• Cotizaciones
    viernes 19 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    El cambio climático exige la transformación del agro, dentro del rediseño de la economía y la sociedad

    El consultor Eduardo Blasina analizó aspectos del cambio climático y planteó el camino que debe seguir Uruguay

    El mundo se comprometió a ser carbono neutral en 2050, con excepción de China –que hoy es el país que más emite en el mundo, porque si no usa carbón no tiene energía eléctrica y por eso pidió plazo hasta 2060–. Y la ganadería uruguaya “debería decir que en 2050 también quiere ser neutral, así como el transporte y la construcción”, dijo el consultor Eduardo Blasina a Agro de Búsqueda.

    El director de Blasina y Asociados señaló que “vamos a ver construcción en madera, como nunca vimos, porque la madera es carbono capturado y el hormigón y el acero calientan mucho en su elaboración. Todo va a evolucionar, nos vamos a mover en autos eléctricos. El agro también se va a transformar, porque es un rediseño de toda la economía y de toda la sociedad”.

    El analista opinó que este tema “está entrando muy rápidamente en la agenda productiva de la ganadería, pero todavía hay gente que dice que esto es una conspiración, promovida por Bill Gattes. Pero en realidad esto es química, física, biología, no hay que politizarlo. Es un problema que la humanidad tiene que resolverlo lo antes posible, por el bien de nuestros hijos. Y el agro tiene que ser parte, porque el mercado te va a exigir la medición de la huella de carbono”.

    Planteó que “hay que empezar a medir capturas. Tenemos que empezar a pensar entre todos cómo un productor puede decir que este año capturó 200 kilos de carbono por hectárea, porque sembró maíz, después una vicia y un puente verde, por ejemplo. Eso habrá que mostrarlo para vender y que alguien lo pague, porque eso vale muchísimo”.

    De todos modos, admitió que a Uruguay “le falta un poquito de coordinación de distintas estratégias, porque además tenemos compromisos firmados. Al 2030 tenemos que bajar las emisiones de metano al 30% y las emisiones por cada punto de producto bruto interno que crecemos”.

    Blasina planteó que Uruguay estuvo “muy bien” al emitir deuda asociada a indicadores ambientales, que permiten pagar menores tasas de interés si cumple con un desarrollo económico bajando las emisiones de carbono. “ Es una de las tantas innovaciones maravillosas de Uruguay”, destacó.

    El ingeniero agrónomo, que además es el presidente de la Mesa Honoraria de Agroecología, sostuvo que “Uruguay puede decir tranquilamente que es la mejor ganadería del mundo desde el punto de vista ambiental, pero nos van a pedir los números, porque no basta con decirlo”.

    Opinó que el mejor sistema ganadero es: cría a campo natural, recría en pasturas mejoradas y los últimos kilos, que son los más difíciles de generar, se pueden lograr más rápido en un corral. “Porque sino tenés un animal enorme emitiendo todos los días”, señaló.

    Blasina puntualizó que “no hay que decirle al productor que es ecologista porque larga los animales al campo y que se arreglen como puedan. Sino que tiene que ser lo más profesional posible y enganchar la lógica de cada eslabón, con una visión totalmente empresarial. Sueño con ver el día que el productor que captura carbono cobre por ello. Que cosechó carbono y cobró por esa tonelada, que sea bien paga”.

    Consideró que la dimensión ambiental que ha tomado la ganadería es algo que “venía venir desde hace tiempo”. Agregó que tal vez este año, por la magnitud de la sequía y porque la gente de Montevideo tuvo problemas con el agua potable, el tema se instaló mucho más fuerte en la sociedad. Pero recordó que en otras sociedades el tema ya está muy instalado, sobre todo en Europa.

    Reconoció que “esto era algo que iba a suceder, porque la temperatura del planeta sube muy rápido, y va a seguir subiendo por el resto de nuestras vidas. No tengo dudas de que este tema, que ya es muy importante, seguirá creciendo en Uruguay”.

    De todos modos, consideró que al país “le pone un desafío y una oportunidad muy grande, porque Uruguay tiene ventajas que muy pocos países tienen, al no quemar bosques, no talar, tener una base de campo natural muy fuerte, tener una matriz energética muy limpia, trazabilidad, una ley de monte natural, una ley de uso y manejo de suelos; Uruguay tiene muchísimo para mostrar en esto”.

    Responsabilidades

    Para Blasina la sequía tiene que ver con tres años seguidos de Niña y no con otros motivos. “Con la temperatura más alta, si tenemos una semana sin llover se evapora mucho más que antes, entonces el factor calentamiento incide”, dijo.

    Afirmó que “quienes culpan al sistema productivo uruguayo están siendo un poco absurdos. Esto no tiene que ver con la forestación, ni con el hidrógeno verde, ni con el arroz. Hay sectores que están siempre agazapados para ver cuándo le pueden pegar al agro, si llueve mucho o si llueve poco le van a adjudicar la responsabilidad al agro”.

    Pero también reconoció que “el agro tampoco puede decir que este tema no le interesa, tiene que hacer lo que esté a su alcance para contribuir a que esto se vuelva a normalizar, porque estamos ante una emergencia climática”.

    Sostuvo que “así como hay gente que busca pegarle al agro siempre, también hay gente en el agro que dice que la ganadería no tiene nada que ver con esto. No se puede decir eso porque la vaca emite metano, desde ese momento tenemos que ocuparnos”.

    Enfatizó que la ganadería emite menos cuando produce más. “El kilo de carne de un novillo que va a faena con 500 kilos a los 2 años y medio emitió menos metano que el de uno que se faenó a los 4 años. Por otro lado, si la vaca no queda preñada y se queda en el campo durante un año está emitiendo metano sin producir”, explicó.

    “En el año 2100 esto va a ser más grave. Ojalá podamos empezar a ver una solución, pero por el resto de nuestras vidas este va a ser un tema completamente central”, concluyó.

    China

    Blasina consideró que en 5 o 10 años los consumidores chinos también exigirán alimentos ambientalmente amigables, como Europa. Comentó que “en China la carne es una moda que llegó para quedarse, pero para el gobierno chino el clima es una preocupación central”.

    Señaló que China es líder en paneles solares y en autos eléctricos. “La agricultura china depende del agua de los hielos y se está quedando sin hielo. Entonces, presuponer que a China esto no le va a importar es un riesgo enorme”, advirtió.

    El analista también dijo que el multimillonario Jack Ma (dueño de Alibaba), estuvo en Uruguay visitando un frigorífico y “es alguien sumamente preocupado por temas ambientales”.

    Agro
    2023-05-24T11:32:00