• Cotizaciones
    martes 23 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Las industrias son “fierros”, “cables” y “tachos”, señaló el ministro de Ganadería

    “Hay que tener claro que lo difícil no es tener una industria, lo difícil es tener un tambero”, porque “las industrias son fábricas, son fierros, son cables, son tachos de acero inoxidable y en definitiva, se compran”, dijo a Campo el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, al ser consultado sobre la situación del sector y el cierre de industrias lecheras.

    Argumentó:“Lo que no se puede comprar en el mercado son los productores de leche que tienen esa vocación y esa convicción de hacer esa actividad”. “Por eso en este país con una crisis muy fuerte de precios internacionales hemos perdido algunas industrias, pero en términos generales la masa de producción de leche se ha mantenido”, indicó.

    En los últimos dos años cerraron dos industrias lácteas que eran propiedad de firmas extranjeras, Ecolat del Grupo Gloria de Perú, que funcionaba en Colonia, y Schreiber Foods de Estados Unidos, que operaba en San José. Eso derivó en la pérdida de empleos y problemas para productores que vendían su leche a esas firmas.

    Aguerre reconoció que en Uruguay “han salido (de ese sector) algunos productores, a un ritmo mayor que al que venían saliendo” en años anteriores. “En todas partes del mundo donde hay producción de leche el número de productores está disminuyendo, porque es una actividad muy sacrificada, que no tiene día de descanso”, agregó.

    Advirtió que la lechería local “tenía una salida de productores del orden del 2% a 3% anual, y en estos últimos años se fue al 9%”.

    El sector lechero “se caracteriza por tener una integración vertical muy fuerte y por tener bastante desuniformidad en términos de productividad y de tamaño”, reconoció. Aclaró que “los niveles de productividad, bajo, medio y alto, no están asociados a escalas de tamaño, porque hay productores de 4.000, 6.000 y 8.000 litros (por hectárea al año) en el rango de menos de 100 hectáreas, de 100 a 200 hectáreas y de más de 300 hectáreas”.

    “Hay una diferencia muy grande de productividad entre los que producen menos y los que producen más”, enfatizó. Consideró:“Es obligación de todos, y estoy hablando del gobierno, del Instituto Nacional de la Leche (Inale), de las gremiales de tamberos, de trabajar para disminuir la asimetría y encontrar soluciones para las causas que determinan parte de esa variabilidad”.

    “Debemos aprovechar el respiro que nos van a dar en los próximos años los precios internacionales para prepararnos y corregir los problemas”, planteó.

    Reformular

    El Ministerio de Ganadería intenta con el Fondo Lechero, el Banco República, los mercados y otros instrumentos que “la mayor parte de los productores lecheros comprara el tiempo” y “pueda mantener la estructura productiva activa”, dijo Aguerre.

    Contó que ahora la idea es trabajar en “identificar las limitantes para generar entre todos una propuesta de renovación o reformulación del sistema lechero nacional”. Eso está vinculado al programa de desarrollo de nuevas capacidades competitivas, que impulsa el Inale (ver páginas 2 y 3).

    Al plantearle que la lechería local aumentó su endeudamiento por la crisis de precios y de demanda, de donde deberían salir los recursos para esa reformulación, Aguerre respondió:“no voy a decir cuál es la solución, (pero) en el mundo lo que sobra es plata y lo que falta son alimentos”.

    Agro
    2017-02-23T00:00:00