• Cotizaciones
    viernes 12 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    La posesión de ciertos artículos y servicios refleja una amplia brecha de confort entre las familias más “pobres” y las “ricas”

    Tienen aire acondicionado el 8% de los hogares del decil de menor ingreso y 70% en el otro extremo

    Una vez al año, el Instituto Nacional de Estadística (INE) divulga un comunicado con datos descriptivos de los hogares uruguayos así como de las condiciones de vida, surgidos de encuestas que realiza. Para 2017, uno de los cuadros mostró un aumento de la posesión de bienes y servicios —electrodomésticos, vehículos, computadora, TV cable, etc.— que hacen al confort, pero eso alude a una realidad promedio.

    El procesamiento por parte de Búsqueda de los microdatos que originan dicho cuadro permite analizar la situación para los distintos segmentos socioeconómicos de los hogares, luego de subdividirlos —en 10 partes o deciles— según su nivel de ingresos.

    Nueve de cada 10 hogares del primer decil (los que viven con menos dinero y pueden asimilarse, sin rigurosidad estadística, a la idea de los más “pobres”) tienen refrigerador, una proporción no muy distinta a la del otro extremo de la distribución (los más “ricos”). La brecha también es relativamente corta en cuanto a la tenencia de una computadora (72,5% y 76,6%, respectivamente), lo que puede estar explicado por los planes gubernamentales de entrega de laptops a alumnos de la educación pública y a adultos mayores de ingresos modestos.

    Respecto a los otros artefactos de confort relevados por el INE, el decil más “pobre” tiene menos acceso que el “rico”. Los casos extremos son los del teléfono fijo (que está presente en 19,4% de los hogares del primer decil y en casi 90% de los del décimo), el horno microondas (27,2% y 91,7%), televisión con pantalla plasma (32,7% y 92,7%) y equipo de aire acondicionado ( 7,7% y 70,3%). La brecha es también grande en cuanto a la posesión de secador de ropa, un aparato presente en solo 1,7% de los hogares más “pobres” y en la cuarta parte de aquellos considerados “ricos” (26,2%). Lo mismo sucede en la tenencia de automóvil o camioneta familiar: 14,8% frente a 78%.

    Donde el primer decil supera al décimo es en posesión de ciclomotor; la proporción es de uno de cada cuatro hogares frente a uno de cada 10. También los “pobres” tienen proporcionalmente más calentadores instantáneos de agua (18,8%) que los “ricos” (4,3%), pero es claro que se trata de un implemento de menos confort que el calefón o termofón (51,8% contra 96,2%, respectivamente).

    El crecimiento del uso de equipos de aire acondicionado fue de los más significativos en lo que va de la presente década.

    El videocasetero es un equipo casi inexistente entre los hogares del primer decil (0,5%), aunque también su posesión es relativamente baja en aquellos de más alto ingreso (7,3%). Se trata, en cualquier caso, de un aparato que va cayendo en desuso ante la aparición de otras formas de reproducción de películas.

    Puede resultar llamativo que la mitad de los hogares del primer decil de la distribución de ingresos declare contar con conexión a la televisión cable. Una hipótesis es que muchos accedan al servicio sin abonar por ello, tomando la señal ilegalmente de otros.

    El promedio

    Por un lado, en 2017 los ingresos de las familias uruguayas —en promedio— fueron ganando poder de compra. Por otro, algunos electrodomésticos y otros bienes que hacen a la calidad de vida de los hogares continuaron abaratándose en términos relativos. La combinación de ambos factores habilitó un incremento en la tenencia de artículos de confort respecto a años anteriores; es una tendencia que ya viene de antes.

    Estas estadísticas también sugieren cambios en las preferencias de consumo y en los hábitos de los uruguayos. Y hablan de rubros que van en expansión y otros que tienden a desaparecer: las familias ven menos películas en casetes o DVD y se movilizan más en vehículos propios. También utilizan menos aparatos de radio, posiblemente por sustitución mediante teléfonos celulares o escuchando las emisiones online.

    Las familias ven menos películas en casetes o DVD y se movilizan más en vehículos propios. También utilizan menos aparatos de radio

    Las cifras de 2017 fueron publicadas en abril por el INE con información referida al promedio de los hogares. Más del 90% poseía heladera y televisión color, a la vez que una proporción superior a 80% contaba con calefón, lavarropas y radio.

    En el caso del automóvil o camioneta propia, en 2017 se cortó la tendencia de aumento en su posesión. El 44,8% de los hogares tenían coche ese año, cuando el anterior eran 46%.

    La tenencia de ciclomotores también se redujo, a algo menos de un tercio de los hogares (31,6%).

    El crecimiento del uso de equipos de aire acondicionado fue de los más significativos en lo que va de la presente década. Pasó de estar en 14,3% de los hogares en 2010, a casi 40% en 2017, según el INE.

    Economía
    2018-05-03T00:00:00