• Cotizaciones
    jueves 18 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Bolsa de San Pablo ve con interés acercarse al mercado uruguayo

    Para Roberto Belchior, director de Desarrollo de Mercados para Latinoamérica de la Bolsa de San Pablo, ya existen las bases para un mayor desarrollo de las plazas bursátiles del Mercosur gracias a legislación aprobada en la década de 1990 con la creación del bloque. Lo que falta, a su entender, es avanzar en los “arreglos infralegales” para “poner de acuerdo” a las entidades reguladoras y “producir los efectos económicos de esas iniciativas”.

    “Cuando salió el Mercosur con su capítulo de mercado de capitales en los 90 hubo mucho movimiento hacia el desarrollo de productos de inversión en los distintos países, pero desde entonces lo que pasó fue que eso quedó olvidado. Por lo menos en esta área. Pero la base legal ya está ahí”, dijo en diálogo telefónico con Búsqueda.

    Belchior entiende que luego de años de “ruido” que impidió “un desarrollo fuerte en los temas económicos”, el bloque comercial presenta ahora “buenas condiciones” para construir una agenda de trabajo. “Hoy los países están muy cerca. Nunca había visto a los gobiernos de Brasil y Argentina trabajando tan juntos. Se trabaja muy cerca en temas de gobierno corporativo, educación financiera, desarrollo de productos y mercados. Las bases ya están, es un tema de acercarnos aun más y arrancar con una agenda de trabajo”, opinó.

    A pesar de su reducido tamaño, Belchior consideró que Uruguay es “un centro financiero importante” y no descartó la posibilidad de avanzar hacia acuerdos como el establecimiento de un memorándum de entendimiento que permita “permanecer cerca y compartir experiencias”. Acuerdos de este tipo firmaron recientemente con Egipto y China.

    “Uruguay tiene una bolsa muy organizada, aunque sea pequeña. Es un centro financiero importante con protagonismo en la región y una dinámica muy distinta de los demás países. Todo el tema de las zonas francas y la construcción de un ambiente de negocios que atrae a extranjeros lo hace un país importante. Tenemos memorándum de entendimiento con varias bolsas en el mundo como una manera de cooperar aunque no tengamos una participación accionaria y no integremos el consejo (de administración de la bolsa). Es una alternativa. Me encantaría acercarme a la bolsa uruguaya bajo uno de esos memorándum, u otra forma de cooperación”, aseguró.

    “Términos comunes”.

    Con la participación de casi 9% del paquete accionario de la Bolsa de Valores de Lima, que se concretó a fines de enero, BM&F Bovespa se constituyó en el accionista individual más grande de la bolsa peruana. Luego de la integración de sus negocios (fusionando la Bolsa Mercantil y de Futuros con la Bolsa de Valores de San Pablo), la bolsa brasileña comenzó en 2014 un proceso de inversiones en la región que incluye a los mercados de Chile (de la que es dueña de 8,3%), México (4,1%) y Colombia (9,9%). Ahora avanza en la cooperación con Argentina, donde provee de conocimiento para la actualización de la normativa sobre gobierno corporativo. Y desde la asociación Brasil Inversiones y Negocios (Brain) apunta a desarrollar productos comunes con Argentina, Perú, México, Colombia y Chile.

    “Desde Brain trabajamos en dos iniciativas: el Latin Depositary Receipt, un recibo de depósito de acciones latinoamericanas, y un pasaporte de fondos, para que un fondo de inversión que se constituya en un país de la región pueda distribuirse en otro bajo estándares comunes aprobados por los reguladores. Específicamente miramos inicialmente a los cinco (países) más grandes pero no nos queremos limitar y pensamos añadir otros en el futuro. Por ahora estamos teniendo charlas con los reguladores y ministerios de Hacienda. Pero ya hay países más pequeños que tomaron conocimiento y mostraron interés como Panamá, Costa Rica y República Dominicana”, explicó.

    “No es fácil tener coberturas en las distintas monedas de Latinoamérica y en general todo se hace contra el dólar. No es posible protegerse del peso colombiano contra el peso chileno, o el sol peruano y el real brasileño. Son temas que merecen una mirada desde muy cerca para desarrollar soluciones. Y lo mismo sucede con el tratamiento impositivo de las inversiones, porque algunos hacen tributar a los dividendos y otros no. En Perú se aprobó una ventaja impositiva y no hay impuestos, pero en Colombia se plantea una reforma donde uno de los puntos es justamente que tributen las ganancias de capital en bolsa. Por supuesto que está el tema de la independencia y la soberanía de los países, pero hay que trabajar hacia términos comunes para los mercados de capitales. Es importante que un inversor de fuera de la región conozca bien las condiciones de negocios y las vea como algo muy parecido”, agregó el ejecutivo.

    Economía
    2017-02-23T00:00:00