El PIT-CNT apunta a derogar 116 artículos de la LUC; cinco de  ellos fueron apoyados por el Frente Amplio en el Parlamento

6 minutos Comentar

Nº 2097 - 11 al 17 de Noviembre de 2020

Desde que el 6 de octubre el PIT-CNT decidió que iniciaría el camino del referéndum contra la Ley de Urgente Consideración (LUC), un equipo de dirigentes comenzó a trabajar en la selección de los artículos a derogar. Para ello se reunieron con decenas de organizaciones sociales y políticas. El resultado de ese trabajo se entregó el miércoles 11 a los integrantes del Secretariado Ejecutivo y ahora cada sindicato deberá analizarlo de cara a la Mesa Representativa del próximo viernes 20, en la que se concretará la votación definitiva.

El PIT-CNT, según el documento al que accedió Búsqueda, pretende derogar 116 artículos de la LUC, lo que representa un 25% del total de la ley.

En las discusiones previas entre los dirigentes sindicales uno de los puntos que generaba dudas era qué hacer con la sección dedicada a temas de seguridad. Si bien consideraban que contenía numerosos artículos “regresivos” y “punitivistas”, también ponían en la balanza que muchos de esos planteos cuentan con un respaldo popular importante.

Finalmente, el PIT-CNT decidió avanzar en la derogación de 22 artículos de esa sección de la ley: cinco refieren a normas penales, cuatro a modificaciones al Código del Proceso Penal, seis a legislación profesional policial y otras seis a normas sobre adolescentes privados de libertad.

De la sección de educación, el documento plantea derogar 34 de los 79 artículos totales. También son 34 los artículos seleccionados, para someter a consulta, de la sección referida a la emergencia en vivienda.

Los otros 26 artículos seleccionados se reparten en diversas áreas. Algunos de ellos refieren a temas sensibles para el movimiento sindical, como el artículo 392, que establece límites al derecho a huelga; el 468, que prohíbe los piquetes; o los tres que establecen modificaciones al mercado de combustibles (235, 236 y 237). La propuesta también incluye tres artículos referidos a la Secretaría de Inteligencia Estratégica del Estado y seis al capítulo dedicado a la portabilidad numérica.

Fuentes sindicales dijeron a Búsqueda que el listado de artículos es fruto de un delicado trabajo de equilibrios. “No solo era mirar los artículos que considerábamos más lesivos sino que había que medir si otras organizaciones lo llevaban”, explicó uno de los informantes. Partieron de un primer borrador del que fueron subiendo y sobre todo bajando artículos a partir del intercambio con las distintas organizaciones políticas y sociales.

Según dijeron, aunque falta la aprobación de la Mesa Representativa, el documento no va a admitir muchos cambios. Consideran que en el trabajo ya están contemplados los intereses de los principales socios en la campaña de recolección de firmas. Además, entienden que cualquier modificación puede afectar el trabajoso equilibrio que procuraron en más de 20 días de trabajo.

Entre los 116 artículos seleccionados hay cinco que fueron votados por el Frente Amplio en el Parlamento. Tres de ellos forman parte de la sección Educación y son los que disponen la creación, la integración y los cometidos de la Comisión Coordinadora de la Educación Pública (187, 188 y 189).

Los otros dos corresponden a las modificaciones en el mercado de petróleo. El 235 es el que establece el mecanismo para la aprobación de los precios del combustible: le da esa potestad al Poder Ejecutivo pero con informes preceptivos de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) y de Ancap. El 236 es el que le encomienda a Ursea la realización de una revisión de la metodología de cálculo de los Precios de Paridad de Importación de combustibles.

La bancada de senadores del Frente Amplio valoró la aprobación de esos cinco artículos como logros en el marco de una estrategia de “reducción de daños”, según recogió una nota de La República del 30 de mayo, con declaraciones de Charles Carrera, Mario Bergara y Daniel Olesker.

Charles Carrera y Mario Bergara durante el tratamieto de la LUC en la sesión del Senado en el Palacio Legislativo. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

La parte y el todo

Cuando decidió avanzar en el referéndum contra la LUC, el PIT-CNT se propuso recorrer un camino de intercambio en la búsqueda de alianzas. En ese panorama identificó dos aliados fundamentales, el Frente Amplio y la Intersocial.

A mediados de octubre el Plenario del Frente Amplio definió que apoyaría la campaña. El apoyo, en su caso, está condicionado a que la consulta sea contraparte del articulado porque sus legisladores acompañaron en el Parlamento cerca de la mitad de la ley.

La Intersocial, por su parte, realizó un plenario el pasado sábado 7. En esa instancia se reavivó el debate sobre si ir contra parte de la ley o contra la totalidad. Según dijo a Subrayado Gustavo González, secretario general de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Ayuda Mutua (Fucvam), la mayor parte de las organizaciones con posición tomada se inclinaban por la derogación de toda la LUC. Ese mismo día Fucvam emitió un comunicado con su posición en el debate y con elementos críticos a la actuación del Frente Amplio en el trámite parlamentario.

“La Intersocial se encuentra hoy en un cruce de caminos de difícil dilucidación (...). No cabe duda de que el tema de ir contra algunos artículos es debido a que el Frente Amplio decidió discutir la ley y además votar más de 200 artículos. Si esto no hubiera sucedido, seguramente hoy todas y todos estaríamos discutiendo ir contra toda la LUC. (...) Trasladar los problemas de la interna del Frente Amplio a la Intersocial no conduce más que a dividir el frente social”, escribieron.

Fuentes sindicales dijeron a Búsqueda que la demora del PIT-CNT en la definición del articulado a someter a consulta “abrió la cancha” a que en la interna de la Intersocial surgieran algunos perfilismos. Con la propuesta clara, aseguraron que en el plenario marcado para el domingo 29 no habrá mayores dificultades para llegar a un acuerdo para ir contra parte de la ley.

Señalaron que entre la variedad de organizaciones que integran la Intersocial hay asimetrías importantes, y que el movimiento sindical tiene una diferencia de peso a favor aun entre las más representativas. Además, apuntaron que la campaña tendrá sus costos y sería difícil de financiar sin la participación de organizaciones como el PIT-CNT y el Frente Amplio.

Finalmente, indicaron que en el comunicado de Fucvam queda clara su apertura a ceder. “La definición final a la que lleguemos, sea la que defendemos u otra, Fucvam la acompañará sin ningún tipo de vacilación. Porque para nosotros la unidad se gesta aún con matices”, dice el último párrafo del texto.

Información Nacional
2020-11-12T00:39:00