El representante de Cabildo Abierto en ASSE dice tener “montada una estructura gigantesca” y ya haber puesto a 135 personas

11 minutos Comentar

Nº 2114 - 11 al 17 de Marzo de 2021

“Yo soy muy franco, muy derecho, soy un tipo muy sincero y me gusta hablar”. Así empezó la conversación entre Enrique Montagno, (*) vocal del directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), en representación de Cabildo Abierto (CA), con el exmilitante cabildante Adrián Puppo.

El encuentro tuvo lugar el martes 23 de febrero en el despacho del jerarca estatal para tratar “temas políticos”, según explicó Montagno a sus asesores y así surge de la grabación de la charla que circula en ámbitos cabildantes y a cuyo contenido accedió Búsqueda.

“Yo acá (en ASSE) vine con un tenedor, con un escarbadientes... Yo vine vestido de piloto a correr en una cachila y estaba al lado de un Lamborghini… ¡Hoy la cachila corre...! No soy mayoría (en el directorio), soy minoría, pero me ganan por los faroles...”, dijo Montagno, también coronel retirado, cofundador de Cabildo Abierto y hombre de confianza del senador y líder partidario Guido Manini Ríos.

El jerarca relató su incursión en política hace más de un año. “Cuando se formó el partido, Guido me dice: ‘¿Vos te animás a agarrar Canelones?’. Y yo, como soy muy amigo, le digo que sí”, contó, para luego explicar su designación como referente de Cabildo en ASSE. “Yo sé de gestión, me encanta, aunque no soy político, pero generé una estructura acá… Yo tengo una estructura montada en ASSE gigantesca”, dijo.

Y se explayó: “Hoy, en un año, tengo montado eso. Que si el año que viene se fuera el Partido Nacional y le dejan ASSE a Cabildo, yo en 48 horas le monto toda una estructura con gente de Cabildo acá adentro”.

Luego buscó zanjar una discusión entre algunos militantes partidarios sobre el criterio empleado por la conducción de CA a la hora de repartir los cargos de dirección pública, ocupados en buena medida por militares retirados, por lo que también él fue cuestionado. Ante eso, afirmó: “Hay que dejarse de estupideces por peleas internas pelotudas”.

Montagno tuvo una extensa trayectoria en las Fuerzas Armadas (FF.AA.). Perteneció a la promoción 1978 “General Leandro Gómez” en la Escuela Militar, integró la Brigada de Caballería Nº 2 (2004), trabajó en la Escuela de Sanidad de las FF.AA. (2009) y fue coordinador de instructores para cursos en la Dirección Nacional de Sanidad de las FF.AA. (2010), informó el portal Uypress.

ASSE representa un universo de casi 1.400.000 usuarios —40% de la población uruguaya—, según datos oficiales de 2019. En palabras del propio Montagno es la institución referente en salud a escala nacional, atiende en casi 900 puntos del país, tiene más de 33.000 funcionarios y maneja uno de los mayores presupuestos del Estado, alrededor de US$ 1.000 millones.

Consultado por Búsqueda, Puppo, que militó en la agrupación Cruzada Oriental que encabezaba el diputado Eduardo Lust, se negó a hablar sobre “una conversación política con una autoridad pública”, y dijo desconocer la existencia de un registro de la charla.

Cargos

Al repasar la trayectoria de Cabildo Abierto, Montagno reconoció “errores de inexperiencia política” y citó las negociaciones por el reparto de los cargos públicos con los socios blancos de la coalición de gobierno. Lo resumió en seis palabras: “Estos nos cagaron en los cargos”. Luego reconoció: “Nosotros cometimos errores hasta con nuestros representantes en las negociaciones”, aunque no adjudicó responsabilidades individuales.

El jerarca, que condujo la charla, siguió: “Yo no soy mejor ni peor que nadie, pero si yo hubiera estado en las negociaciones hubiera actuado de una forma muy diferente. ¿Y qué me avala a mí? ¡Yo acá tengo 135 cargos! Esos 135 cargos los conseguí yo. Suena soberbio, pero me puedo ir a mi casa mañana con la alegría de haber hecho eso. En el ascensor, en el baño, comiendo, tomando un vaso de agua, en el medio del campo, en una policlínica, siempre negociando, negocié todo”.

Según Montagno, Cabildo debería tener “muchísimos más cargos”, y “ahí es donde está el gran problema. Nosotros no sabíamos los cargos que había… Y estos locos (por los dirigentes blancos) son muy astutos, porque lo jodieron al Partido Colorado y nos jodieron a nosotros”. Y fue más allá: “¡Son unos reverendos hijos de puta! Nos cagaron en los cargos… ¡Nos recagaron en los cargos! Y hoy se cagan de risa”, dijo.

También dijo haber aprendido de esa experiencia. “Si mañana fuera yo a negociar también te hago lo mismo, te absorbo el 60% de los cargos medios”.

Por otra parte, Montagno se mostró muy molesto con trascendidos de prensa sobre la asignación de cargos a familiares y amigos cabildantes en ASSE, y dijo haber encarado a operadores blancos por ese motivo.

“Yo hablé con los blancos y les dije: ‘Vamos a parar la mano, ¿no?’ Y me dicen: ‘¡No! ¡Pero cómo vas a pensar…!’. Yo pienso, tengo derecho a pensar. Yo digo las cosas y si mañana tengo que dar vuelta para atrás y pedir disculpas yo no tengo problema ninguno”, apuntó.

Dijo que en ASSE “el 90% de los funcionarios es de izquierda” y advirtió: “Acá tenemos un director de usuarios y un director por los funcionarios: Pablito Cabrera (representante de los trabajadores) y Natalia Pereyra (representante de los usuarios), dos tololos”. Contó además que “el cuarto piso de ASSE” (recursos humanos) “es del Frente totalmente”.

Además “hay adjuntos acá…, del director y el presidente, que son de izquierda”. En ese momento entró al despacho su adjunto en el directorio, el también coronel retirado Eduardo Pin, a quien Montagno elogió por su condición profesional y cabildante.

Covid y coalición

La salud “siempre fue un buque insignia”, aseguró Montagno. “Es el buque insignia del partido (por Cabildo)”, como “fue un buque insignia del MPP y de los más radicales”, explicó. No obstante, siguió, “esto (por ASSE) lo entregaron y dijeron: ‘Ustedes ahora háganse cargo del agujero’”.

El prestador público de servicios médicos ha sido un pilar fundamental en el combate al Covid-19, valoró el jerarca, aunque enseguida repuso: “Si no hubiera estado el Covid hoy esto estaba prendido fuego, como todo Montevideo, como todo el país, como todos los organismos… Y la situación económica hubiera sido un culo, y yo dudo de que Lacalle tuviera el 33% de aprobación”.

Según Montagno, al gobierno “lo salvó” la pandemia. “El Covid ha sido un elemento lamentable, porque hay 500 personas muertas, y mucha gente muy mal, pero… Ahora, pasa y esto se incendia, porque la desocupación va a ser mayor, y porque la política que está llevando el gobierno es un culo, la está llevando mal y no está trabajando en equipo”.

En ese escenario, el jerarca auguró que “la coalición se va a romper y se va a romper fea”, insistió, “cuando se corte, se va a cortar fea”. Allí señaló un error de cálculo político de los socios del gobierno. “Ellos creen que dentro de tres años me voy a ir de la coalición, pero en los dos últimos años la oposición va a ser mayor, o sea que no sé cuál va a ser tu grado de efectividad”, razonó. Y dio por hecho que “si la coalición se rompe mañana, hoy ellos ya tienen la gente para ocupar (los cargos)”.

No obstante, estimó que “si la coalición se rompe hoy vas a tener cuatro años para remar contra la corriente y no vas a llevar todos los votos ni todos van a estar de acuerdo, o sea que van a ser muchos los líos que van a venir”.

Purgas

Al promediar la charla, Montagno retomó el tema de la estrategia política del Frente Amplio. “¿Estos locos habrán perdido o entregaron? Porque esto, como que se va a pudrir más…”, machacó. Tras unos segundos, pareció inclinarse por la primera opción. Porque los frentistas “perdieron el poder y vos te das cuenta acá que los tipos están doloridos. Vos los ves, los sentís a los tipos, el odio que tienen y la negligencia y la desidia con que trabajan en las policlínicas. Dicen que no hay medicamentos, hacen bulla, y medicamentos hay”.

Así y todo, “los tipos tienen la sartén por el mango, porque 15 años gobernaron y toda la vida se prepararon para esto. Y nosotros estamos sentados acá y en vez de decir: ‘Bo, pará loco, vamos a sentarnos entre los tres…’, no existe esa comunión, es totalmente superficial. Y no existe ahora y no va a existir más adelante”, indicó.

“Mañana estos vuelven y no van a tener contemplación: te cambian las cerraduras y te tiran las cosas para el corredor. Gente que ocupaba cargos de dirección cuando vino el Frente terminaron contando porotos en un depósito de hospital, sin ningún tipo de problemas”, dijo Montagno, y propuso: “Yo pienso que si ellos hicieron purga nosotros tenemos que hacer purgas, y mala suerte”.

“Si yo te tengo que arrancar la cabeza porque eras frenteamplista, te la tengo que arrancar, simplemente buscá a los tipos que judiaron”, dijo.

Añadió que, según una “compulsa” que encomendó “piso por piso, en todo el edificio de ASSE hay cinco votantes de Cabildo”.

Politiquito

El problema, según el jerarca, es que al presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, le falta “voluntad” para hacer lo que a su juicio debe hacerse. “No hay voluntad de hacer por parte de Cipriani”, que, según aseguró, “está haciendo campaña” desde su cargo. Además, dijo que “Cipriani es ojos y oídos de Álvaro Delgado”, secretario de la Presidencia.

“O sea, Cipriani hace lo que Delgado dice, y lo que dice Lacalle. Si vos querés medir cuál es el pensamiento del presidente y del secretario de Presidencia en una persona, esa es Cipriani”, comentó.

Por eso, el militar retirado infirió que a los socios del gobierno “les salió el tiro por la culata” con su designación. Así lo explicó: “Los tipos pusieron a Cipriani porque en tiempos normales el ministro de Salud Pública no existe. El que existe es el que está acá en ASSE, que tiene poder. Entonces pusieron a este loco acá... ‘Y al Ministerio de Salud Pública se lo damos a Cabildo, así queda contento, tiene un ministerio. Pero ASSE es mío…’. ¿Qué pasa? Vino la pandemia y Salinas ha sido brillante, y entonces este tipo (Cipriani) anda como loco corriendo. Viste que agarra un micrófono, como le digo, ‘enamorado del chupete’. Pero el carisma y la ascendencia de uno y otro… A este loco, por más que él corra y corra no le llega al otro…, más que nada por la situación. Pero esto vuelve a la normalidad y el tipo que está acá tiene un peso incalculable”.

Montagno recreó incluso una charla que mantuvo “un viernes” con Cipriani. “Mirá, escuchame, tenemos que trabajar en equipo… Yo te tengo que cuidar las espaldas y vos me tenés que cuidar a mí. Porque si vos ganás las próximas elecciones, si el Partido Nacional gana, me vas a necesitar de vuelta. Y si yo gano, te voy a necesitar. Entonces tenemos que trabajar en equipo, le digo, porque si no ¿sabés qué? Estamos regalados”.

Y, siempre según su versión, le avisó: “‘Si yo te quiero cagar, yo te recontra cago’. Así le digo. Mirá, sabés lo que hago, levanto el teléfono y en tres policlínicas de la rambla de Montevideo y Canelones tranco las farmacias un viernes —que están retirando los médicos las enfermedades crónicas—, ¿y sabés qué hago? Llamo a los canales a que vayan y que te filmen… Entonces sabés una cosa, vos, Cipriani, que sos un tipo que supuestamente estás haciendo las cosas bien, que te preocupás y que estás haciendo una buena performance para tu futuro político, le digo... ¿Sabés lo que la gente dirá? Y… ‘este es un desastre’. Así nomás le dije, ‘este tipo es un politiquito’”.

(*) Ex vocal ya que renunció el jueves 12 tras la publicación de esta nota.

Información Nacional
2021-03-10T23:41:00