• Cotizaciones
    sábado 13 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Carlos Lecueder

    Edad: 66 • Ocupación: Contador público, empresario y director del estudio Luis E. Lecueder • Señas particulares: Se inventa sus propias cábalas, no le gusta dormir, tiene un grabador de ducha donde registra sus ideas

    Estudió Ciencias Económicas. ¿Siempre supo que iba a trabajar en el estudio de su padre? Desde el día que nací. Mi padre era mi ídolo, mi héroe y desde chiquito yo veía todo lo que él hacía como algo a imitar, con lo cual yo iba a ser contador antes de saber lo que era ser contador.

    ¿Cómo fue su niñez? En un apartamento en Pocitos; fui al Ivy Thomas. Somos cuatro hermanos (tres varones y una mujer) muy unidos. Mis padres priorizaban la familia y eso lo heredé. Somos dos de Nacional y dos de Peñarol. Mi padre era de Nacional y mi madre de Peñarol. A todos nos encanta el fútbol. El día siguiente a un clásico no se habla de fútbol.

    Su señora también es fanática de Nacional. ¿Hasta dónde llega ese fanatismo? Mi señora es muy hincha, desde antes de conocerme a mí. Parte de su tiempo lo dedica a Nacional, participa y trabaja en la comisión de Los Céspedes, y es feliz cuando hacen obras y cuando Nacional gana. Yo soy muy hincha pero un escalón más abajo. Llego a la racionalidad; mi señora superó esa etapa.

    ¿Alguna anécdota? Para ella, cuando juega Nacional no existe otra cosa. Si estamos viajando suspende lo que estamos haciendo.

    Montevideo Shopping cumplió 33 años, la edad que usted tenía cuando abrió. ¿Era un profesional muy joven para hacer una obra tan grande? La obra la hizo mi padre. Yo empecé a trabajar con él primero haciendo edificios de vivienda. Cuando vino la crisis del año 82 y no se podía hacer nada, impulsó el emprendimiento de Montevideo Shopping. Yo formé parte del equipo. Me metí en el negocio de cabeza, me fui a Brasil a meterme una semana en un shopping para ver lo que era y me encantó, y me sigue encantando. La mitad de mi vida ha estado vinculada a un shopping abierto, ahora a más de uno.

    ¿Se siente un innovador? No sé si soy innovador yo o hemos hecho un equipo innovador. Acá en el estudio trabajan mis seis hijos, cuatro varones y dos mujeres, cinco contadores y un ingeniero. Los más grandes conocieron a su abuelo y lo admiraron, vieron las cosas que su abuelo decía que iba a hacer y luego hacía, que eso es lo importante. El trabajo que hacemos también es divertido.

    ¿Se acuerda del momento en que abrió Montevideo Sho-pping? Vivo cerca, entonces lo veo desde la ventana de mi cuarto. En las etapas finales estaba con un nivel de estrés espectacular y una noche, un mes antes de abrir, sonó un trueno impresionante y soñé que se derrumbaba Montevideo Shopping. Fui a la ventana y miré. Mi señora me preguntó qué estaba haciendo. “Estoy mirando si Montevideo Shopping se derrumbó”, le contesté. Ese es el grado de locura cuando uno hace estas cosas. En la inauguración me acuerdo de entrar con mi padre, mis hijos chicos, mi madre, mi señora, las palabras de mi padre, son cosas imborrables. Y después al otro día el terror de que no vaya nadie, pero salió todo bien.

    ¿Cómo es manejar una empresa familiar? En una empresa uno tiene que tener al mejor profesional en el cargo que corresponda y el tener una familia no garantiza que sea el mejor profesional. Nosotros hacemos una especie de mezcla. Las gerencias de los shoppings son ajenas a la familia, son personas seleccionadas, y la cabeza del estudio que trabaja con los profesionales en ese caso sí es de la familia. El responsable soy yo en primera instancia, por lo tanto, si yo tengo un hijo que está trabajando mal dentro del equipo, yo tengo que solucionar el problema.

    Su hermano Pablo inventó la Noche de la Nostalgia. ¿A cuántas fiestas fue usted? A las primeras iba a todas con mi señora. Hoy ya voy a pocas. El último 24 fui y me quedé como hasta las 3 de la mañana. Pablo es el más creativo de la familia. También inventó el descuento del IVA. A Pablo lo sacamos de la radio unas cuantas veces por semana y es el tipo que tiene ideas locas.

    ¿Qué hace cuando no trabaja? En mi vida hay dos cosas: mi familia y mi trabajo, y mis horas se distribuyen de esa forma. Mi señora dice que es injusto porque yo le cuento las horas que duermo, pero, bueno, estoy en casa. Duermo poco, unas cinco horas. No me gusta dormir, me gusta estar en actividad, dormir no es nada, es morir un poco, uno está quieto, sin moverse, sin hablar. Después, voy a ver a mis hijos a la Liga Universitaria todas las semanas. Tengo la suerte de que todos están jugando en el mismo equipo, o sea que voy a verlos y liquido a los cuatro. Y tengo 12 nietos, nueve nenas y tres varones, entre 1 y 8 años.

    Le gusta navegar. ¿Dónde fue lo más lejos que llegó con su barco? A Buenos Aires. Es un catamarán de vela. La navegación es para la familia, cuando estamos en el catamarán no se pueden ir. Es perfecto. Mi hobby también es el trabajo. Cuando estoy duchándome se me ocurren ideas, entonces me compré un grabador de ducha. Uno trata de ser lo más eficiente posible, si se me ocurre una idea, que no se me vaya.

    ¿Dónde hace las compras? No hay ninguna posibilidad de que compre fuera de los shoppings. Soy muy radical, y en otros shoppings­ nada, ni un café. Y si me toca reunirme en alguno digo: “Vas a pagar vos”.

    ¿Alguna vez hizo una compra por Internet? Sí.

    ¿Cuál es su mayor lujo? No busco cosas de lujo. Mi mayor aspiración y mi mayor deseo son estar con mi familia. 

    GALERIA
    2018-05-17T00:00:00