Reclamos desde dentro y fuera del oficialismo adelantan debate por la Rendición de Cuentas

4 minutos Comentar

El Poder Ejecutivo empezó a preparar el proyecto de Rendición de Cuentas en un contexto de repunte económico pero también de presiones inflacionarias, lo que se transformó en una fuente de reclamos de parte de algunos sectores del propio oficialismo, del Frente Amplio y del PIT-CNT.

En el Ministerio de Economía junto con la Oficina de Planeamiento ya trabajan en esta iniciativa desde hace algunas semanas. Esta Rendición de Cuentas, que deberá entrar al Parlamento antes de julio para su consideración, será la primera ley presupuestal sin el condicionamiento y la prioridad que supuso la crisis por el Covid-19 al inicio del período de gobierno.

La actividad económica está repuntando y de la mano de eso viene mejorando la caja del Estado. En marzo, la recaudación fue 4,4% mayor a la de un año atrás, descontando el efecto de la inflación de precios, y en el primer trimestre el aumento fue de 10,2%, informó el miércoles 27 la Dirección General Impositiva.

Eso, sumado a una paulatina reducción del gasto asociado al problema del Covid, da marco a una Rendición de Cuentas con mayores holguras fiscales, si bien el mensaje al inicio de la ronda de contactos con autoridades de las distintas áreas de la administración central será de reafirmación del propósito de mantener restringido el gasto, según consultas efectuadas por Búsqueda. Ese énfasis en el cuidado fiscal fue remarcado por la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, en los contactos que mantuvo con analistas de calificadoras de riesgo y otras instituciones en el ámbito de la asamblea semestral del Fondo Monetario Internacional.

La agencia Standard & Poor’s (S&P) estima que el desequilibrio anual en las finanzas del gobierno bajará de 4,4% del Producto Bruto Interno (PBI o PIB) en 2021 a 2,8% al cierre de este año. “Hacia adelante, proyectamos que el déficit se mantenga estable dado que, si bien esperamos control en el gasto, es probable que haya presiones, especialmente en (el rubro de) personal por la recuperación del salario real a la que se ha comprometido el gobierno. Esto estaría contrarrestado por nuestra expectativa de crecimiento económico, que contribuirá a la recaudación”, dijo a Búsqueda la analista principal para el país de esa calificadora, Constanza Pérez Aquino. S&P ratificó el jueves 21 la calificación de la deuda uruguaya y su perspectiva.

Fernando Pereira entrega carta con medidas del Frente Amplio en Torre Ejecutiva. Foto: Mauricio Zina / adhocFOTOS

Presiones. Con su presidente, Fernando Pereira, asumiendo un rol protagónico, el Frente Amplio propuso el lunes 25 varias medidas dirigidas a “mitigar la crisis económica y social”, que van desde exonerar por seis meses de IVA a 19 artículos de la canasta básica hasta subir el salario mínimo y dar de “inmediato” aumentos a los funcionarios públicos y a los pasivos.

“Ahora la Rendición de Cuentas es una oportunidad” para incluir propuestas como las hechas por el Frente Amplio o por sectores del oficialismo, como Cabildo Abierto, y así dejar en claro cuáles son “reales” y “cuáles para la tribuna”, desafió Pereira el martes 26 entrevistado en la emisora M24. “Ojalá que la población entienda que la discusión de la Rendición de Cuentas no es un mero trámite” y que su contenido afecta la calidad de vida de la población, añadió. “Hoy la gente está pasando mal y reclama soluciones”, insistió.

Mientras que el presidente Luis Lacalle Pou pidió conocer el costo de esas medidas planteadas y dirigentes cabildantes las criticaron por “demagógicas”, desde Ciudadanos, el diputado colorado Felipe Schipani implícitamente las respaldó al afirmar en la diaria que son las mismas propuestas por su sector 20 días atrás.

Portada
2022-04-28T01:32:00