• Cotizaciones
    martes 23 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Del director general de Salud Pública

    Sr. Director:

    En el ejemplar de Búsqueda del 15 de junio de 2017, en la página 45 en la sección de carta de los lectores, hay una encabezada con el título La vacunación.

    No es mi intención polemizar con las expresiones que allí se expresan, pero quiero que se observe también el lado opuesto de esos dichos.

    En el momento actual, se está discutiendo el cierre del ex Hospital Filtro. Allí se atendían en las décadas del 50 y del 60 del pasado siglo, los casos de poliomielitis que llegaban a la insuficiencia respiratoria, con unos aparatos (respiradores mecánicos) que se llamaban pulmotor y mucho de los pacientes fallecían. Desde que se introdujeron las vacunas de la poliomielitis (primero oral y luego inyectable) no hubo mas casos de la enfermedad y el mundo discute actualmente su erradicación.

    En mi concurso para comenzar mi carrera docente en la Facultad de Medicina, tuve que examinar a un niño de siete meses, con sarampión, que luego falleció. Desde hace más de 25 años Uruguay no tiene sarampión, y eso desde que se introdujo la vacuna. En Europa en estos precisos días, falleció una mujer perteneciente a los grupos antivacunas. No se había vacunado ella, ni tampoco sus hijos, los que también enfermaron, pero evolucionaron favorablemente.

    Uruguay hace años que no tiene difteria (últimamente se dieron casos en Venezuela debido a la falta de vacunas), no existe el tétanos neonatal, disminuyeron francamente los casos de tos convulsa, en 1994 se introdujo la vacuna contre el Haemophyllus B y prácticamente desapareció la meningitis por este germen, que mataba niños o los dejaba con secuelas muchas veces severas (epilepsia, parálisis cerebral, sordera, etc.).

    Uruguay ha vivido experiencias desagradables con las inundaciones que provoca el río que nos da el nombre. No se han reportado casos de hepatitis A, debido a que en el año 2008 se introdujo la vacuna. Hasta ese año, un caso o dos por año debían trasladarse a Buenos Aires para realizarse un transplante hepático debido a la hepatitis A. La hepatitis B, que puede causar cirrosis hepática y cáncer de hígado, debido a la vacuna que reciben los niños uruguayos está en vías de desaparecer.

    En el año 2008, Uruguay introdujo la vacuna antineumococo; desde entonces han disminuido francamente las neumonías por este germen y desaparecido las meningitis de la misma causa, que al igual que las Haemophyllus B, podrían dejar secuelas graves o causar la muerte.

    Por último, para los más jóvenes hubo una enfermedad que causó estragos en el mundo, que se llamó viruela. También para los mas jóvenes, esta enfermedad se erradicó por una vacuna que en el mundo se dejó de utilizar debido a su éxito.

    En Uruguay como se vio, estamos libre de muchas de esas enfermedades debido al éxito de los programas de vacunación. No sucede así con muchos niños de África, ni de países donde hay guerras y adonde no pueden llegar los vacunadores o donde son asesinados por la ignorancia de los guerrilleros.

    Como médico, no quiero que eso les pase a nuestros niños. Las vacunas pueden causar reacciones adversas, algunas de ellas que pueden llegar a ser graves. Sí, por supuesto. No hay ningún medicamento que esté libre de causarlos. Las reacciones más graves pueden verse en una cada 10 millones de dosis. A cambio de ello, se salvan millones de vidas cada año.

    Hay dos acciones del ser humano que son las que han salvado mas vidas. La primera, el agua potable y el saneamiento; la segunda, las vacunas.

    Jorge Quian

    Médico Pediatra

    CI 1.009.222-9

    Cartas al director
    2017-06-22T00:00:00