El gobierno flexibilizó el protocolo de salas de espectáculos

3 minutos Comentar

Publicado el 01.09.2020

Desde el martes 1° los intérpretes en espectáculos escénicos pueden acercarse a menos de dos metros y establecer contacto físico, quedan habilitadas las salas más pequeñas y es posible realizar más de una función por día en teatros, cines y salas musicales, debido a que el gobierno decidió flexibilizar el protocolo oficial de actividad en las salas de teatro y cine y pasar a la Fase 2 de su reapertura, iniciada a principios de agosto.

Según la resolución del Poder Ejecutivo avalada por el grupo científico asesor, a la que accedió Búsqueda, la distancia de dos metros en escena y la restricción a una función al día ya no son obligatorias, sino que ahora son oficialmente recomendaciones. “Se sugiere que, en la medida de lo posible, los artistas en escena guarden distanciamiento físico con sus colegas”, establece la modificación aprobada. También dispone como recomendación que solo se realice una única función por día: “En aquellos casos en los que se realice más de una función, se ventilarán y desinfectarán las salas, camarines y zonas comunes, incluyendo las butacas entre cada función”.

Además, las salas más pequeñas, que hasta ahora seguían clausuradas, podrán abrir sus puertas pues se redujo de cinco a dos metros la distancia mínima entre el escenario y la primera fila ocupada (para obras de teatro o danza) y a tres para espectáculos que incluyen el canto. Se mantiene en cinco metros para funciones con instrumentos de viento.

Si bien el aforo permitido en las salas de cine y teatro continúa siendo del 30%, ahora se podrá alcanzar efectivamente esa proporción de butacas ocupadas, pues la Fase 1 del protocolo impedía el uso de las filas pares y dejaba dos butacas libres cada dos ocupadas en las filas habilitadas, lo que por la disposición espacial de las plateas hacía imposible alcanzar ese 30%. Ahora, mediante un cambio en la redacción de la norma, estarán todas las filas habilitadas (salvo la primera), con “las butacas separadas entre sí por dos localidades vacías de ambos costados y en zigzag con la fila de adelante”. También se permite que los grupos numerosos puedan sentarse de dos en dos, dejando una butaca libre.

Con estos cambios, el Auditorio del Sodre podrá alcanzar efectivamente el 30%, lo que aumentará su capacidad de unas 450 butacas a unas 650. Del mismo modo, la capacidad de la sala Balzo crecerá una decena de localidades, por lo que se podrá poner a la venta aproximadamente un centenar de entradas más para las diez funciones aún pendientes de la obra “Ana contra la muerte”, que había agotado todas las entradas disponibles para esta temporada.

Se mantienen las medidas de higiene y toma de temperatura, la entrada y salida de espectadores en forma gradual y se permite el acercamiento físico también en los ensayos, así como su ampliación horaria. “Los ensayos son autorizados manteniendo la distancia sugerida siempre que sea posible, según los requerimientos artísticos de la obra en ensayo. La jornada laboral podrá ser completa siempre que puedan hacerse pausas para ventilación y desinfección de las salas de ensayos”.

Finalmente, el gobierno subraya que “el objetivo de este protocolo es disfrutar de la cultura y, al mismo tiempo, cuidar a los trabajadores y espectadores” y advierte: “La continuidad o interrupción de los servicios quedará sujeta a la evaluación que realicen las autoridades de la evolución de la curva de contagio de la pandemia”.

Aquí, la resolución completa: https://www.gub.uy/ministerio-educacion-cultura/comunicacion/noticias/modificaciones-protocolo-sanitario-para-salas-espectaculos

Repercusiones
2020-09-01T20:33:00