Con el gasto extra casi definido, el oficialismo busca limar asperezas de cara a la Rendición de Cuentas

4 minutos Comentar

Nº 2179 - 23 al 29 de Junio de 2022

Para encarar la última fase de preparación de la próxima ley de Rendición de Cuentas, previo a su envío antes de fin de mes, desde la Torre Ejecutiva se procuró limar asperezas entre los socios del gobierno, pensando también en la etapa de negociación en el Parlamento. Pero más allá de esos gestos, el tono de la discusión de los próximos días estará condicionado en gran medida por las cifras de aumento de gasto que pondrá sobre la mesa el Poder Ejecutivo.

Los montos de incremento presupuestal todavía están siendo afinados por el Ministerio de Economía. Algunas cifras preliminares que circularon en estos días entre miembros del oficialismo ubican en unos US$ 100 millones el gasto adicional que preverá la Rendición de Cuentas, dijo a Búsqueda una fuente del gobierno. Otro dirigente indicó que el monto podría ser mayor, cercano a los US$ 150 millones, pero en ningún caso superior a US$ 200 millones. Se espera que la titular de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, informe los números definitivos en el Consejo de Ministros convocado para el próximo lunes 27.

El presupuesto global ejecutado por la administración central rondó el equivalente a US$ 15.000 millones en 2020, un año en el que se aplicaron medidas de contención —más allá del gasto extra para atender la situación de pandemia— que, junto con el rebote económico, permitieron abatir el déficit fiscal.

El destino del gasto adicional para 2023 —y en algunos casos, eventualmente también para 2024— a incluir en la próxima Rendición de Cuentas ya fue adelantado por el presidente Luis Lacalle Pou: las prioridades son darle recursos a la educación para que ponga a andar su reforma; apoyar la seguridad pública y la ciencia; y empezar a cumplir con la recuperación salarial de los funcionarios públicos en general y mejorar la situación de algunos sectores específicos, como policías y militares. Pero varios ministros y organismos de otras áreas del Estado ligadas al presupuesto nacional tienen sus propias aspiraciones.

En la Torre Ejecutiva se decidió dar algunos pasos para mejorar los canales de diálogo entre los legisladores y el Poder Ejecutivo, un reclamo que se hizo más audible ante la cercanía de la discusión de la ley presupuestal. El jueves 16 hubo una reunión liderada por el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, con representantes de todos los partidos del oficialismo. Allí, más allá de habilitar ese espacio para la “catarsis” política y escuchar reclamos de los socios, se acordó que se establecerán reuniones periódicas, en principio quincenales, para aceitar la comunicación y generar una “nueva sinergia” en la coalición multicolor. En ese encuentro hubo quejas de Cabildo Abierto sobre el difícil acceso que tienen sus dirigentes a algunos integrantes del gabinete, dijeron a Búsqueda fuentes políticas. Otro informante afirmó que esa es una inquietud también de otros partidos del oficialismo.

Sobre la próxima Rendición, desde el Ejecutivo se estableció que habrá una ronda de charlas informales entre los ministros y los legisladores. Está previsto que un primer borrador del proyecto sea entregado en el Consejo de Ministros del lunes 27.

“Todo el mundo tiene claro que la coalición vino para quedarse y que tenemos que mejorar su funcionamiento”, afirmó a Búsqueda una fuente de la Torre Ejecutiva. Ese análisis va más allá de la inminente discusión presupuestal: “Se vienen tiempos electorales, pero hay que dejar de lado los perfilismos y desde Presidencia se va a ayudar a que se anuncien y se concreten una serie de proyectos aunque el protagonista sea de un socio que no es el Partido Nacional”, agregó el informante, y aludió específicamente a Cabildo Abierto y al plan de asentamientos que se está llevando adelante desde el Ministerio de Vivienda.

Impuestos

En los últimos días, en encuentros con integrantes del gobierno, Lacalle Pou transmitió su intención de cumplir con el anuncio, hecho al iniciar su tercer año de mandato, de abatir la carga del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) y la incorporación de nuevas deducciones al Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) desde 2023. Pero no está claro si eso formará parte o no del proyecto de Rendición, dijo una fuente del oficialismo.

Los cabildantes también tienen ideas en materia tributaria para incluir en esa ley. “Prevemos ciertos cambios en la aplicación del IRAE (renta empresarial), que se haga en franjas. Cuando pasan de una franja a la otra, que se le descuente por la parte de la franja que pasa, digamos”, declaró el senador Raúl Lozano en la última edición de La Mañana.

Portada
2022-06-23T00:45:00