Raúl Sendic. Foto: Nicolás Der Agopián.

Sendic utilizó la tarjeta corporativa de Ancap para comprar en tiendas de ropa, electrónica, supermercados, joyerías y librerías

7min 20 5
Nº1921 - al de Junio de 2017
escriben Raúl Santopietro y Guillermo Draper

Mientras ocupó cargos en el Directorio de Ancap, el actual vicepresidente de la República, Raúl Sendic, utilizó al menos una de las tarjetas corporativas que le otorgó la petrolera estatal para pagar compras en tiendas de ropa, electrónica, librerías, supermercados y locales de muebles de Uruguay y otros países del mundo.

El modo en el que Sendic recurrió a la tarjeta que le proporcionó Ancap difiere en cantidad y destino de su uso con el resto de los integrantes del Directorio entre el 2005 y el 2016. También se apartó, en algunos casos, del protocolo de uso aprobado por el Directorio en marzo del 2011 , que lo limita a “gastos imprevistos que surjan en sus misiones de trabajo”, según surge de un análisis de los estados de cuenta de las tarjetas Visa del Banco República que recibieron los jerarcas.

Búsqueda obtuvo esa documentación a través de un pedido de acceso a la información en el que solicitó los estados de cuenta de todas las tarjetas. Entre la extensa documentación que Ancap dio en su respuesta, Búsqueda solo pudo analizar los gastos con las tarjetas Visa del Banco República (BROU), mientras que los estados de cuenta de las MasterCard del BROU no incluyeron información detallada.

“Una persona austera”. 

Daniel Martínez y Raúl Sendic ingresaron juntos al Directorio de Ancap. El 1º de marzo de 2005 uno era el presidente y el otro, el vicepresidente. Ambos recibieron sus tarjetas de crédito corporativas Visa del BROU, al igual que el resto del directorio del ente, con un tope de $ 800.000 en el caso de Martínez y $ 160.000 en el de Sendic y los demás directores. El entonces presidente y hoy intendente de Montevideo hizo 19 compras con esa tarjeta en sus tres años al frente de la petrolera. Cinco en restoranes, tres estadías en el extranjero, nueve inscripciones a eventos y dos compras en Duty Free por U$S 42 en 2005.

En aquel entonces uno de los directores era Germán Riet. Entre los años 2005 y 2008 la utilizó seis veces. Tres inscripciones a congresos, dos compras de combustible para viajes al interior y un almuerzo en el restaurante La Corte.

Sendic fue el que más compras realizó en ese período. En total la usó para 76 pagos. Unos 39 fueron comidas en restaurantes locales e internacionales, 20 cargas de combustible, cinco estadías en hoteles y dos pagos a Antel. Las restantes 10 se reparten entre tiendas de ropa y compras en el Duty Free.

En agosto de 2005 gastó U$S 28 en Farmacity de Argentina, en abril de 2006 U$S 46 en el Duty Free de Panamá, en diciembre de 2006 $ 835 en John Read de Montevideo. Ya siendo presidente, en junio de 2008 compró en los Duty Free de Argentina e Italia por valores de U$S 69 y U$S 24, respectivamente; en la tiendas italianas Blue Sand por U$S 24 y Cisalfa Sport por U$S 101 y Tommy Hilfiger de Panamá por U$S 78. Y en agosto de 2008 hizo otras dos compras en los locales de Venezuela Iniciativas por U$S 141 y Sportland por U$S 22.

En 2008 otro de los directores era Aramis Latchinian. Permaneció en el cargo hasta 2010 y en sus dos años en el ente usó su tarjeta corporativa 30 veces. En su caso, la utilizó para pagar en restaurantes como Don Peperone y Locos de Asar y estadías en Mare Mares Resort. La lista de compras incluye U$S 100 en Duty Free, $ 2.190 en Stadium Calzados, U$S 46 en Amazon y más de $ 3.000 en las librerías Puro Verso, El Virrey, Forum de Discos y Libros y Alejandría II.

Consultado por Búsqueda acerca de los criterios que utilizaba para recurrir a la tarjeta corporativa, Martínez aseguró que es “una persona austera” y por eso sus compras “fueron puntuales”. El intendente dijo que no había ningún criterio estipulado, pero que él se manejaba así. “Te digo lo que hacía con el PIT-CNT: Iba de viaje y me compraba los cigarrillos con mi plata, para no usar los viáticos”.

“‘¿Gastó solo esto en tres años?’, te podés preguntar. Sí, gasté nada más que eso en tres años. Obviamente que eso depende de cada uno, de cómo tomaba cada uno su función pública”, agregó .

Búsqueda intentó comunicarse con Sendic para conocer los criterios que siguió a la hora de usar la tarjeta corporativa y consultar si había devuelto el dinero en el caso de que hubiera incurrido en gastos personales, pero el vicepresidente no respondió.

En la respuesta Ancap “deja constancia que en muchas ocasiones se hicieron reembolsos”, que “al momento no es posible identificar”. Fuentes del ente dijeron a Búsqueda que existen devoluciones de directores por haber hecho compras personales, pero que la información no está sistematizada como para saber a qué tarjeta de crédito corresponde ni a qué compra.

Los demás directores. 

En agosto de 2009, Sendic fue nombrado ministro de Industria, Energía y Minería y se alejó de Ancap. Retornó el 1º de marzo de 2010 cuando José Mujica lo eligió para presidir el ente . El vicepresidente también era de la casa: Germán Riet. Y por la oposición, los representantes electos fueron el hoy senador Carlos Daniel Camy y el colorado Juan Justo Amaro. Una vez más, los usos de las tarjetas fueron diferentes.

Amaro utilizó su tarjeta corporativa 62 veces, todas para pagar en restaurantes. La lista incluye Rara Avis, Panini’s, Hemingway, Che Montevideo, El Fogón, Nuevo García, Los Leños, entre otros. Camy pasó la tarjeta en 86 oportunidades para pagar cuentas en estaciones de servicio, restaurantes —con precios que van desde $ 500 hasta $ 6.090—, pasajes de avión, hoteles en Montevideo, como el Palladium o el Regency, y en el extranjero.

Camy dijo a Búsqueda que fue “estricto y austero” en sus gastos y que fueron “los inherentes a la representación”. Combustible, pagar almuerzos de trabajo, los pasajes y las estadías cuando viajaba en misión oficial. El senador blanco explicó que los pagos en hoteles de Montevideo se debieron a que vivía en San José y cuando las reuniones terminaban muy tarde prefería quedarse en la capital. Ancap daba esta opción a los directores del interior.

“No tenía viáticos y cubría el gasto, o la usaba cuando era un almuerzo con alguien. Era el uso de sentido común”, agregó.

El entonces vicepresidente Riet también utilizó la tarjeta corporativa para rubros similares. El jerarca realizó 72 pagos entre 2010 y 2013 : 35 restaurantes locales e internacionales —con gastos de entre $ 800 y $ 23.000—, dos en hoteles, 11 cargas de combustible, cinco inscripciones a congresos de petróleo y el resto en regalos empresariales. En agosto de 2011, por ejemplo, compró por $ 7.055 un obsequio corporativo en Manos del Uruguay, otro en la Galería de la Ciudadela por U$S 650.

A diferencia de todo el resto de los jerarcas, Riet detallaba con lapicera cada uno de sus gastos en el estado de cuenta de la tarjeta. Un almuerzo en agosto de 2010 en la Casa Violeta costó $ 21.488 y Riet apuntó que se trató de un almuerzo del grupo de trabajo de comercio exterior de Ancap con representantes de la empresa Trafigura para hablar del negocio de Petroecuador. Otro almuerzo, en el restaurante del Hotel Radisson en setiembre de 2009, valió $ 22.186 y Riet explicó que fue una comida de trabajo con Sendic y representantes de la petrolera estatal paraguaya.

Joyas, ropa y libros. 

Entonces presidente de Ancap, Sendic pasó su tarjeta corporativa más que Camy, Amaro y Riet juntos. En total, entre 2010 y 2013 la utilizó 320 veces y lo hizo por una variada lista de comercios. La mayor parte en restaurantes locales e internacionales, también estadías en hoteles, vuelos en Pluna, combustible y más de una treintena de locales, que van desde ropa hasta supermercados.

En octubre de 2010, por ejemplo, Sendic pagó con la tarjeta de Ancap U$S 33 y U$S 99 a la tienda Adidas en Rusia y en España respectivamente. Unos días después, en noviembre, lo volvió a hacer en la electrónica Apple de España por U$S 628. Ese mismo mes la usó en Tienda Inglesa por $ 399. En enero de 2011 la utilizó para pagar $ 1.090 en la tienda de ropa América, en el balneario La Paloma, y en febrero lo hizo en Arrow por $ 590.

En marzo de ese año, Ancap definió un protocolo para el uso y administración de tarjetas corporativas de Directorio. Ese documento fue entregado en el momento en que se otorgaban los plásticos a los jerarcas.

En el documento de tres páginas, al que accedió Búsqueda, se define que las tarjetas “permiten efectuar pagos por gastos imprevistos que surjan en sus misiones de trabajo” y da una “guía de conceptos para su uso”: gastos de cortesía institucional, gastos que excedan el monto de los viáticos asignados y gastos por razones de necesidad imprevisibles. Establece además que “cada usuario de tarjeta corporativa es responsable personal por los gastos” de su uso.

Ese mismo mes, Sendic hizo dos compras inusuales en Uruguay: el 21 de marzo gastó $ 450 en la librería Papacito y dos días después destinó $ 6.745 a una compra en Divino , según el estado de cuenta de su tarjeta. En abril pagó U$S 107 en MGS Sport de Israel y $ 4.200 en la tienda Gold Joyas. En la joyería figuran otras dos compras, en junio y setiembre de 2011, por $ 2.400 cada una. La lista de gastos de ese año incluyeron también el supermercado Devoto, Jean Vernier, la tienda Palacio del Casimir, en Panamá, Alfie Jeans y Ese Calzados, en Argentina.

Durante un viaje a Estados Unidos, en marzo de 2012, volvió a pasar la tarjeta de crédito del ente petrolero. En sus estados de cuenta figuran compras en las tiendas Macy’s, Burlington y el comercio de electrónica Verizon. Y la siguió utilizando hasta meses antes de dejar su cargo el 15 de octubre de 2013. En febrero de ese año, por ejemplo, pagó $ 520 en la librería Bookshop.

Luego de su salida, el lugar de Sendic lo ocupó José Coya hasta febrero de 2016. El jerarca le dio un uso similar a los directores Camy, Amaro y Riet. En ese período hizo 18 pagos con su tarjeta corporativa: nueve fueron en restaurantes uruguayos y argentinos —de entre $ 900 y $ 4.085—, ocho estadías en hoteles en el interior del país y en el exterior y una inscripción en un congreso en Moscú.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.