Colección crucero 2025 de Dior: bordados, encaje y celebridades en Edimburgo

Así como el año pasado México fue el lugar elegido por Dior para presentar la colección crucero por tener como leitmotiv la figura de Frida Kahlo, este año el escenario se montó en un clásico castillo de Edimburgo. La elección de la directora creativa de Dior Women, María Grazia Chiuri, tuvo que ver con los inicios de la firma, cuando Christian Dior eligió la ciudad de Perthshire, Escocia, para presentar su colección primavera-verano 1955. Más precisamente, el salón de baile del hotel Gleneagles.

Los bordados, el encaje, el terciopelo y el tartán —intrínsecamente ligado a Escocia— son protagonistas evidentes de esta colección. “Es probablemente el único tejido elegante que resiste a las modas”, escribió Christian Dior en El pequeño diccionario de la moda, según apuntan en el sitio web de la firma. “Este tejido histórico combina varios colores y el corte del kilt, y continúa integrándose en modas pasadas y presentes, desde el romanticismo hasta el punk”.

En la pasarela a cielo abierto se vieron pasar camisas blancas con mangas extra anchas, complementadas con vestidos cortos de faldas fruncidas; vestidos con diferentes largos, y abrigos y capas con grandes capuchas. Corsés con bordados y cuellos de encaje enriquecieron algunas prendas y dieron testimonio de una colección ideada y confeccionada para rememorar los años fundacionales de Dior.