• Cotizaciones
    miércoles 05 de junio de 2024

    “¿Sin fines de lucro?”

    Sr. Director:

    En relación al artículo de la Sra. Ana Balsa titulado “¿Sin fines de lucro?”, con el cual concuerdo, me gustaría compartir algunas experiencias que he tenido con el Casmu (Iampp = Instituciones de Asistencia Médica Privada de Profesionales sin fines de lucro).

    Soy socio desde 1949 y he sido testigo del crecimiento de la institución, observando tanto sus logros como sus desaciertos. Lamentablemente, en la actualidad esta empresa ha dejado de operar sin fines de lucro y además ha dificultado considerablemente el acceso de sus usuarios.

    Por ejemplo, la central telefónica está gestionada por un sistema de inteligencia artificial (IA) que solo reconoce pocas palabras. Cuando se logra hablar con un operador humano, este finaliza la conversación rápidamente, sin dar tiempo al cliente. En muchas ocasiones el operador deriva a quien llama a un interno que no responde, y la llamada se corta tras pocos minutos.

    La solicitud de una cita con un médico también es gestionada por la IA, con resultados deficientes y plazos muy largos.

    En cuanto al proceso de solicitud y entrega de medicamentos, este está tercerizado y funciona adecuadamente pero dentro de los límites impuestos por el Casmu. Por otra parte, los medicamentos proporcionados por la institución, especialmente aquellos que no están en el PIAS, resultan onerosos, así como los análisis.

    La tercerización de diversos análisis, tratamientos y operaciones, algunos realizados externamente pero muchos bajo el mismo techo de la institución y generalmente atendidos por profesionales que también trabajan en el Casmu, es otro factor que ha complicado y encarecido la atención de los socios. Para acceder a estos servicios se requiere abonar una suma considerable a “Casmu Empresa”. Además, llama la atención que estas empresas no tengan acceso al historial clínico del paciente, por lo que los usuarios deben llevar sus propios antecedentes a la cita.

    En resumen, considero que la falta de transparencia por parte del actual directorio, junto con la fallida contratación del Cr. Eduardo Zaidensztat, la incertidumbre en torno a los posibles interventores del MSP y/o la DGI y la cantidad de publicidad a página entera solo demuestran que la institución dejó de operar sin lucro. Todo esto solo causa preocupación.

    Elias Birn

    Cartas al director
    2024-05-08T23:15:40