicado en Cordón. Según el decreto, el monto de la tarifa que establezcan los estacionamientos no podrá superar el 10% de la tarifa para autos.

    En los reglamentos de copropiedad que rigen estos edificios existen bienes comunes, como el pasaje de vehículos, y bienes particulares, en este caso las cocheras individuales. Por lo que la única manera de colocar bicicletarios sería colocar los soportes en la pasada, algo que está prohibido, o expropiarle la cochera a un propietario.

    Propiedad privada.

    Consultado acerca de la situación de estos establecimientos, el prosecretario de la comuna, Christian di Candia, dudó en un primer momento acerca de si la reglamentación debía aplicarse o no, pero luego explicó que “si se alquila un espacio, aunque sea a un propietario particular, se debe ofrecer la posibilidad de estacionar bicicletas”.

    “Es un sitio que ofrece lugar de estacionamiento, donde yo puedo ir y alquilar a un propietario. Y yo tengo que poder ir a cualquier estacionamiento de Montevideo y alquilar un espacio para mi bicicleta durante un año”, afirmó a Búsqueda.

    Esto es visto por las administradoras como una invasión a la propiedad privada y sostienen que la IMM se “extralimita en su función”. “Ellos pueden manejar lo que sucede en la vía pública, pero no en los bienes individuales”, aseguró una fuente.

    Sin embargo, el jerarca aseguró que este argumento es “totalmente nulo”, ya que en una propiedad privada también existen reglas y “a uno no se le permite hacer lo que quiera”, enfatizó.

    En cuanto al plazo de solo un día hábil impuesto por la inspectora, el prosecretario aseguró que la funcionaria fue benévola, ya que podría haberle aplicado una multa de 8 Uunidades Reajustables por cada mes de atraso. Esto se debe a que hace un año venció el plazo para que los estacionamientos privados se aggiornaran al nuevo plan, mientras que los entes públicos tienen tiempo hasta este 29 de mayo para incluir estacionamientos para bicicletas destinados a funcionarios y público en general.

    La situación hoy.

    En 2017 se relevaron los parkings comerciales para asegurar que todos tuvieran bicicletarios; según Di Candia, la mayoría cumplió y la adhesión ha sido buena. Por lo general, las situaciones son notificadas a través de denuncias puntuales, algo que ha disminuido en el último tiempo, y son controladas en conjunto por Inspección General y los diferentes municipios de la ciudad. Sin embargo, al ser consultados, muchos de los gobiernos de cercanía no supieron indicar si la tarea se encontraba dentro de sus responsabilidades.

    Según fuentes de la intendencia, las zonas de Montevideo donde más situaciones irregulares se detectaron fueron el Centro, Ciudad Vieja, Cordón y Pocitos, donde se intimaron 178 parkings. Igualmente, muchos aseguran que la reglamentación no es clara y ya han tenido problemas con las administradoras.

    Durante lo que resta de mayo los espacios públicos que aún no incluyeron estacionamientos para bicicletas serán notificados, dado que varios entes todavía no se han adecuado. En este caso, el control y permiso están a cargo de Ingeniería de Tránsito de la intendencia.

    Información Nacional
    2018-05-10T00:00:00