• Cotizaciones
    jueves 18 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    La vacunación

    Sr. Director:

    Habiéndose reeditado el debate público sobre la vacunación masiva y la libertad de no vacunar, me parece relevante aportar las siguientes puntualizaciones:

    1) El pasado sábado 3 de junio se honró la memoria de las víctimas de accidentes por las vacunas en una iniciativa internacional a la que se unió Uruguay con un manifiesto en el sitio http://lightacandle.eu y que fue divulgado por varios medios locales.

    2) Desde 1961 existe en algunos países desarrollados un sistema de indemnización por efectos no esperados debido a las vacunas con el objetivo de resarcir a los afectados por los gastos incurridos en revertir el daño y recuperar la calidad de vida que gozaban antes de la vacunación. Establecido por ley, es financiado por el Estado y los fabricantes de las vacunas. El Estado se responsabiliza tanto por imponer las obligatorias como por recomendar las opcionales. El fabricante se responsabiliza por entregar un producto que no es 100% seguro. Entre el Estado, los fabricantes y la ciudadanía se acuerda la tabla de efectos adversos indemnizables, vacuna por vacuna. (http://www.elsevier.es/es-revista-medicina-clinica-2-articulo-razones-un-programa-compensacion-danos-S0025775313001280) Colombia es el primer país latinoamericano que está evaluando crear un fondo para indemnizar a las afectadas por los daños de la vacuna contra el VPH.

    3) En Uruguay, la farmacovigilancia de las vacunas puede ser ejercida por cualquier ciudadano mediante el formulario web que el MSP facilita en https://formularios.agesic.gub.uy/orbeon/fr/msp/formulario_de_notificacion_esavi/new para notificar los efectos no esperados de cualquier vacuna (obligatoria u opcional). Si bien el MSP los reconoce, registra y reporta anualmente en http://www.msp.gub.uy/publicaci%C3%B3n/vigilancia-de-esavi, no existe un sistema reparatorio, a pesar de que los mismos fabricantes distribuyen en nuestro país las mismas vacunas por las que pagan millonarias indemnizaciones en los países donde sí existe. Los afectados uruguayos por las vacunas deben encarar en completa soledad y desamparo todos los controles y tratamientos en detrimento de jornadas laborales, profesionales, lectivas, etc., así como asumir todos los gastos derivados de ese perjuicio.

    4) La ineficacia de las vacunas está documentada en las mismas fuentes especializadas en que está documentada su eficacia. Vale decir: entre los que saben, no se ponen de acuerdo. Los ciudadanos (meros expectadores de dicha controversia al más alto nivel) que ejerciendo su derecho a la libertad de no vacunarse adhieren a la corriente de opinión calificada que sostiene la ineficacia de las vacunas, no pueden ser etiquetados como antivacunas puesto que no son ellos quienes generan el conocimiento y la información ni son responsables de su divulgación. Antivacunas son los médicos y el personal de la salud que atienden las consecuencias de la gripe tanto para vacunados como no vacunados y optan por no vacunarse contra la gripe. Si ellos no se vacunan, ¿son antivacunas los demás por no vacunarse, en particular las embarazadas? Antivacunas son los ginecólogos y los pediatras que no recomiendan y hasta desaconsejan la vacuna contra el VPH. Si ellos no vacunan a sus hijas, ¿son antivacunas los demás por no hacerlo con las propias?

    En conclusión, la vacunación no es un dogma, de modo que los provacunas no deben erigirse en inquisidores, porque los antivacunas no son herejes. Los médicos disidentes del paradigma de la vacunación masiva y los afectados por sus efectos adversos tienen razones de peso para rechazar las vacunas. Las estadísticas no son sujeto de Derecho. Los ciudadanos somos titulares de derechos individuales.

    Ana Rosengurtt

    Cartas al director
    2017-06-15T00:00:00