• Cotizaciones
    miércoles 05 de junio de 2024

    Negociación de la coalición para competir en las departamentales avanza a distintas velocidades

    Manini dice que Cabildo Abierto no quiere ser solo “funcional” a triunfos del Partido Nacional, mientras la interna blanca dificulta acuerdos en Río Negro, Paysandú y Rocha

    Los partidos de la coalición de gobierno avanzan con ciertas dificultades en las negociaciones para acordar a escala departamental y ser lo más competitivos posible en lugares donde el Frente Amplio tiene un caudal electoral sólido. Las conversaciones van a distintas velocidades, debido a los intereses a veces contrapuestos entre los partidos o de sus propios dirigentes locales.

    El senador y líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, dijo en una actividad partidaria el sábado 24 que están trabajando en la coordinación y la discusión de la estrategia para las departamentales, principalmente con el Partido Nacional y el Partido Colorado, con el partido Coalición Republicana como herramienta. “Hoy no hay nada acordado”, puntualizó, pero enseguida indicó: “No queremos ser solamente funcionales al triunfo del Partido Nacional donde tienen problema o riesgo de no ganar. Queremos tener oportunidades en distintos departamentos”. Cabildo busca que se habilite esa “herramienta” en todos los departamentos del país. No obstante, dijo, “los blancos quieren solamente en los tres o cuatro en los cuales se sienten que si no (vamos juntos) no ganan”.

    El conductor de los cabildantes anunció que prestará un apoyo condicionado a la coalición en las departamentales, sujeto a mantener “un clima propicio” durante la campaña. “Hemos dicho que habrá coalición departamental si hay un clima propicio en toda la campaña electoral”. Y desarrolló este punto: “Si en la campaña somos tratados por blancos y colorados como enemigos, después no nos vengan a pedir que aportemos a la coalición departamental”. Entre aplausos de sus correligionarios insistió en que aún “no hay nada resuelto”. Hay “ciertas reticencias” y “negativas” que ahora intenta allanar. “Hoy no hay nada”, subrayó.

    Montevideo y Canelones

    Las conversaciones sobre el uso de la Coalición Republicana están muy avanzadas en varios lugares. Aunque tampoco esas discusiones están libres de riesgos de naufragar.

    Las características que debería tener el acuerdo en Montevideo despiertan dudas entre blancos y colorados. La conferencia de prensa que brindó el senador nacionalista Jorge Gandini el martes 20 de febrero sacó a flote la punta de un iceberg: la posible postulación de Martín Lema como intendente de Montevideo está lejos de cosechar respaldo unánime dentro del Partido Nacional. No obstante, según pudo saber Búsqueda, hay dirigentes que lo quieren como candidato único de toda la coalición, reeditando lo ocurrido con Laura Raffo en 2020.

    El diputado de la Lista 40 Rodrigo Goñi declaró a la diaria el 1° de febrero que Lema podría ser ese candidato único. El legislador dijo a Búsqueda que no cree que la mejor manera para competir con el Frente Amplio en la capital sea rastrillando con varios candidatos, sino que es necesario tener una “visión moderna en este mundo digital”. “La gente hoy decide en blanco y negro, define en base a lo que impacta en forma inmediata, y la coalición necesita tener un candidato que sea viable y la mejor forma de competir”, argumenta el legislador. “Y Lema es joven, tiene proyección y tuvo gestión”, argumenta.

    Pero además de no ser del agrado de Gandini y su sector, Por la Patria, la posible candidatura única de Lema tampoco cuenta con el visto bueno del Partido Colorado, en donde el diputado colorado Felipe Schipani tiene interés en postularse. En cambio, en Cabildo Abierto no han aparecido nombres por el momento y, según dijeron algunos dirigentes a Búsqueda, la posibilidad de buscar nuevamente un candidato único tampoco se descarta.

    “Reglas del juego”

    A diferencia de lo ocurrido en el pasado, en Canelones la alianza está mucho más avanzada que en la capital. Una reunión de legisladores de la coalición el miércoles 14 de febrero estableció las “reglas del juego” con las que funcionará el programa conjunto en ese departamento.

    El acuerdo incluye la posibilidad de que, si el partido más votado de la coalición en octubre duplica al que le sigue, pueda presentar dos candidatos a la intendencia, dejando sin postulante al partido que resulte tercero. Esto podría permitirle al Partido Nacional presentar dos candidaturas, dado que tanto la Lista 400 (Aire Fresco) como el diputado Sebastián Andújar (Lista 33) tienen aspiraciones electorales en el departamento.

    En Salto la situación está en un punto intermedio. Hay un acuerdo vigente entre el senador colorado Germán Coutinho y el expresidente de la Comisión Técnico Mixta de Salto Grande, el nacionalista Carlos Albisu. Ambos fueron candidatos de sus partidos en las internas pasadas y aspiran a aunar fuerzas, pero hasta el momento no está claro bajo qué paraguas se llevará adelante la alianza ni si implicará a otros partidos. “Formalmente no hay coalición a nivel departamental, al menos por el momento no hay acuerdo político”, dijo a Búsqueda la exdiputada colorada Cecilia Eguiluz, hoy en filas de Cabildo Abierto.

    Complicaciones internas

    Las negociaciones en los restantes departamentos han avanzado mucho más lento de lo que habían planteado los colorados cuando el tema empezó a conversarse. El actual ministro de Turismo y precandidato colorado Tabaré Viera le había transmitido al exsecretario de Presidencia y ahora también precandidato nacionalista Álvaro Delgado que su partido tenía intenciones de hacer la coalición en “menos de 20 departamentos, pero más de 18”.

    Esa idea colorada se redujo cada vez más, principalmente por falta de interés del Partido Nacional en varios departamentos donde sus dirigentes locales consideran innecesaria la alianza. Son lugares donde hace décadas ganan por sí mismos sin ningún tipo de acuerdo suprapartidario.

    Con esas limitantes, la coalición comenzó a trabajar a nivel nacional en siete departamentos, según una devolución que los blancos hicieron de la propuesta colorada. Los gobernados por el Frente Amplio: Montevideo, Canelones y Salto; otros tres donde la victoria de la coalición en 2020 había sido ajustada: Paysandú, Río Negro y Rocha; y, por iniciativa de los blancos, se puso a Rivera en la mesa, el único departamento que gobiernan los colorados de manera ininterrumpida desde 1995.

    Mientras los colorados no están dispuestos a negociar Rivera, la posibilidad de un acuerdo coalicionista en Paysandú, Río Negro y Rocha comenzó a sufrir obstáculos, sobre todo por diferencias en la interna nacionalista. En Paysandú su principal opositor es el intendente Nicolás Olivera, quien confía en que puede lograr la reelección sin necesidad del instrumento. Su departamento fue el único, además de Montevideo y Canelones, en el que en 2022 el Sí a favor de la derogación de la Ley de Urgente Consideración, respaldado por la izquierda, venció al No, que era defendido por la coalición de gobierno.

    En Río Negro hay dudas en varios sectores. El intendente Omar Lafluf, que no pretende postularse a la reelección, dijo a Búsqueda que no descartaba el instrumento, dados los últimos ajustados resultados que tuvo el departamento.

    Rocha también reviste algunos problemas. Según publicó la diaria el 15 de enero, las diferencias principales, otra vez, están en el seno del Partido Nacional. Mientras Alejo Umpiérrez busca la reelección como candidato único, otros sectores como Por la Patria no aprobaron el lema común en ese departamento.

    “Si bien hubo una decisión de ir a la coalición por la vía de los hechos, está descartado ir con el tema Coalición Republicana, pero sí editar lo que pasó en la elección anterior”, dijo el diputado nacionalista Milton Corbo, recordando que en 2020 un candidato de Cabildo Abierto, Martín Rodríguez, compitió dentro del lema Partido Nacional y contribuyó con la victoria del actual intendente, Alejo Umpiérrez.

    Información Nacional
    2024-02-28T23:20:00