• Cotizaciones
    viernes 12 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    La junta de Inase, por mayoría, flexibiliza el estándar para la venta de semillas de soja en la próxima zafra

    Por la mala producción y con el fin de asegurar la oferta, Inase decidió ajustar el poder germinativo de 80% a 70%

    La decisión del Instituto Nacional de Semillas (Inase) de “flexibilizar” el estándar del poder de germinación de lassemillas de soja para la próxima zafra, pasando de 80% a 70%, generó grandes controversias. El presidente del Instituto Nacional de Semillas (Inase) Álvaro Núñez, dijo a Agro de Búsqueda que la situación actual justifica este cambio para poder abastecer la demanda, y enfatizó que “sería una catástrofe que la zafra del año que viene no se pudiera completar por falta de semillas”.

    El jerarca explicó que “no hubo un cambio de estándar”, sino una “tolerancia para este año y con determinadas condiciones”. El estándar marca 80% de germinación y “hoy vamos a tener tolerancia hasta 70% y que en la etiqueta diga la germinación que tiene el lote”, señaló.

    Comentó que se llegó a esta decisión porque las empresas, cuando empezaron a analizar los lotes que tenían para semilla, se dieron cuenta de que habían muchos problemas de calidad, desuniformidad en la madurez y en algunos casos deterioro por brotes de calor. Por esta razón hubo empresas semilleristas que pidieron la consideración de esta situación y se tomó la resolución “con tiempo”.

    “Cuando las empresas suelen tener un lote que no les sirve lo descartan, pero tienen otros para rescatar. Pero hoy la situación es tan complicada por rendimiento y calidad, que tienen que tratar de salvar todo lo que puedan. Era una medida que había que tomar para poder rescatar todo lo que pueda para semilla, porque será un año complicado para abastecer toda la demanda”, acotó.

    Sobre el impacto que tiene esa medida en la calidad de la semilla, el presidente del Inase consideró que “este año vamos a tener que usar las semillas que tenemos. Podemos importar semillas, no de Argentina porque está muy condicionada, pero sí de Paraguay y Brasil, aunque no todos los materiales que hay en Uruguay están en esos países”. Y agregó que “el productor debe saber que en la próxima zafra tendrá que ajustar la densidad de siembra”.

    También recordó que las decisiones en Inase las toman los semilleristas y productores. “Esto salió con el apoyo de los productores y de las empresas. En el fondo creo que están todos los actores involucrados para tomar la decisión. El objetivo del Inase es tener semilla de calidad, pero por sobre todo tener semilla”, sostuvo.

    Advirtió que “sería una catástrofe si el año que viene la zafra de soja no se pudiera completar por falta de semillas. Después de un año malo, no poder sembrar para recuperarte sería una catástrofe. No vamos a pasar por encima de las normas, pero tenemos que asegurar que la zafra tenga semillas”.

    Nuñez subrayó que esta medida es excepcional, solo para esta zafra. Detalló que de los cinco votos de la junta directiva cuatro votaron a favor y uno solicitó más tiempo para evaluar si la medida era adecuada o no. “El tema es que si seguíamos esperando había lotes que se iban a tirar. Tratamos de que aquellos que quisieran guardar los guarden y después se verá. Hay que tener cintura en estos momentos y ajustarse a las condiciones”, comentó.

    Según pudo saber Agro de Búsqueda la resolución aprobada por la junta de Inase contó con los votos afirmativos del Poder Ejecutivo, los productores de semillas, representados por la Asociación Nacional de Productores de Semillas (Anaprose), los usuarios cuyos titulares responden a la Asociación Rural del Uruguay (ARU) y Federación Rural, y no estuvieron a favor los comerciantes de semillas, que están representados por la Cámara Uruguaya de Semillas (CUS).

    Finalmente Núñez dijo que “hay muchos materiales que solo se producen en Uruguay”, y “esas empresas que hoy tienen materiales que no se multiplican en la región, de genética nacional, que si no rescatan lo que tienen el año que viene no contarán con semilla”.

    Por otro lado, señaló que “hay empresas que tienen nuevos eventos, que se aprobaron el año pasado”, que solo están en Uruguay “entonces también están con ese mismo problema”.

    Condenar a la agricultura

    El director de la consultora Agrofocus, Gonzalo Ducos, consideró que esta decisión es “preocupante” y cuestionó duramente la medida de Inase. Afirmó que “entregar semillas de mala calidad condenará a la agricultura”. “Se está habilitando a guardar semilla de inferior calidad, desde el minuto uno se está condicionando el resultado del cultivo”, advirtió.

    Se viene de un año “catastrófico para la agricultura nacional” y para volver a sembrar soja “necesitamos semillas”, dijo, y admitió que lo que se está cosechando en Uruguay “está con muchos problemas de humedad, porque las condiciones climáticas no han dado para tener cosecha en seco, sumado a plantas y chauchas verdes y plantas desbalanceadas”.

    “Y después sale esto”, lamentó, al referirse a la autorización a vender semillas de menor poder germinativo, bajando de 80% a 70%. El primer problema es que se está habilitando a guardar semilla de inferior calidad. No somos capaces de obtener una semilla mejor de la que guardamos. Y si se permite guardar cosas por debajo del estándar normal, que ya es un estándar laxo a mi manera de ver, le estás dando una desventaja al sector”, consideró.

    Ducos fue enfático al sostener que el problema “no se corrige sembrando 15% más densidad para tener un cultivo bien implantado y uniforme, porque de cada 100 semillas habrá 28, 30 o 35 que tienen menor calidad germinativa, entonces la distribución e implantación del cultivo será muy mala”.

    Además consideró que “la semilla será más cara” y eso “fue lo que pasó después de la sequía de 2018”, sin embargo “hubo semillas” y “no se modificó el estándar”. Aunque reconoció que “este escenario es peor desde el punto de vista de la calidad de semilla que se está obteniendo”.

    También puntualizó que “nadie está hablando del vigor de la semilla, que es la otra condición fundamental que en la norma no se considera y ahí el lnase está omiso”. Entonces, “en un año Niño: vamos a sembrar semillas de menor calidad, en suelos más fríos, donde los hongos se van a desarrollar más rápido, donde las condiciones para que esa semilla prospere y se implante correctamente van a ser muy difíciles”, afirmó.

    El ingeniero agrónomo aseveró que “si le entregás al productor semillas de mala calidad, condenas a la agricultura para adelante; no lo puedo aceptar”.

    Y consideró que una alternativa es “traer semillas del exterior”. Agregó que si bien puede ocurrir que no estén evaluadas, hay que considerar que “es un caso extremo”. Recordó que esto ya se hizo en otro momento con semillas forrajeras, en las salidas de las sequías de los años 2001/02 y 2008/09.

    Agregó que “estamos en mayo y precisamos las semillas para setiembre, para que Inase las pueda verificar, analizar, certificar la calidad y no tener problemas con los eventos que no están autorizados en el país”.

    Consultado sobre si esta situación es peor que enfrentar una zafra con semillas más caras, Ducos respondió que “cada quien atiende su negocio. La semilla va a costar más, pero que al menos sea buena. Inase ha hecho cosas que a veces uno no está de acuerdo en pos de la calidad de semillas y esto es una marcha atrás, para mí pocas veces vista, no la entiendo”.

    La oferta

    Barraca Erro, empresa que trabaja con la marca Don Mario, “tuvo que apelar a todas las áreas de respaldo para compensar los impactos de la sequía”, dijo el gerente comercial de la empresa, Germán Bremerman. Agregó que la calidad “es normal, por encima de los estándares habituales, lo que brinda tranquilidad, porque se podrá cumplir con el objetivo de disponibilidad”. “Si llegamos a tener una demanda extra, en nuestro caso hay un volumen importante de semillas negociado en Argentina y también está la posibilidad de importar de Paraguay o de Brasil”, confirmó.

    Greising y Elizarzú –empresa que opera con la marca Sojas Cardinal– no cuenta con la posibilidad de importar, porque trabaja con materiales licenciados. Su gerente, Carlos Dalmás, dijo que se “trabajó muchísimo para rescatar semillas y se pudo conseguir un volumen que está acorde a lo planificado”. A la vez, destacó que la calidad está en los “parámetros habituales” y “no será necesario” utilizar la flexibilización de Inase.

    Agro
    2023-05-24T11:32:00