• Cotizaciones
    miércoles 05 de junio de 2024

    Los datos de la pobreza

    Sr. Director:

    Semanas atrás se dieron a conocer los datos de pobreza monetaria al 2023. Gracias al gigantesco esfuerzo del gobierno (con la plata de todos, ni que hablar) logramos atajar la crisis de la pandemia, las consecuencias de la sequía y el impacto de la megadevaluación argentina, estabilizando la situación en el núcleo duro de pobreza en Uruguay, que se ubica en torno al 10%. El mínimo se registró en 2017, con el 7,9%; en 2018 y 2019 subió al 8,8%; en 2020 saltó a más del 11%; desde 2021 viene bajando, y en el segundo semestre de 2023 cerramos en el 9,8%. (Debe anotarse que las metodologías de medición de la pobreza monetaria —o por ingresos— resultan imperfectas e insuficientes para abarcar la realidad de las personas y los hogares; por eso el INE está liderando desde 2021 la construcción de un Índice de Pobreza Multidimensional, que presentará el año que viene). Además, como sabemos, la pobreza está mal distribuida: mientras 1 de cada 5 menores de 18 años es pobre, solo 1 de cada 50 mayores de 65 años lo es. A estos guarismos se suman otros factores, que aumentan la “sensación térmica” que a todos nos incomoda cuando pensamos en términos de convivencia ciudadana y de la calidad de país que queremos. En particular, golpean las personas en situación de calle, con las que nos encontramos al circular por Montevideo (donde se concentra casi el 90% de la gente en esta condición, según el último relevamiento nacional que hicimos desde el Mides en 2021). Si bien esta Administración amplió y diversificó, como nunca antes, las respuestas a esta problemática (a tal punto que la principal organización internacional en el tema —el Institute for Global Homelessness— destacó a Uruguay como “país de vanguardia”), la compleja realidad persiste. Esta penosa situación, a su vez, se vincula al uso problemático de alcohol u otras drogas (el 72% de los censados declara consumirlas a diario) y al egreso de las cárceles (algunas hiperpobladas) sin contención familiar: son liberadas 26 personas por día, muchas de las cuales lisa y llanamente no tienen donde ir. (La tasa de reincidencia, por su parte, alcanza el 70%, lo que significa que 70 de cada 100 liberados volverá a la cárcel en los siguientes tres años, la tristemente famosa “puerta giratoria”). ¿Las buenas noticias? Que, en términos comparativos de la región y el mundo, estamos en el tercio superior en todos los indicadores: sociales, económicos y políticos. Las malas son que eso no alcanza; no podemos permitirnos ser autocomplacientes. Y sí: para mejorar estas situaciones, se precisa plata. Y sí: aumentar las transferencias monetarias ayuda a mitigar la pobreza monetaria, pero no es suficiente. Entonces, además de plata, se precisan más políticas públicas integrales. En los últimos siete años, el gasto público social (GPS, recursos públicos destinados a salud, educación, seguridad y protección social, vivienda, cultura, entre otros) se ha situado en el entorno del 75% del gasto público total (GPT), equivalente a su vez al 33% del PIB. Del GPTS, el Mides ejecuta el 2,5%. Redondeando en dólares de 2022 (últimos datos comparables): PIB = 75.000 MM; GPT = 25.000 MM; GPS = 19.000 MM; Mides = 0,5 MM. En el próximo período de gobierno debemos darle continuidad y profundidad a los cambios que empezamos a implementar en el presente, para romper de una vez el núcleo duro de pobreza y exclusión. El Frente Amplio lo intentó durante 15 años, con todo el viento a favor, y fracasó. La Coalición Republicana mostró en este gobierno el coraje para cambiar y la capacidad de hacerlo. Ahora, desde los equipos que respaldan la candidatura de Robert Silva en el Partido Colorado, venimos adelantando propuestas muy concretas para darles un nuevo impulso a estos temas quemantes. No estamos condenados al 10% de pobreza, ni a 2.800 uruguayos viviendo en situación de calle ni a 15.000 presos. La construcción de una sociedad mejor no tiene fin, y la Coalición Republicana tiene mucho para dar en ese camino.

    Antonio Manzi

    Cartas al director
    2024-05-01T21:39:18