El “rebote” económico de abril-junio muestra “continuidad” y el MEF espera crecimiento de 3% para el segundo semestre

4 minutos Comentar

Nº 2141 - 23 al 29 de Setiembre de 2021

Algunos datos relacionados con la actividad anticipaban que en abril-junio la economía uruguaya había tenido un “fuerte rebote”, según la lectura de los integrantes del equipo económico. Eso se confirmó con la información de Cuentas Nacionales divulgada el miércoles 22 por el Banco Central (BCU), que mostró a todos los sectores con crecimientos respecto a un año atrás —el momento más crudo de la emergencia sanitaria por el Covid—, además de aumentos en el consumo, la inversión y del comercio exterior.

El Producto Bruto Interno (PBI) en abril-junio fue 11,3% mayor que en igual período de 2020 y significó la vuelta al crecimiento tras la baja de 3% (corregida) del primer trimestre.

Otra comparación que informa el BCU es la medición que quita efectos estacionales y compara con el trimestre previo, es decir, enero-marzo de 2021 (cuando, más allá de lo que algunos llamaron la “segunda ola” de contagios, la actividad económica había mejorado). En este caso, en abril-junio el PBI aumentó 0,9%.

Fue un desempeño “muy favorable” de todos los sectores de actividad, dijo a Búsqueda la directora de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía, Nicole Perelmuter. A la vez, desde la perspectiva del gasto destacó el aumento del consumo como un dato “sumamente relevante que está en sintonía con la recuperación del mercado laboral”. También mencionó el incremento del gasto del sector público, vinculado a la salud y la educación, así como el crecimiento “importante de la inversión”, de la mano de la obra de UPM 2 y su infraestructura vinculada, y otras privadas.

En cuanto a la demanda externa, resaltó el “notorio crecimiento” de las importaciones y exportaciones, y entre estas últimas, en particular, las del rubro cárnico y lanero.

“Más allá de esto, los indicadores del tercer trimestre darían continuidad a estas tendencias y las reafirmarían”, acotó la jerarca. Citó, entre otros, el “muy buen desempeño” de la industria manufacturera, de las exportaciones de mercaderías y la recaudación tributaria en los meses recientes (ver página 22). “Todos estos indicadores no hacen más que reafirmar nuestra proyección de crecimiento y el rumbo de la política económica” que tiene como objetivos fundamentales la “reactivación” y el incremento del nivel de empleo, “sin aumentar impuestos”, aseveró. Dijo que para el segundo semestre del año esperan que el PBI crezca en el “orden del 3%”.

Perelmuter apuntó que, de todos modos, deben ser “cautelosos porque el mundo sigue en pandemia” y en Uruguay, si bien la situación sanitaria a partir de la vacunación ha mejorado, el gobierno debe seguir atendiendo los impactos.

Para la economista, la crisis de la gigante china Evergrande y la inestabilidad que ocasionó en estos días en los mercados financieros globales no parece un evento con efectos directos sobre Uruguay. “Por supuesto, monitoreamos la coyuntura, pero hoy no estamos viendo eso como algo que afecte” el panorama comercial con China, el mayor comprador de bienes uruguayos.

Rebote

Las cifras informadas por el BCU no sorprendieron a los economistas del MEF; de hecho, declaraciones efectuadas el viernes 17 por la directora de Política Económica del Ministerio de Economía, Marcela Bensión, fueron una suerte de anticipo.

En Radio El Espectador, aseguró que después de una “anémica performance en el primer trimestre” explicada en parte por el impacto de la baja actividad turística en el verano, lo esperado para abril-junio era una expansión de “entre 9% y 11%” en términos reales respecto a un año atrás. “Son los números que conforman el 3,5%” de crecimiento previsto para el promedio de todo el año, agregó la jerarca.

También expresó conformidad en la recuperación al comparar con otras economías de la región si se miran los datos del mercado laboral durante los meses de repliegue en la movilidad frente al Covid-19 y en los meses recientes, ya con la vacunación extendida.

Con la expansión de abril-junio pasado, el PBI anual (los 12 meses a junio) ascendió a US$ 56.623 millones, un nivel a mitad de camino entre el que se ubicaba en el primer y el segundo trimestre de 2020. Por habitante, eso equivale a US$ 16.036, calculó Búsqueda.

La proyección del MEF es que a fines de este año y principios del que viene el PBI se ubique en niveles previos a la pandemia. “Va a haber una recuperación sin duda de la temporada, veremos qué tan fuerte es”, porque “es difícil hacer pronósticos”, acotó Bensión.

Economía
2021-09-22T22:11:00