• Cotizaciones
    jueves 11 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Entrevista - Vivianne Caumont

    Nombre: Vivianne Caumont • Edad: 42 • Ocupación: Gerenta general de CITI Uruguay, secretaria de la Cámara de Comercio Uruguay-Estados Unidos • Señas Particulares: habla japonés, batió récord nacional en natación de niña, su mejor regalo es viajar con la familia •

    ¿Hizo la carrera de Contador Público y Administración por influencia de su padre, Jorge, una persona muy reconocida en el ámbito económico?

    Mi papá es economista y mi mamá es profesora de Literatura, así que estaba superbalanceado y tampoco había un mandato. Obviamente que las charlas en la mesa de mi casa siempre se volcaban más a lo que le pasaba a la economía. De hecho, mi mamá hablaba más de economía en la mesa que de literatura. Así que sí, una influencia seguro que hubo.

    ¿Qué heredó de sus padres?

    De mi padre heredé el ser metódica, analítica, planificadora, y de mi mamá heredé la sensibilidad, lo emotivo, estar pendiente de los otros, el valor de la familia, aunque eso es un poco de los dos. Y de los dos el esfuerzo, el siempre ponerse objetivos desafiantes y buscar lo que uno quiere.

    Es la mayor de cuatro hijas. ¿A qué jugaba con sus hermanas? ¿Al bancario, al financista?

    Para nada, al contrario. Me acuerdo que mis papás se fueron a Italia y me trajeron una Barbie. Mis hermanas jugaban mucho a las Barbies, pero yo ya era más grande. Todas nos llevamos más o menos tres años. Teníamos unas hamacas en casa y una rueda colgada de un árbol y jugábamos con la rueda, nos hamacábamos, salíamos a andar en bicicleta, patinábamos en la calle. Íbamos en bicicleta al colegio (Scuola Italiana) y al club (Lawn Tenis). Recuerdos muy, muy lindos de mi infancia.

    En la escuela fue abanderada, en el liceo la primera de la clase, fue la primera de su generación también en facultad. ¿Cuál era su estrategia de estudio?

    Siempre fui muy curiosa. En la clase prestaba atención, quería entender lo que estaban explicando y preguntaba. Y después sí, estudiaba, trataba de informarme más, iba a la biblioteca del colegio o a la Nuestros Hijos. En la facultad me hice íntimas amigas y hacíamos grupos de estudio. Era responsable y con mucho compromiso de hacer las cosas bien. Eso era un problema para mis hermanas porque ellas venían después y en el colegio les decían “ah, vos sos hermana de…”.

    ¿Por qué de adolescente se le dio por estudiar japonés?

    Mi papá vino un día a casa con la noticia de que en la Embajada de Japón daban cursos de japonés. En ese momento Japón era como la China de hoy, y dije “voy a probar”. Y me enamoré de mis profesoras, eran una dulzura total. Me gusta mucho el arte, y los alfabetos japoneses son casi dibujos, entonces era una forma de aprender otra cultura, pero a la larga encontraba algo que me llevaba a otra cosa que me encanta, que es el arte.

    ¿Alguna vez lo usó?

    Una vez estaba en el banco y vinieron unos japoneses a reunirse con nosotros y yo los recibí en japonés y me miraron como si fuera una marciana. Después no, es más como una satisfacción mía.

    ¿Practica alguna técnica artística o es simplemente una admiradora del arte?

    No, no, como fui a la Scuola siempre tuve mucho contacto con el arte, estudiábamos a los pintores, escultores y me quedó una gran sensibilidad. Cuando nos vamos de viaje mis hijos saben que ir a los museos son paseos obligados. Al principio protestaban y ahora les encanta. Una imagen típica de los viajes que hacemos con mi familia es sentarnos en los bancos de esas salas enormes de los museos y quedarnos mirando.

    ¿Ud. compra arte? ¿Tiene algún pintor favorito?

    Los pintores uruguayos me encantan, obviamente algunos son difíciles de acceder, pero tengo no sé si llamarle una pequeña colección. Cuando éramos chicas mi papá y mi mamá iban a remates. Un día mi papá estaba de viaje y me hizo un encargo. Yo tenía 16 o 17 años, y me dijo “por favor andá a este remate, tenés que rematar estos dos cuadros y podés ofrecer hasta tanto”. Fui al remate, mi corazón palpitaba de los nervios, era una responsabilidad. Ponele que podía pagar 1.000 dólares, llega y dicen: “lote 33, base 1.500”. ¡Y no había celular en ese momento, no había nada! Después tuve revancha porque al siguiente remate pude rematar dos de Arzadun.

    ¿Qué pintor uruguayo le gusta?

    Me encanta Zoma Baitler. Es medio como herencia familiar porque mis papás son fanáticos de él. Yo lo conocí unos años antes de que muriera. Ahora estoy tratando de descubrir a los pintores más jóvenes. Estoy atenta, todavía no tengo un favorito. Hay cosas muy lindas, me gusta por ejemplo Alfredo Zorrilla, no es de los jóvenes, pero es contemporáneo.

    De niña fue campeona en natación y batió un récord nacional. ¿Cómo fue?

    Sí, batí récord en 50 metros espalda en piscinas abiertas. En el Lawn había un grupo de entrenamiento y me sumé. Nadé un montón de años, conocí todo el país con el club, era muy divertido y me hice mis mejores amigos. Durante el invierno no hacía natación, hacía un montón de otros deportes.

    ¿Cómo concilia la maternidad y el trabajo?

    Mis tres hijos (dos varones y una nena) nacieron en Buenos Aires, yo no tenía ni a mi mamá ni a mis hermanas, todo se fue integrando de alguna manera. Mi marido es un apoyo fundamental, todo lo que hago lo puede hacer él. Y después es un tema de organización y de saber elegir. Hay momentos que uno no se los puede perder como el acto en el colegio, la reunión de padres, si tu hijo está enfermo trabajás desde tu casa. Pero no es todo color de rosa, uno a veces tiene que elegir.

    Hace unos días cumplió años. ¿Cuál sería su mejor regalo? 

    Un viaje con mis hijos y mi esposo. Me encantaría ir a España, que no conocemos. Para mí hay tres cosas superimportantes en la educación de nuestros hijos: obviamente el tema de la educación en sí, el deporte y después que conozcan otras culturas, entonces le damos bastante importancia al tema de los viajes. Aprovechamos cada viaje para hablar del lugar, que sea también un aprendizaje. Nos unen un montón como familia y la pasamos superbien juntos cuando viajamos.

     

    GALERIA
    2016-09-22T00:00:00