Tarta de jamón y queso con cebollas caramelizadas

Ideal para llevar a un pícnic, una vianda o para comer en el auto durante un viaje

Qué nobles son las tartas, ¿no? Con una masa base y lo que se tenga en casa se puede hacer una comida rica, superfácil y utilizando cosas que hayan ido quedando. 

Parece simple de hacer, y lo es, pero es necesario tener en cuenta algunas cosas importantes: la masa conviene estirarla fina para que no quede muy gruesa, y después cocinarla hasta blanquear unos minutos en el horno, para después poner el relleno, que tiene que quedar bien sabroso. Está bueno hacerle un ligue con huevos, parmesano y algún lácteo, como crema doble o queso crema; de esta forma queda bien húmeda. 

Para la cocción, poner el horno a media temperatura (160-180 grados) para que se cocine despacio y no se dore de más. Es mejor cocinarla a fuego bajo y después darle un toque de color; que se queme por fuera y quede cruda por dentro. 

Dicho esto, ya está todo listo para hacer un festival de tartas deliciosas. La receta que dejo hoy es una de mis favoritas eternas. 

INGREDIENTES
4 porciones

Para la masa: 
200 g de harina integral
250 g de harina 0000
70 cc de aceite de oliva
150 cc de agua
1 huevo
Sal

Para el relleno:
200 g de queso tipo colonia o alguno semiduro parecido 
200 g de queso para que derrita, tipo cuartirolo, gouda o cremoso 
150 g de jamón cocido de buena calidad 
2 huevos 
100 cc de crema de leche 
2 cebollas grandes 
Azúcar
Sal
Pimienta 

PREPARACIÓN
Hacer la masa mezclando todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea. Envolver en film y dejar descansar un rato en la heladera. 
Precalentar el horno a 180 grados. 
Cortar las cebollas en gajos y colocar en una placa para horno separando los gajos entre sí. Espolvorear con azúcar por encima. Agregar sal, pimienta y oliva, llevar al horno y cocinar hasta que estén bien caramelizadas. Retirar del horno y reservar. 
Rallar el queso y cortar el jamón en láminas bien finas. Colocar todo en un bowl y agregar los huevos, la crema, sal, pimienta y chequear que esté bien rico de sabor. 
Retirar la masa de la heladera, estirar y forrar la tartera que vamos a utilizar. Blanquear en el horno hasta que esté bastante seca. Agregar el relleno y colocar las cebollas caramelizadas en forma de flor por encima. Llevar nuevamente al horno hasta que el relleno esté bien cocido. Retirar del horno y dejar entibiar antes de cortar.

Del libro Relatos y recetas, Editorial Grijalbo, Penguin Random House