Una forma de preparar arroz aromático con vegetales en 30 minutos

Con zanahorias, espinacas, chauchas, hierbas, cebolla frita, un poco de crocante y algo contundente para terminar

Hay millones de maneras deliciosas de comer arroz, yo creo que es uno de los alimentos más versátiles y generosos que hay. En mi libro En tu casa hay un capítulo entero dedicado a este noble alimento. 
Hoy te dejo una receta que me encanta, superfácil. Usás una sola sartén y la hacés en 30 minutos máximo. Podés cambiarle los vegetales, especias y quesos según lo que tengas. 
Está bueno sumar algún otro vegetal que le aporte más sabor, color y nutrientes. Para terminar, algo más contundente y tentador —como algún queso, huevo o algo similar—, un crocante para aportar textura, algunas hierbas para dar frescura y listo, una delicia total. 

Ingredientes 
Para 2 personas

1 taza de arroz urumati o basmati, o algún arroz de grano largo 
1 zanahoria pelada y rallada fina
1 cebolla blanca cortada en brunoise­ 
1 puñado de chauchas cortadas al sesgo fino 
Especias varias o algún tipo de curry 
Caldo de verduras o agua 
Sal 
Aceite mezcla 

Para terminar 
Hojas de espinaca lavadas y cortadas en chiffonade 
Hierbas frescas (albahaca, perejil, menta, cilantro) 
Queso de cabra 
Cebolla frita

Proceso 
Empezamos preparando los ingredientes para después ir a cocinar. Cortamos la cebolla en brunoise, pelamos y rallamos la zanahoria fina. Lavamos las chauchas y cortamos al sesgo fino. 
Llevamos una sartén amplia a fuego fuerte, agregamos aceite mezcla, la cebolla y la zanahoria, dejamos cocinar hasta que esté dorada y cocida. Agregamos el arroz y revolvemos un poco para nacarar. Pasado un minuto, agregamos sal y las especias que estemos usando. 
Agregamos el doble de caldo o agua que el arroz y dejamos cocinar a fuego bajo sin mezclar. 
Cuando el arroz está casi cocido, agregamos las chauchas y cocinamos un minuto más con tapa.  Apagamos el fuego y dejamos descansar un minuto. Chequeamos la sazón y en caso de ser necesario corregimos.
Para terminar, por arriba le agregamos la espinaca en chiffonade­, las hierbas, el queso de cabra quebrado en pedazos y por último la cebolla frita (tenés la explicación más abajo). 
Esta es una posibilidad dentro de las millones de combinaciones que podés hacer. Andá cambiando y vas a ver que es una gran forma de cocinar arroz con un plus de sabor, texturas y nutrientes. 

Para hacer la cebolla frita
Pelamos las cebollas y cortamos en mitades. Cortamos en pluma y freímos de a poca cantidad a fuego bajo, hasta que esté bien crocante y color ámbar. Pasamos por papel absorbente, dejamos enfriar y guardamos en recipiente hermético.

Del libro En tu casa, Editorial Grijalbo­, Penguin Random House.