Bruschetta de peras, queso azul y kale

Superversátiles y deliciosas, son una gran opción como aperitivo para compartir o como una comida liviana y rápida

Las bruschettas son un gran legado de los queridos italianos. Las posibilidades son infinitas, desde una clásica de tomate y mozzarella a otra de berenjena grillada con queso de cabra y pickle de cebollas. 

Esta opción que propongo es rica, fresca y muy muy fácil. Usamos pera para sumar ese toque dulzón que queda bárbaro con el queso azul. 

Lo más importante es entender la dinámica de la bruschetta para que después puedan hacer las opciones que quieran. A mí me gusta usar por lo menos tres o cuatro ingredientes para que tengan contraste; algo fresco, algo dulce, algo más cremoso y algo crocante. 

Espero que con esta receta se introduzcan en el gran mundo de las bruschettas. 

INGREDIENTES
4 porciones
4 rebanadas de pan negro o algún pan rico 
200 g de queso azul 
4 hojas de kale 
Vinagreta de aceto y miel (1 cda. de aceto balsámico, ½ cda. de miel, 3 cdas. de aceite de oliva) 
Gotas de whisky 
Sal 
Pimienta negra 

PREPARACIÓN
Empezar tostando el pan. Poner una sartén amplia a calentar, agregar aceite mezcla y colocar las rebanadas. Dejar tostar de ambos lados. 
Limpiar el kale sacando las nervaduras centrales, quebrar en pedazos chicos y colocar en un bowl. Agregar sal, pimienta y vinagreta de aceto. 
Lavar la pera y cortar en láminas lo más finas posibles tratando de conservar su forma redonda. 
Quebrar el queso azul en pedazos chicos. 
Armar las tostadas colocando primero las peras, sal y pimienta, los trozos de queso azul, gotas de whisky por encima, y para terminar las hojas de kale. 
Cortar a la mitad la bruschetta y servir en un plato lindo, amplio o en tabla. 

Del libro Relatos y recetas, Editorial Grijalbo, Penguin Random House