• Cotizaciones
    miércoles 17 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    El Carnoustie Golf Links de Escocia, uno de los campos más difíciles del mundo, recibe al British Open, el tercer Major del año

    La primera edición del British Open, disputada a mediados de octubre de 1860 en el Prestwick Golf Club de Escocia, dio inicio a lo que luego sería parte de la tradición del golf. El certamen fue declarado “abierto a todo el mundo” y sirvió de modelo a todas las competencias que vinieron después. La victoria de Willie Park inició otra tradición que se impondría con el paso del tiempo: la entrega de un cinturón con incrustaciones de plata al ganador del campeonato, el cual fue sustituido poco tiempo después por la famosa jarra de plata conocida como la Claret Jug.

    Ese trofeo permanece en el Royal & Ancient de Saint Andrews, llevándose el ganador de cada edición una réplica. Precisamente, en una ceremonia llevada a cabo el lunes 16, la jarra de plata fue devuelta por el último campeón, el norteamericano Jordan Spieth, a las autoridades del Royal & Ancient, la entidad organizadora del Abierto Británico.

    Las más antiguas tradiciones del golf se volverán a dar cita a partir de hoy jueves 19 hasta el domingo 22. Al final de la última jornada, en una sencilla ceremonia sobre el propio green del hoyo 18 de Carnoustie, apenas terminado el campeonato, se entregará al ganador la Claret Jug, quien será proclamado de ese modo como “el campeón del año”.

    La bolsa de premios del tercer major de la temporada asciende en esta edición a US$ 10,5 millones, lo que incluye un cheque de US$ 1,9 millones para el ganador, una nueva prueba de la trascendencia que han adquirido los torneos que componen el Grand Slam de golf.

    El único golfista uruguayo en jugar una edición del campeonato más antiguo del mundo fue Pascual Viola. Gracias a una invitación obtenida por el embajador inglés en Montevideo, Eugene Millington Drake, en la edición de 1949 disputada en el Royal Saint George´s Golf Club de Inglaterra, Viola formó parte del torneo. Un acumulado de 149 golpes para los 36 hoyos lo dejó fuera del corte clasificatorio por apenas dos golpes.

    La cancha

    Dentro de las 14 sedes en que ha rotado el Abierto Británico en su historial, a partir de hoy el Carnoustie Golf Links de Escocia recibirá al campeonato por octava vez. La primera fue en 1931, cuando ganó Tommy Armour, mientras que el último antecedente es del 2007 con triunfo del irlandés Padraig Harrington. Con cuatro hoyos finales terribles, para muchos se trata de la cancha más difícil dentro de las que rota el British Open. Las últimas tres ediciones del Abierto Británico jugadas en Carnoustie se definieron en playoff.

    Como ocurre con la mayoría de los campos estilo links, gran parte del desafío lo marca el clima durante el torneo. Jugar en este tipo de canchas representa una dura batalla de los golfistas contra los elementos, siendo el viento el que marca la diferencia. Cuando el viento sopla en Carnoustie el campo se vuelve implacable, despiadado, donde no existen en el trazado dos hoyos consecutivos que se jueguen en la misma dirección, lo que supone un reto constante para los golfistas. A lo largo del recorrido de más de 7.000 yardas con par 70 existen varios arroyos que suponen verdaderos obstáculos a sortear, siendo el que cruza los hoyos 17 y 18, el Barry Burn, el más reconocido. Ahí fue donde ocurrió el incidente del francés Jean Van de Velde en el año 1999, que le costó el campeonato luego de llegar al hoyo final con una ventaja de tres golpes y terminar haciendo triple boggey, perdiendo luego en el desempate.

    A partir de las 6 y 32 de hoy jueves 19, se pondrá en marcha la 147ª edición del Abierto Británico, siendo la última salida a las 16 y 14 minutos. Cada 11 minutos jugando en threesomes desde los hoyos 1 y 10 saldrán 156 golfistas, entre profesionales y amateurs, buscando la gloria. Entre ellos estarán el argentino Emiliano Grillo y el venezolano Jhonattan Vegas.

    Los primeros 50 ubicados en el ránking mundial tienen su lugar asegurado en el Open y el resto de los competidores se completa con las clasificaciones regionales que se disputan en Gran Bretaña, Estados Unidos, Europa, Australia, Asia y África. De dichos clasificatorios, finalmente, 388 golfistas llegan a la etapa final, buscando uno de los 12 lugares que quedan disponibles. Las etapas definitorias se disputan en cuatro canchas diferentes cercanas a Caronoustie con 36 hoyos diarios.

    Los abonos para acceder al British cuestan 220 libras y los menores de 15 años ingresan en forma gratuita. Unos 800 voluntarios, pertenecientes a todas partes del mundo, serán los encargados de organizar y controlar a los más de 200.000 espectadores que se espera a lo largo de todo el campeonato. Dicho número refleja la enorme pasión que despierta el golf en esa parte del mundo.

    Junior British Open

    En tanto, Jimena Marqués y Jean Paul Marteleur fueron los representantes de la Asociación Uruguaya de Golf (AUG) en el Junior British Open, que se jugó entre el lunes 16 y el miércoles 18 en el campo del Eden Golf Course de Saint Andrews. Desde el año 2000, el Royal & Ancient organiza este torneo para golfistas menores de 16 años, los cuales juegan en la modalidad de 54 hoyos medal play con corte clasificatorio luego de disputadas dos vueltas, quedando los primeros 80 en competencia.

    El presidente de la AUG, Claudio Billig, en su carácter también de presidente de la Federación Sudamericana de Golf, estuvo presente en dicho certamen. Para la edición de este año había anotados en total 137 golfistas de 79 países.

    Vale destacar que una vez finalizado el campeonato, los participantes son invitados a presenciar las dos primeras rondas del British Open que se jugará en Carnoustie.

    Deportes
    2018-07-19T00:00:00