Para el gobierno, dato de abril confirma que la inflación no se va a “disparar”

3 minutos Comentar

Nº 2172 - 5 al 11 de Mayo de 2022

Después de algunos meses con cierta aceleración inflacionaria que preocupó a la población e instaló el tema en el debate político, el índice de Precios al Consumo (IPC) de abril era esperado con expectativa. La medición mostró una moderación que dio algo de tranquilidad a las autoridades.

Según informó el miércoles 4 el Instituto Nacional de Estadística, el IPC subió 0,49% el mes pasado; la inflación acumulada en el año fue 4,94%, mientras que la tasa de 12 meses casi no se movió respecto a marzo (se ubicó en 9,37%).

El dato fue “muy positivo” porque “se moderó” el ritmo de aumento de los precios minoristas, dijo a Búsqueda el ministro de Trabajo, Pablo Mieres. Agregó que si se analiza la inflación mes a mes viene “bajando” y empieza a “reencauzarse”, si bien en el acumulado anual “sigue siendo alta”.

Mieres señaló que la inflación en enero-abril cercana a 5% muestra que “la lógica de que se iba a disparar de manera total” quedó atrás. La semana próxima comenzarán las negociaciones salariales de los grupos del sector público, en una ronda convocada para adelantar correctivos. El Poder Ejecutivo pidió a los empresarios privados que discutan anticipar ajustes.

La cuestión de la carestía está ocupando parte de la agenda política. Esta semana el Senado aprobó con votos de todos los partidos una minuta, promovida inicialmente por el cabildante Guido Manini Ríos, pidiendo al Poder Ejecutivo que exonere por seis meses de IVA a 19 productos de la canasta familiar (harina, azúcar, fideos, arroz, aceite, sal, polenta, pulpa de tomate, lentejas, porotos, leche en polvo, huevos, cocoa, café, avena, carnes vacunas y pan), entre otras medidas.

Por su lado, insistiendo con planteos formulados en el acto el domingo 1º por el Día de los Trabajadores, una delegación sindical se reunió con Luis Lacalle Pou en la Torre Ejecutiva. Le entregó al presidente una carta con un conjunto de planteos, como aumentar el beneficio de las asignaciones familiares y la Tarjeta Uruguay Social; subir el salario mínimo nacional (SMN); y acelerar el proceso de recuperación salarial en el sector público. También reclamó descartar la propuesta de reforma de seguridad social elaborada por una comisión de expertos.

Fuentes sindicales dijeron a Búsqueda que Lacalle Pou mostró cierta apertura a volver a analizar un posible aumento del SMN, situado hoy en $ 19.364. En cuanto a la proyectada reforma de la seguridad social, comunicó que se reuniría con referentes del gobierno para definir los pasos a seguir, agregaron.

La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, dijo en rueda de prensa que, con el propósito de “mantener el poder adquisitivo de los uruguayos” como “foco”, el gobierno ya dio algunas “respuestas concretas”, como la rebaja de IVA a ciertos productos y las gestiones para adelantar aumentos de ingresos.

Explanada del BPS. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Reforma

Además de la resistencia sindical y de la oposición frenteamplista, algunos legisladores del oficialismo también dudan si asumir el costo político de una reforma jubilatoria si la vota solo el oficialismo.

En ese marco, Lacalle Pou convocó para el próximo jueves 12 a todos los legisladores de la coalición multicolor a un encuentro en la residencia de Suárez y Reyes para tratar el tema, informó El Observador el martes 3.

También citó a los líderes de los partidos del oficialismo. Mieres dijo a Búsqueda que el presidente de la comisión de expertos, Rodolfo Saldain, hará una “síntesis” del escenario y contestará preguntas de los parlamentarios.

Portada
2022-05-05T00:30:00