Mauricio Marci. Nicolás Celaya /adhocFOTOS

Cautela en Uruguay ante anuncio de nuevo acuerdo de Argentina con el FMI

3min 1
Nº1988 - al de 2018

Argentina concluyó las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de un nuevo acuerdo que, según el gobierno de Mauricio Macri, permitirá restablecer la confianza en la economía. El anuncio es visto con cautela en Uruguay.

El “apoyo de la comunidad internacional” representada en el FMI “permitirá dejar atrás el camino de turbulencias” al que Argentina estuvo expuesta en los últimos meses, devolviéndole a su economía “condiciones estructurales que permitirán un crecimiento estable, con estabilidad de precios y creación de empleos”, dijo el miércoles 26 su ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una conferencia en Nueva York junto a la directora gerente del organismo, Christine Lagarde.

El nuevo acuerdo incrementa de US$ 50.000 a US$ 57.100 millones el programa de créditos, que serán de desembolso asegurado y no de carácter “precautorio”, a la vez que anticipa desembolsos. 

Argentina enfrenta serios desequilibrios macroeconómicos, en especial fiscales, que la administración de Macri no logró corregir con un plan gradualista. La preocupación por eso se reflejó en una fuerte depreciación de su moneda frente al dólar en los últimos meses.

El nuevo acuerdo hace más duro el ajuste fiscal e incorpora un esquema de “banda de flotación” cambiaria, con intervenciones del Banco Central para asegurar precios (cuando llegue a 34 o 44 pesos argentinos).

En Uruguay, autoridades consultadas por Búsqueda prefirieron no hacer comentarios hasta conocer más detalles y ver la reacción de los mercados.

Antes, el lunes 24, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, había destacado tras el Consejo de Ministros que el país “ha demostrado fortalezas y la capacidad de resiliencia frente a las volatilidades e incertidumbres que se generan a nivel regional”. Y dijo que mientras la economía uruguaya se expandió 2,5% en el segundo trimestre, la argentina “decreció un 4,2%”.

Sin embargo, el jueves 20 la calificadora de riesgo Moody’s informó que redujo la proyección de crecimiento de Uruguay a 2,3% para 2018 y 2,5% para 2019 (desde 2,5% y 3,3%, respectivamente). Eso ante la expectativa de una “caída del turismo y de la inversión de Argentina y Brasil, particularmente el próximo año”, además del riesgo de “contagio, no solo de los vecinos sino también de lo que está ocurriendo en los mercados emergentes” y sus posibles efectos sobre el consumo privado, argumentó la agencia.

Cautos, algunos economistas y consultores privados consultados por Búsqueda se excusaron de adelantar opiniones acerca de la posible evolución de la situación argentina, a la espera de más información.

En tanto, el nuevo presidente de la Confederación de Cámaras Empresariales, Gerardo García Pintos, dijo el miércoles 26 a Búsqueda que la situación de Argentina genera “preocupación por la inestabilidad que transmite” a la economía uruguaya. El “panorama es complicado”, afirmó, aunque indicó que no estaba al tanto del alcance del acuerdo con el FMI.

“Argentina devaluada nos compite fuerte” tanto en los productos de exportación como en el comercio minorista, señaló el dirigente empresarial. También se refirió al impacto en el turismo. “Lo que se nota para adelante es un panorama gris”, dijo. 

Argentina.

El dólar en el mercado argentino volvió a rondar los 40 pesos esta semana.

Al mismo tiempo que en Washington y Nueva York jerarcas del gobierno de Macri renegociaban el programa con el FMI, en Buenos Aires el Congreso discutía la ley presupuestal mientras se realizaba un paro general convocado por sindicatos de trabajadores.

El martes 25 renunció el presidente del Banco Central, Luis Caputo, quien fue sucedido por Guido Sandleris. El relevo generó más incertidumbre, si bien Macri aseguró que ya estaba previsto.

El miércoles 26, al anunciar el acuerdo, Dujovne aseguró que el programa financiero del gobierno “puede ser financiado casi por entero” con los desembolsos pactados.

Además de aumentar en US$ 7.100 millones los créditos que habían sido acordados en junio, se aumenta en US$ 18.800 los desembolsos previstos para lo que resta de 2018 (de US$ 6.000 a US$ 13.400) y 2019 (US$ 11.400 a US$ 22.800). Esos fondos ya no tienen carácter “precautorio”, sino que podrán ser utilizados “plenamente como soporte presupuestal”, resaltó el ministro. 

El acuerdo compromete a la administración de Macri a tomar medidas para lograr un equilibrio fiscal primario (antes del pago de intereses), como las retenciones a las exportaciones y otros cambios tributarios.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.