• Cotizaciones
    miércoles 17 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Un buen lavado de manos

    Hace tanto tiempo que la ministra María Julia Muñoz está en el poder que ya no recuerdo cuándo la escuché ante las cámaras aconsejando a la población “un buen lavado de manos”, con respecto a una epidemia. Sin duda, Tabaré Vázquez, como médico, tiene presente que este es un antídoto fabuloso como prevención de distintos males.

    Hace unos días, tuvo un encuentro con uruguayos en el interior. A veces estos eventos mediáticos se hacen en carpas, pero en esta ocasión se hizo en una escuela. Y el presidente tenía muy cerca a unos manifestantes rabiosos.

    Esta gente “de cierta edad”, protestando bajo la lluvia, es un caso de injusticia flagrante: son los llamados “cincuentones”, aquellos que, en 1996, tenían menos de 40 años y fueron integrados forzosamente en el régimen mixto AFAP-BPS sin posibilidad de decir “yo no”.

    En 1996, un uruguayo de menos de 40 años podía llevar alegremente o tristemente trabajando 22 años. ¡Cuánto tiempo! ¡Y cuántos aportes entregados al BPS...!

    Hoy, si esa gente se debe jubilar, solo contará para realizar el cálculo de su jubilación con los aportes realizados a partir de 1996. Lo anterior se lo tragó… ¿quién? ¿El Uruguay? ¿La propia patria ha cometido tal latrocinio? No puede ser, me digo.

    Tabaré tiene una teoría. Él no estaba a favor de la incorporación de las AFAP al sistema, muchos no lo estábamos. Pero el Parlamento con una mayoría del Partido Colorado y el Partido Nacional lo votó. (Mientras tanto, el Frente Amplio crecía a pasos agigantados, y todos sabíamos que tarde o temprano iba a llegar al poder).

    Hubo una elección, en 1999, que sin embargo, balotaje mediante, no le permitió llegar a gobernar todavía… Ganó Batlle, pese a que el Uruguay estaba prácticamente dividido en dos. Hoy, escuchando hablar a Tabaré acerca de las AFAP, da la impresión de que considerara esa elección de 1999 una suerte de plebiscito donde la ciudadanía aplaudió las AFAP. Un referéndum con un resultado inamovible.

    Cuando Tabaré da a entender que los uruguayos laudaron el tema de las AFAP en la reñida elección de 1999, olvida que en la democracia es muy beneficiosa la rotación en el poder… para enmendar errores que hayan podido legislar gobiernos caducos.

    En 2005, con un apoyo popular formidable, el equipo de gobierno de Tabaré Vázquez hubiese podido revisar las consecuencias nefastas que tenía para cierta franja etaria el sistema obligatorio mixto de toda esta gente, a quien sus ahorros al BPS anteriores al 96 se los había llevado el viento.

    Pero no lo hizo.

    Los ahora cincuentones entonces no decían nada. Es hoy, cuando muchos de ellos se deben jubilar obligatoriamente por tope de edad, por haber perdido trabajos, o por estar ya muy cansados de décadas laboriosas, que se encuentran con que lo que aportaron “no cuenta”, como contesta el humilde funcionario que frente a la computadora les dice la verdad.

    Y se topan con un presidente que se hace un buen lavado de manos.

    Después de todo, es un septuagenario. El tema no le concierne.

    Información Nacional
    2016-09-08T00:00:00